Video Marketing

Cómo crear un plan de video marketing para tu empresa

    Por Laia Cardona, publicado en 18 febrero 2020

    En los últimos 5 años hemos visto cómo el video marketing pasaba de ocupar un lugar más o menos secundario a estar en el centro de las estrategias. Y no es nada sorprendente si tenemos en cuenta que el vídeo es el formato que los usuarios prefieren, el que más comunica y uno de los más efectivos (según HubSpot, colocar vídeos en las landing pages puede aumentar el ratio de conversión ¡en un 80%!).

    En 2020 es más importante que nunca tener un plan de video marketing, pero también es frecuente que no tengas muy claro cómo abordarlo. Para ayudarte, en esta guía vamos a ver cómo enfocar los contenidos de video marketing desde la perspectiva del funnel de conversión, cuáles son los elementos clave de un plan de video marketing y cómo crear los mejores vídeos paso a paso.

    * ¿Quieres saber cuál es el mejor formato de vídeo marketing para cada fase  del embudo de conversión? Clica aquí y descárgatenuestro curso gratuito.

     

    Crea contenidos para cada fase del funnel de conversión

    Para enfocar nuestro plan de video marketing, tenemos que pensar qué objetivos queremos conseguir con cada vídeo. Algunos serán adecuados para usuarios que apenas empiezan su viaje, mientras que otros nos servirán para hacer que den el paso final de convertirse en clientes. Vamos a ver en qué fases podemos dividir el funnel de conversión y qué vídeos funcionan mejor para cada una de ellas.

    funnel de video marketing

     

    1) Descubrimiento

    En la fase de descubrimiento, el usuario todavía no conoce nuestra marca, así que el objetivo principal será atraer su atención y presentarle nuestro producto o servicio. Aquí funcionan mejor los contenidos cortos y directos; por lo general, cuanto más avancemos en el embudo de conversión, más largos serán los contenidos.

    Estos son algunos de los formatos de vídeo que funcionan mejor en la fase de descubrimiento:

    • Infografías animadas: las infografías clásicas (a base de imágenes) funcionan muy bien para atraer a usuarios nuevos y generar viralidad, así que puedes crear vídeos basados en ellas para aprovechar el tirón.
    • Spots (tipo anuncio de televisión): la creatividad será nuestra aliada para despertar la atención del usuario.
    • Tutoriales breves, que den una respuesta rápida a las dudas del usuario. Incluso puedes crear GIFs para mostrar el funcionamiento de un producto en pocos segundos.
    • Branded content: cuenta historias que hablen de valores y emociones asociados a la marca.

     

    2) Consideración

    Pasamos a la segunda fase, en la que el usuario ya nos conoce y ha mostrado interés por nuestra marca. Para hacer que siga avanzando, podemos recurrir a estos formatos:

    • Vídeos de producto, ya sea destacando un producto en concreto, una gama o todo el catálogo. Aquí podemos entrar en más detalle que en la fase anterior, mostrando cómo podemos solucionar el problema que preocupa al usuario.
    • Contenidos generados por los usuarios. Con este tipo de contenidos, el usuario se identifica y puede entender rápidamente lo que aporta la marca. Un caso muy famoso son los vídeos de la marca de cámaras GoPro, que muestran a usuarios de la marca viviendo todo tipo de aventuras.
    • Vídeoblogs de marca. Los usaremos para presentar contenidos de mayor profundidad para usuarios que realmente estén interesados en nuestro sector.

     

    3) Decisión

    En la tercera fase, el usuario está evaluando un puñado de soluciones, y nuestra marca está entre ellas. Por lo tanto, es fundamental que consigamos diferenciarnos de la competencia y mostrarle claramente lo que podemos ofrecer.

    Estos son los tipos de vídeo marketing más adecuados en la fase de decisión:

    • Webinars basados en el producto. Por ejemplo, en Cyberclick solemos lanzar webinars sobre diferentes temas relacionados con el marketing digital.
    • Entrevistas o testimonios de clientes. Una vez más, se trata de que el usuario se identifique con personas como él y entienda lo que la marca puede aportarle.
    • Vídeos tipo "detrás de las cámaras". Este formato nos permite mostrar lo que ocurre en el día a día de la empresa y crear cercanía con el usuario.
    • Remarketing en vídeo. Ahora que ya hemos captado los datos del usuario, podemos usarlos para dirigir campañas de vídeo más específicas.

