Redes Sociales & Social Ads

Google Shopping: la anatomía de una estrategia de ventas eficaz

    Por Pep Canals, publicado en 28 octubre 2020

    ¿Tienes un ecommerce o tienda online y no sabes cómo darle más visibilidad a tus productos para aumentar tus ingresos? ¿Has invertido en varias plataformas de anuncios para promocionar tus productos pero con ninguna obtienes el ROI que deseas? A continuación, te enseño la fórmula para acabar con esta preocupación, a través de Google Shopping, con el que conseguirás un CPC bajo.

    * ¿Quieres saber cómo hacer que tus campañas de Google Ads sean un éxito este  año? Clica aquí y mira el curso relacionado. Descubre las tendencias y  novedades de la plataforma publicitaria de Google.Google Shopping la anatomia de una estrategia de ventas eficaz

     

    ¿Qué son los anuncios de Google Shopping y por qué son efectivos?

    Google Shopping Ads, o los anuncios de Google Shopping, coloca tus productos en la primera línea de posicionamiento del buscador, incluso por encima de los anuncios de Google Ads. Así, el usuario puede elegir la oferta que más le interese, del mismo modo como si se tratara de un catálogo. 

    Como intuirás, aparecer en esta posición de Google, te hará conseguir más clics; lo que significa que las posibilidades de ventas incrementarán. Por lo que podrías multiplicar las ventas de ese producto que tienes en tu web, algo escondido, con la ayuda de Google Shopping. 

    Además de la posición privilegiada que otorga a los productos (comparándolo con Google Ads), estos son otros motivos que convierten a esta herramienta en un recurso estratégico de ventas:

    Anuncios-Google-Shopping

    Anuncios de Google Shopping

    • Muestra la fotografía real del producto: antes de hacer clic, el usuario ve la imagen del producto en cuestión. Intenta que la foto sea de máxima calidad y que refleje sus características. 

    • El precio también queda reflejado: por tanto, el usuario conoce su valor antes de clicar en el anuncio.

    • Si existe intención de búsqueda, la probabilidad de compra es mayor: esto ocurre cuando alguien escribe una palabra clave relacionada con el producto que está en Google.

    Es importante que sepas que únicamente pagarás a Google cuando un usuario haga clic en el anuncio. Teniendo en cuenta esto y que los usuarios antes de hacer clic obtienen información relevante sobre el producto, Google Shopping es una herramienta fantástica para conseguir buenas conversiones, ya que muchos de los usuarios que hacen clic tienen una clara intención de compra.

     

    La estrategia perfecta para vender más en tu ecommerce con Google Shopping

    El primer paso que debes dar si es la primera vez que usas Google Shopping es crear una cuenta en Google Merchant. De esta forma, se podrá ofrecer a Google información de tus productos. 

    A partir de aquí, hay una serie de recomendaciones y pasos que debes seguir antes de poner en marcha tu primer anuncio en Google Shopping.

     

    Configura el feed de productos de tu tienda en Google Merchant

    Después de registrarte en Merchant Center, deberás crear un feed de los productos de tu ecommerce. Tan solo haz clic en la columna de la izquierda en “Feeds” y completa una hoja de cálculo que te proporciona Google. Haciendo esto, además consigues que tus productos aparezcan de forma orgánica en la parte de Shopping de Google de forma gratuita.

    google-shopping-1

    Sección orgánica de Shopping en Google

    Un dato curioso es que con Google Shopping no podrás pujar por palabras clave, por tanto el propio Google se encargará de determinar qué términos de búsqueda se relacionan con determinados productos. Y será gracias al feed de productos como Google relacionará tus productos con las búsquedas del usuario.

    Por eso, es importante optimizar al máximo y dedicar tiempo a este feed de productos antes de crear una campaña de Shopping desde Google Ads. Por eso, es recomendable:

    • Crear títulos y descripciones optimizadas: añade palabras clave en el título del producto (investiga qué palabras clave, long tails, usa tu público objetivo) y redacta una descripción de tu producto, especificando sus características más relevantes primero como el color, tamaño, medida…y después las menos importantes. Cuidado con excederte con el número de caracteres, ¡son 150! 

    • Elige la categoría adecuada: selecciona la categoría válida, que más se relacione con tus productos. Esto debes completarlo para que tus anuncios se muestren.

    • Completa el campo “Tipo de producto”: el atributo product_type sirve para usar tu propio sistema de categorización de productos. A diferencia de la categoría, aquí sí puedes decidir qué valores añadir. Estos valores se usan para organizar las pujas en las campañas.

     

    Entra en tu cuenta de Google Ads y crea una campaña de anuncios en Merchant Center

    Para vincular tu cuenta de Google Ads con Google Merchant, haz clic en Ajustes y selecciona Ads. Después, haz clic en vincular cuenta. ¿Y qué pasa si no tienes una cuenta? Podrás crearte una en Merchant Center, aunque lo más aconsejable es que tengas una ya creada en Google Ads

    Una vez en Google Ads:

    • Haz clic en + Campaña > Nueva Campaña

    • Luego selecciona el objetivo de la campaña. Ejemplo: generación de leads.

    • Y después el tipo de campaña, en este caso Shopping.

