Online Marketing & Digital Marketing La Empresa Feliz

Cómo el employee advocacy puede promocionar tu marca

    Por David Tomas, publicado en 26 mayo 2017

    Paradójicamente, el activo más poderoso de todas las empresas es también el que se pasa por alto a veces. ¡Tengámoslo en cuenta siempre! Estoy hablando, por supuesto, de los integrantes del equipo.

    Las personas que trabajan en una empresa no solo se dedican a producir productos y servicios, sino que son el motor que mueve a toda la organización. Sin personas, una empresa no existiría... y gracias a ellos, puede llegar mucho más lejos con sus mensajes. ¿Cómo? Gracias al employee advocacy.

    Cómo el employee advocacy puede promocionar tu marca.png

     

    ¿Qué significa "employee advocacy"?

    Por "employee advocacy" nos referimos a la práctica de promocionar una empresa por medio de sus trabajadores. Estos empleados cuentan con una potente red de contactos formada por sus amigos, familiares y seguidores en las redes sociales. El employee advocacy hace uso de esta red para que los trabajadores envíen mensajes positivos a sus contactos, generando así un tono más cercano y personal.

    Esta práctica solo puede entenderse en un entorno de trabajo y una cultura horizontales, donde los mensajes no solo fluyen "de arriba a abajo" sino que todos pueden participar en la comunicación y poner su granito de arena. Por supuesto, las redes sociales ayudan a democratizar todo este proceso.

    Los empleados no son embajadores o influencers, ni deben comportarse como autómatas repitiendo el mismo mensaje una y otra vez: la naturalidad es esencial. Lo que sí pueden hacer es ayudar a dar a conocer la marca y potenciar los valores que esta quiere transmitir. Por eso, grandes marcas como Apple, Ikea o Google ya se han apuntado a esta tendencia.

    En cuanto a cada miembro del equipo en sí, estas son las claves de su comportamiento dentro de una estrategia de employee advocacy:

    • Su amor por la marca y la alineación con sus valores son genuinos, fruto de un proceso de selección y una motivación adecuados. Por eso, no le importa generar exposición positiva y crear conciencia para la marca a través de sus propias redes y contactos.
    • No duda en recomendar los productos y servicios de la empresa, porque los conoce mejor que nadie y sabe que son la solución ideal a determinadas necesidades.
    • Representa los intereses de la empresa, tanto interna como externamente.

     

    Por qué incorporar el employee advocacy a tu empresa

    • Porque multiplicarás tu alcance. Conseguir seguidores para los perfiles corporativos en redes sociales es muy importante, pero no debes olvidar que tus empleados también cuentan con sus propios seguidores... y lo más probable es que superen a la marca en número. De hecho, según datos de Cisco, la cifra de seguidores de los empleados de una empresa es hasta 10 veces mayor que la de seguidores de la compañía en sí.
    • Porque darás veracidad a los mensajes. Según un estudio de Edelman Trust, el 41% de las personas considera que los empleados de una empresa son la fuente de información más fiable sobre la misma. Como expertos en la marca y en sus productos, tienen mucho que ofrecer.
    • Porque ayudará a mejorar la relación entre empresa y empleados. Hacer partícipes a los integrantes del grupo de la comunicación de la empresa y mostrarles tu confianza les empodera y hace que se impliquen en mayor medida. La idea es funcionar como una unidad y no como una pirámide donde la dirección manda.
    • Porque crea una cultura de trabajo positiva. Si confías en tus profesionales para que trabajen en tu empresa, ¿por qué no darles voz para hablar de ella? El employee advocacy refuerza los lazos entre empleados y empresa y hace que se sientan dignos de confianza y con ello, más motivados para dar lo mejor de sí.

     

    Cómo poner en marcha tu propio programa de employee advocacy

    Estos 6 pasos de Link Humans ilustran a la perfección cómo lanzar una estrategia de employee advocacy desde cero:

     

    1) Crea un ambiente de confianza y libertad

    Un plan que deje a los empleados hablar por la empresa solo funcionará si existe una cultura transparente, basada en la confianza y la libertad. El apoyo de los empleados no puede comprarse ni fingirse.

    La confianza motiva a los empleados a compartir y a tener conversaciones genuinas, sabiendo que te fías de su criterio. Al mismo tiempo, tienes que ser capaz de reconocer su libertad: puedes animar a tus empleados a compartir mensajes, pero no puedes forzarles a ello o perderás la confianza de tu audiencia.

     

    2) Establece objetivos claros

    Todas las acciones de marketing online tienen que pasar por un mismo punto: establecer objetivos y KPIs concretos. Por eso,  antes de lanzar tu campaña, tienes que pensar en detalle qué es lo que quieres que los empleados compartan y cómo encaja en el resto de tus metas de negocio.

     

    3) Define las directrices y mejores prácticas

    Tus empleados no deben publicar al dictado, pero sí tener claro qué pueden y qué no pueden hacer, así que necesitas tener unas reglas de funcionamiento sobre las que trabajar.

    A la hora de crear estas directrices, lo suyo es que sean fruto de un esfuerzo colaborativo, no impuestas directamente desde la dirección. Y por supuesto, incluye en tu plan la formación y el apoyo necesarios para que los trabajadores se sientan seguros a la hora de hablar en nombre de la marca.

     

    4) Cuenta con las herramientas adecuadas

    En muchos casos, tu programa de employee advocacy puede basarse en herramientas que ya estén implementadas o en soluciones genéricas como Buffer o Hootsuite. Pero también existen en el mercado herramientas específicas para este tipo de estrategias, como Hubspot, Addvocate, Circulate.it o Command Post. Échales un vistazo para ver lo que pueden hacer por ti.

     

    5) Ofrece recompensas

    No, no puedes obligar a tus empleados a hablar bien de ti en las redes sociales... pero sí que puedes animarles a hacerlo ofreciéndoles algo a cambio. Hay un montón de opciones posibles, desde crear soluciones de gamificación con insignias virtuales hasta dar un reconocimiento especial a los colaboradores más activos. ¿No sabes por dónde empezar? ¡Pregúntale a tu equipo!

     

    6) Mide los resultados y compártelos

    El último paso es común a todas tus acciones de marketing: mide los resultados para saber lo que ha funcionado y lo que no y seguir optimizando tu estrategia. Pero en este caso, hay un matiz extra: ¡compártelos con tus trabajadores! De esta manera, podrán ver el impacto de sus acciones y entender cómo afectan a la empresa de manera global.

     

    David Tomás 

    @davidtomas

     

    New Call-to-action 

     

    David Tomas

    Director General de Cyberclick. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo online. Es ingeniero y cursó un programa de Entrepreneurship en MIT, Massachusetts Institute of Technology. En 2012 fue nombrado uno de los 20 emprendedores más influyentes en España, menores de 40 años, según la Global Entrepreneurship Week 2012 e IESE.