     

    4) Conversión

    En la fase de conversión, el usuario nos conoce, está interesado en nosotros y sabe que somos una opción que le conviene. Solo le queda dar el paso final y animarse a comprar.

    ¿Qué formatos de vídeo son más interesantes en esta fase?

    • Vídeos orientados a la venta online, elaborados con la ayuda del equipo de ventas y con un call to action integrado dentro del propio vídeo.
    • Vídeos de colaboración con influencers cuya audiencia se acerque a nuestro público objetivo. En el vídeo, el influencer puede ofrecer un descuento especial para incentivar la conversión.
    • Vídeos coordinados con acciones de email marketing, por ejemplo, con un reproductor de vídeo incrustado dentro del propio email o con campañas de email orientadas a aumentar las visualizaciones de un vídeo.

     

    5) Fidelización

    La relación con el cliente no termina con la venta: de hecho, es más beneficioso retener clientes que conseguir clientes nuevos. La fase de fidelización es muy importante, y el vídeo marketing puede echarnos un cable para que los nuevos clientes se queden a nuestro lado. Lo conseguirás con contenidos como:

    • Vídeos integrados en las campañas de email marketing de fidelización, por ejemplo, para presentar productos nuevos a tus clientes existentes.
    • Vídeos que refuercen los valores de la marca a través de formatos creativos, por ejemplo, efímeros, en directo o interactivos.

    New Call-to-action 

    Incluye estos 5 elementos clave

    Hay algunos "ingredientes" que no pueden faltar en tu plan de video marketing. Antes de lanzarte a crear vídeos, te recomiendo que reflexiones sobre...

     

    1) Tu calendario de publicaciones

    En cualquier tipo de marketing de contenidos, la consistencia y la regularidad son claves. Publicar vídeos con frecuencia no solo te ayudará a ir creando una relación con tus suscriptores, sino que además hará que el algoritmo de YouTube te tenga en cuenta y muestre tus contenidos con mayor frecuencia.

    Se recomienda publicar en YouTube al menos una vez por semana, aunque no todos los vídeos tienen que ser muy elaborados. Para conseguirlo, es muy útil tener un calendario de publicaciones por adelantado para ir planificando la grabación y la edición. Para fidelizar a tu audiencia, es muy buena idea publicar siempre el mismo día de la semana y a la misma hora.

     

    2) El enfoque y la duración de tus vídeos

    El 20% de los usuarios abandonan un vídeo en 10 segundos o menos, así que te conviene tener clarísimo lo que vas a contar e ir al grano desde el principio para captar su atención. Esto se consigue pensando detenidamente en el enfoque que vas a dar a cada vídeo, en función del tipo de contenido y la fase del funnel que hemos comentado arriba.

    En cuanto a la duración, no hay una receta fija, pero en las primeras fases es mejor ser breve. Más que obsesionarte con un número de minutos concreto, tienes que centrarte en ser conciso y contar lo que quieres contar de la manera más eficaz posible.

     

    3) La integración de los vídeos en diferentes canales

    El vídeo es un formato que tiene muchísimas posibilidades de difusión, más allá de subirlo a YouTube. Puedes integrar vídeos en la página web de tu marca, en tus landing pages, en blogs... y por supuesto, difundirlo a través de las redes sociales. Así que piensa en dónde puedes integrar cada vídeo para sacarle todo el partido.

     

    4) Las llamadas a la acción

    El objetivo de una campaña de video marketing es que los usuarios hagan algo. Pero si no les decimos el qué, no conseguiremos los resultados esperados. Por eso, tus vídeos deberían incluir siempre una llamada a la acción... o incluso varias. Hay muchas posibilidades: explicar a los usuarios qué hacer mediante la voz, incluir llamadas de acción en pantalla y usar las descripciones y las anotaciones de YouTube. Incluso puedes combinar varias de ellas, por ejemplo, haciendo que el protagonista de tu vídeo señale la anotación en pantalla y explique a los usuarios qué hacer.

     

    5) Las métricas

    La única manera de saber si tu plan de video marketing está teniendo éxito es medir los resultados en profundidad: no te quedes solamente con el número de reproducciones de tus vídeos.

