Online Marketing & Digital Marketing

Los 7 pasos para crear un ecommerce de éxito y rentable

    Por David Tomas, publicado en 23 marzo 2021

    El sector del ecommerce supone una de las mayores oportunidades del mercado actual. 7 de cada 10 usuarios de internet ya compran online; según IAB Spain, este mercado alcanza los 20 millones de personas, y además no deja de crecer.

    Las ventas online ya eran tendencia desde hace tiempo. Desde sus inicios hace más de 20 años, el ecommerce se ha ido extendiendo, pasando de ser una solución de nicho hasta generalizarse, primero en sectores como los viajes y hoteles y después para todo tipo de productos y servicios. Sin embargo, el confinamiento en 2020 supuso el empujón definitivo. Según datos de GFK, durante esos meses el 11,5% de los usuarios han comprado en un ecommerce por primera vez y el 41% ha comprado en tiendas online que no había utilizado antes.

    Además, una de las grandes ventajas del ecommerce es su adaptabilidad. Cualquier empresa, de cualquier tamaño, puede aprovechar esta oportunidad para crecer. Si tu también quieres subirte al carro, no te pierdas estos 7 pasos para crear un ecommerce de éxito y rentable.

    * ¿Quieres aprender a montar tu ecommerce o tienda digital y cuáles son las  mejores estrategias del momento a partir de casos de éxito?  Clica aquí y mira  el curso relacionado.

    Descubre los 7 pasos para montar tu ecommerce con este vídeo.

     

    Cómo hacer una ecommerce en 7 pasos

     

    1) Investiga los modelos de negocio existentes

    Dentro de la palabra "ecommerce" cabe un mundo de opciones y oportunidades bastante amplio. Por ello, lo primero es analizar los diferentes modelos de negocio de venta online que existen y ver cuál podría adaptarse mejor a tus necesidades.

    En primer lugar, podemos diferenciar los ecommerce por el tipo de productos que venden:

    • Productos físicos. El modelo más clásico, similar a las tiendas físicas de toda la vida. Podemos vender productos de nuestra propia marca o de marcas de terceros.

    • Bienes digitales. Esta opción es relativamente novedosa, pero aquí cabe todo un mundo de opciones, por ejemplo, cursos y programas de formación, contenidos específicos o soluciones para nuestro sector, como galerías de imágenes especializadas o herramientas tecnológicas para resolver problemas comunes.

    • Suscripciones. En el modelo de suscripción, los usuarios pagan una cuota cada mes a cambio de recibir una serie de productos o servicios. Son bastante comunes en el sector de alimentación (por ejemplo, una caja de vinos o de quesos que se envía cada mes) y en el de belleza y cosmética (el famoso Birchbox), pero también existen suscripciones de productos para mascotas, bienes digitales y casi cualquier cosa que se te ocurra.

    • Servicios. Los servicios también se pueden vender mediante un modelo de ecommerce. Por ejemplo, podríamos comercializar auditorías para empresas o validación de procesos. En general, podemos vender a través de ecommerce cualquier servicio que ofrezcamos al mercado. La transición no es tan fácil como en el caso de los productos físicos, pero cada vez existen más opciones para paquetizar servicios y venderlos online.

    A su vez, dentro del ecommerce con productos físicos también podemos distinguir diferentes modelos:

    • Inventario propio: cuentas con un producto que guardas en un almacén y tú mismo te encargas de gestionar el inventario y el proceso de envío. Puedes trabajar con marcas de terceros o con una marca propia. Ambas opciones tienen ventajas e inconvenientes, pero las dos pueden ser perfectamente viables. Lo más importante es contar con un producto que la gente esté dispuesta a comprar.

    • Dropshipping: el dropshipping es una de las últimas tendencias en el mercado del ecommerce y abarca desde pequeñas empresas de una sola persona hasta grandes compañías especializadas en este modelo de negocio. Con el dropshipping, tú te encargas de crear una tienda, promocionar los productos y cerrar las transacciones de venta. Después, la orden de compra pasa al fabricante, que se encarga de todo el proceso de embalaje, entrega del paquete, seguimiento del pedido, etc. Este modelo permite ahorrar en inversión inicial y logística, pero a cambio pierdes control sobre el proceso.

