La Revolución de "El Internet de las Cosas" y su impacto en el Marketing Digital

Publicado por:

Chantal India
Puedes encontrarme en:

Al igual que la Realidad Aumentada o el Big Data, el Internet de las Cosas es uno de esos términos “tech-y” que están de moda, pero a veces puede ser difícil sintetizarlo y entender exactamente qué es.

Todo el mundo parece estar hablando sobre el tema y cómo está cambiando el mundo tal y como lo entendemos.

Pero a veces puede resultar difícil comprender algo de tan increíble impacto en nuestra vida cotidiana.

Hasta ahora el internet de las personas es el que ha predominado más en nuestras vidas.

Lo que ya sabemos de Internet es cómo utilizarlo para encontrar el amor y para conectar a las personas de todo el mundo, incluso como usarlo en nuestros dispositivos.

¿pero cómo podemos utilizar el internet de las cosas?

Esta es la siguiente revolución (que ya se está dando), que se centra en conectar las cosas, de ahí su nombre.

Entonces bienvenidos a la era en que internet está en todas partes y en todos los objetos que nos rodean.

 La Revolucion de  el Internet de las Cosas y su impacto en el Marketing Digital

 

¿Qué es exactamente el Internet de las Cosas?

En términos sencillos, el Internet de las Cosas es esencialmente la interconexión de todos los dispositivos entre sí.

Esta interrelación entre diferentes objetos nos ofrece un feedback muy potente e información que nos permite saber a los marketers la forma ideal de comportarse de los usuarios.

Los dispositivos de nuestra vida cotidiana, como los coches, semáforos, puentes, luces y neveras se transformarán en objetos “inteligentes”.

Según explicó Jason Silva en su impresionante video sobre la IoT (Internet of Things), se están introduciendo e implementando sensores en todo lo que conocemos, que registran y graban la información del comportamiento de los consumidores.

El objetivo es que nuestros dispositivos aprendan lo que necesitamos, y que lo hagan sin ni siquiera decírtelo, y que se comuniquen entre sí para ofrecer información e instrucciones.

Habrá sensores incorporados en el hormigón de las calles, que podrán interpretar el clima, si las calles están heladas o incluso la cantidad de tráfico.

Se comunicarán con los semáforos de forma dinámica, adaptándose a la cantidad de tráfico de ese momento, que a su vez se comunicarán con el GPS de nuestro coche para sugerirle el camino más rápido, basándose en la información a tiempo real del tráfico.

O provocarán que nuestro coche frene ante un semáforo en rojo si nosotros no lo hemos hecho.

Otro ejemplo… Imagina que tienes una pulsera de fitness que hace un seguimiento de tus ciclos de sueño mientras estás durmiendo.

Con el tiempo sabrá cuándo te gustaría levantarte, y monitoriza la profundidad a la que estás durmiendo para encontrar el momento ideal para despertarte, con la menor perturbación de tu ciclo de sueño.

Además, la pulsera automáticamente le dice a tu smartphone que suene la alarma, además de subir tus persiana y encender las luces progresivamente.

Tu cafetera se enciende y tal vez incluso comienza a sonar tu canción favorita por la mañana.

Ésta es la conexión y comunicación que representa el Internet de las cosas.

Andy Clark dijo que todos los seres humanos hemos perfeccionado el arte de adaptar nuestra mente y habilidades a las herramientas que tenemos a nuestra disposición, pero ¿qué sucede cuando esas mismas herramientas comienzan a adaptarse ellas mismas a nosotros?

Parece que muchas de nuestras actuales limitaciones serán pronto cosa del pasado.

 

¿Cómo afectará el lnternet of Things al Marketing Digital?

La cuestión es más bien hasta qué punto nos afectará, porque afectarnos ya lo ha hecho.

Teniendo en cuenta que el marketing es más o menos como un ser vivo, que se mueve y se adapta a las necesidades y hábitos de los consumidores - parece lógico que algo tan revolucionario para los consumidores como es el loT, será igual de revolucionario para los anunciantes.

El Marketing Digital crea una conexión directa e íntima con los usuarios.

Esto se puede conseguir obteniendo tanta información sobre ellos como sea posible.

Un número casi infinito de sensores colocados en todo lo que hacemos se traducirá en una piscina infinitamente más grande de Big Data a nuestra disposición.

Al transformar estos datos en bruto en información, podremos usar este conocimiento para llegar a saber mejor cómo son nuestros clientes, hacer los productos que realmente quieren y satisfacer sus necesidades.

Y ofrecer los productos adecuados a las personas adecuadas en el momento exacto, con una precisión sin precedentes.

La conexión de todos estos dispositivos a la red global ofrece a los anunciantes más vías mediante los cuáles conectar con sus consumidores, dirigiéndose a ellos de una forma absolutamente personalizada.

Ahora, la cantidad de información que hay en Internet es ya abrumadora y aún continúa aumentando.

Si los anuncios masivos realizados al azar son ya algo del pasado debido al aumento de AdBlocks, pronto caerán completamente en el olvido.

La paciencia de los usuarios para obtener información que no les interesa caerá a temperaturas bajo cero y el SEO será cada vez más importante.

Las decisiones automáticas realizadas con máquinas harán que las tareas y decisiones de nuestro día a día se produzcan a una velocidad vertiginosa y los anunciantes tendrán que seguir el ritmo.

De esta forma se magnificará la importancia de la publicidad programática y de la utilización de la Inteligencia Artificial en la publicidad para poder tomar decisiones a una velocidad igual de rápida.

La necesidad de una conexión intensa, emocional y personal entre el consumidor y anunciante será más importante que nunca y el contenido increíble e inspirador se convertirá en el núcleo mismo del markeging en este mundo actual.

Así, que marketers, no os olvidéis de tener bien presente el Internet de las Cosas en los próximos años y el impacto que supondrá en nuestras estrategias y campañas de marketing online.

 

Chantal India

@chantalindia

Cómo llevar tu empresa al éxito con Twitter Ads

Tags: Online Marketing & Digital Marketing



¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!