    • A continuación, añade un nombre a tu campaña, selecciona el país (este debe coincidir con el país que estableciste en tu feed de productos), ubicación y puja por una cantidad pequeña para hacer una prueba inicial.

    Si después de 7 días, quieres aumentar la cantidad o necesitas realizar optimizaciones, puedes hacerlo sin problemas.

    Anuncios-Google-Shopping-paso-1

    Anuncios-Google-Shopping-paso-2

    Anuncios-Google-Shopping-paso-3

     

    Cómo empezar tu campaña en Google Shopping

    Después de realizar estas configuraciones, es hora de realizar unos ajustes en tu campaña para conseguir que tu anuncio sea un éxito y aumentar tus ventas

    Para ello, estas son algunas acciones que debes considerar:

     

    Define la estructura de tu campaña

    La forma más fácil de configurar una campaña es usar solo una campaña y un grupo de anuncios. Dentro de ese grupo de anuncios, habrá un grupo de productos llamados “Todos los productos” (donde está todo tu inventario). 

    Pero si lo que quieres es personalizar al máximo tu campaña esto es un gran error. Por tanto, lo que deberás hacer es desarrollar varias campañas y darles prioridades según tus necesidades. 

    Imaginemos que configuras una campaña dirigida a palabras clave sin marca. Para facilitarte esta tarea, deberás usar palabras clave negativas (añadiendo el nombre de la marca). Podrás configurarla con una prioridad media o baja, ya que los usuarios que no buscan en Google palabras clave de marca se encuentran en una etapa de investigación y aún les queda un largo camino para convertirse. 

    hacer-una-keyword-research-paso-a-paso

    La segunda campaña que vas a configurar puede dirigirse a palabras clave de marca y podrás darle a esta una prioridad alta, debido a que estos usuarios se encuentran en una fase del embudo más avanzada. 

    Otra opción es configurar diferentes campañas para diferentes grupos de productos (puede que vendas dos tipos de productos totalmente diferentes). No podrás decidir para qué palabras clave aparece tu producto, pero sí decidir su prioridad, teniendo en cuenta los productos que creas que se van a vender más.

     

    Añade palabras clave negativas para campañas personalizadas

    Una fórmula para saber qué búsquedas tienen más posibilidades de convertir es a través de palabras clave negativas

    Ya sabemos que las campañas se pueden configurar con prioridad alta, media o baja. Por eso, lo ideal sería crear varias campañas (una para búsquedas genéricas y otra para búsquedas de marca con alta intención de compra), con diferentes prioridades para controlar qué búsquedas se muestran en tu producto.

     

    Revisa el precio

    El precio es un factor importante que influye en la decisión de compra de los productos. Por lo que si tu precio es demasiado alto, si lo comparamos con los de la competencia que parece justo al lado de tu producto, el usuario no elegirá el tuyo. 

    Debes mantener un precio competitivo. ¿Quién va a comprar tu producto por 45€ si el de al lado lo tiene igual por 10€?

     

    Usa listas de remarketing

    Si quieres que los usuarios que visitaron tu sitio web conviertan, debes integrar el remarketing en tu estrategia. ¿Sabías que para que los usuarios den el paso a la compra deben visualizar el producto al menos una media de 7 veces? 

    Al utilizar el remarketing para anuncios de búsqueda, conseguirás aumentar la frecuencia de tus anuncios. Por lógica, si un usuario ya ha interactuado en el sitio web, habrá más posibilidades de conversión si lo comparamos con un cliente potencial nuevo. Y por tanto estará más receptivo a realizar una compra.

     

    Crea una lista de públicos similares 

    Una forma de segmentar a tu audiencia es mediante públicos similares. Es decir, se trata de filtrar a audiencias similares de tus clientes leales. 

    Por tanto, configurar audiencias similares en Google Shopping te permitirá llegar a un público con un comportamiento similar al de tus clientes más comprometidos, que están interesados en comprar tu producto.

     

    Añade una etiqueta de envío gratuito

    Esto permitirá destacarte del resto de la competencia y te ganarás a los usuarios que vean esta etiquetas antes de hacer clic. 

     

    Encuentra productos ganadores y perdedores

    Determina qué productos son los que generan más conversiones (llamados ganadores) y aquellos que generan visitas pero pocas o cero conversiones (perdedores). Para encontrarlos dirígete a Informes > Shopping y marca un atributo para buscar productos que generan conversiones o solo visitas

    Si vas a buscar por productos individuales (ID del artículo), deberías personalizar tus columnas y así ver de forma más clara qué grupo de productos modificar para crear ofertas diferentes para ganadores y perdedores. 

    Quédate con esto importante: apuesta más por productos ganadores y menos por los perdedores con un CPC alto. Los artículos con muchas visitas y sin transacciones debes excluirlos. Para ello, marca estos productos como excluidos. 

    Por otro lado, otra estrategia que debes considerar es excluir aquellos productos que sabes que no son populares en ese momento. Por ejemplo, aquellos artículos navideños que sabes que en verano no vas a vender. También deberías excluir productos agotados o productos que solo quedan en un color poco vendible.

    Curso: Tendencias en Google Ads y SEM

     

    Pep Canals

    ES. Data Scientists en Cyberclick. Responsable de las campañas de SEM y de los proyectos de Data Science. EN. Data Scientists at Cyberclick. Responsible for SEM campaigns and Data Science projects.