    Las métricas concretas a seguir dependerán de la fase del embudo de conversión a la que se dirija cada vídeo. Por ejemplo, en la fase de descubrimiento nos interesará ver el número de compartidos y el ratio de engagement, mientras que en la de decisión nos centraremos en el crecimiento de leads o en el número de solicitudes de información.

     

    Crea los mejores vídeos paso a paso

     

    1) Planifica tu vídeo

    Ya hemos visto las líneas generales para elaborar un plan de video marketing. Ahora ha llegado la hora de sentar a tu equipo para crear el calendario de publicación y definir cada vídeo en función de estas preguntas:

    • ¿A quién se dirige?
    • ¿Cuál es su objetivo?
    • ¿Dónde y cuándo vamos a publicarlo?
    • ¿Qué presupuesto tenemos?
    • ¿A qué personas necesitamos para crearlo?
    • ¿Cómo vamos a medir si ha funcionado?

     

    2) Escribe el guion

    Escribir un guion es un paso imprescindible, ya que te ahorrará un montón de tiempo y de dolores de cabeza y te ayudará a contar lo que quieres de manera clara y concisa.

    ¿No sabes cómo empezar? Haz un esquema de las ideas principales y después piensa qué palabras y recursos visuales necesitas para comunicarlas.

     

    3) Escoge tu cámara

    Hay 3 grandes opciones:

    • Para empezar, puede que te sirva con una cámara que probablemente ya lleves encima: la de tu teléfono móvil. Pon el teléfono en horizontal, desactiva las notificaciones, fija el enfoque y ¡listo!
    • La siguiente opción es escoger una cámara de vídeo para aficionados, que ofrece más calidad y algunas opciones de configuración, pero también te permite empezar a grabar con solo pulsar un botón.
    • Y por último, la opción más avanzada sería utilizar una cámara profesional, que requiere algo de formación pero también ofrece los mejores resultados.

     

    4) Prepara tu estudio

    El siguiente paso después de la cámara es pensar en el resto de elementos de tu estudio, como la iluminación y los micrófonos. En este artículo te damos algunas pistas para escoger el mejor material.

     

    5) ¡A grabar!

    Es hora de pasar a la acción. A la hora de grabar vídeos de empresa, hay que tener en cuenta que no todo el mundo se siente cómodo delante de una cámara. Algunos trucos que pueden ayudarte son hacer un par de ensayos sin cámaras, mantener un ambiente relajado y grabar siempre un par de tomas de más. Y recuerda que no tienes que grabar todo el guion de una sola vez: puedes ir grabando las tomas párrafo a párrafo.

     

    6) Pónselo fácil al editor

    Un buen trabajo de edición comienza en la sala de grabación. Asegúrate de incluir diferentes tomas de cada tipo, deja unos segundos de margen antes y después de lo importante y graba planos de recurso para disimular los cortes.

     

    7) Organiza tus archivos de vídeo

    Quizás te parezca que este tema no tiene mucha importancia, pero si no tienes cuidado, tu plan de video marketing puede acabar sepultado en el caos. Guarda todos los archivos en un disco duro externo y clasifícalos adecuadamente desde el principio.

     

    8) Edita tus vídeos

    Dar un acabado profesional a tus vídeos puede ser bastante sencillo si cuentas con la herramienta de edición adecuada: las hay para todos los gustos y niveles. En este artículo podrás encontrar 10 recomendaciones para empezar.

     

    9) Escoge la música

    La música es un elemento importantísimo de los vídeos, ya que puede cambiar por completo el tono y el efecto que producen. A la hora de escogerla, ten en cuenta las leyes de copyright: la mayoría de la música comercial no puede usarse libremente, pero existen muchas bibliotecas de audio gratis o de pago por suscripción que pueden sacarte de un apuro.

     

    10) Graba la voz en off

    Solo te falta el último detalle de la producción: grabar la voz en off. Busca un sitio sin ruidos, haz unos cuantos ensayos, graba varias tomas de cada parte y, sobre todo, relájate y disfruta: ¡ya estás listo para poner en marcha tu plan de video marketing!

    New Call-to-action

     

    Laia Cardona

    Responsable de la estrategia de inbound marketing en Cyberclick. Gestión del CRM con Hubspot, de la base de datos y creación de la estrategia global de contenidos, workflows y lead nurturing. Experiencia en marketing digital, comunicación digital y periodismo en medios de comunicación.