    Por último, habría que hacer mención aparte a la opción de comercializar tus productos en Amazon mediante alguno de estos dos modelos:

    • Seller: vendes a través de tu propia tienda online, pero dentro del entorno de Amazon. Esto te permite conseguir más visibilidad, pero tú sigues encargándote de todo el proceso.

    • Vendor: Amazon te compra tus productos, tú los envías a su almacén central y ellos se encargan de todo el proceso de venta y envío. Dentro de esta opción sigues pudiendo gestionar tu propia tienda, tus contenidos y tus campañas.

     

    2) Investiga nichos para ecommerce

    Buena parte del éxito de un ecommerce se basa en acertar con la oferta. Por eso, es fundamental hacer una investigación antes de empezar. Estos son algunos de los puntos a considerar:

    • Investigación de palabras clave. Aquí tenemos diferentes opciones, desde la herramienta para palabras clave de Google Ads (gratuita, pero poco precisa si no tenemos campañas activas en esta plataforma) hasta soluciones de pago más avanzadas como Ubersuggest o SemRush. En cualquier caso, se trata de investigar qué buscan los usuarios de tu sector, llevándolo no solo a palabras genéricas sino a productos concretos que concentren un alto volumen de búsquedas. Y es que la manera más fácil de vender es ofrecerle un producto de calidad a alguien que ya lo está buscando.
    • Investigación de los competidores. Analiza las páginas de las empresas que están en el mismo sector que tú. Estudia su web e intenta averiguar cuáles son las palabras más vendidas.

    Con este vídeo aprende a analizar a nivel SEO a tu competencia.

    • Investigación de los productos más vendidos, tanto en las webs de la competencia como en marketplaces tipo Amazon o Alibaba. Analiza los productos destacados y más vendidos, las novedades y los que tienen más reseñas. El objetivo es elaborar un listado completo de los productos con mayores probabilidades de venta para así centrarnos en ellos desde el principio.

     

    3) Desarrolla tu target y tu consumidor ideales

    Hoy en día, en el sector del ecommerce, la clave está en la hiperespecialización. Necesitas encontrar un nicho pequeño, en el que sea relativamente fácil posicionarte como experto. Una vez que hayas consolidado tu presencia ahí, podrás ir ampliando progresivamente.

    Por ejemplo, en lugar de vender productos para natación en general, puedes centrarte en las personas que nadan en competiciones en mar abierto. Centrarte en un nicho pequeño implica reducir tu audiencia potencial, pero puedes compensar esto vendiendo en todo el mundo.

     

    4) Escoge la gama de productos que quieres vender

    Ahora que sabes a quién te diriges y que has estudiado los productos clave y la competencia, ha llegado la hora de hacer una selección final de tu gama de productos. Por logística, casi siempre es mejor empezar con una cantidad relativamente pequeña, pero siempre teniendo en cuenta que necesitas satisfacer las necesidades de tu nicho de mercado.

    También es importante que los productos estén correctamente clasificados, de manera que la navegación por la página sea sencilla e intuitiva, y que cuentes con descripciones completas y fotografías de buena calidad.

     

    5) Haz un análisis de las estrategias de marketing de la competencia

    Antes hemos analizado los ecommerce de la competencia en función de su gama de productos y palabras clave, pero ahora debemos detenernos en los aspectos más comerciales, por ejemplo:

    • El posicionamiento de la marca/tienda dentro de tu sector.

    • La estrategia de precios y descuentos.

    • Las campañas que lanzan para atraer clientes nuevos.

    • Cómo consiguen retener a los clientes existentes para que repitan la compra.

    Esta información te ayudará a diseñar tu propio plan de marketing digital, en el que definirás las diferentes acciones que vas a llevar a cabo para atraer tráfico a tu tienda, lograr que los visitantes se conviertan en clientes y retener a esos clientes a largo plazo.

    Recuerda que en todo plan de marketing es fundamental definir cómo vas a medir si estás alcanzando tus objetivos. Para ello, definiremos una serie de métricas, los indicadores clave de rendimiento o KPI, y estableceremos controles periódicos para monitorizar los resultados.

     

    6) Registra tu marca y tu empresa

    Una decisión clave es el nombre que vas a darle a tu ecommerce. La idea es crear una marca con identidad propia, incluso aunque vendas productos de terceros; puedes inspirarte en los grandes marketplaces como Amazon. Poco a poco, podrás ir construyendo y reforzando la marca hasta convertirte en un referente de tu sector.

    Una vez definida tu identidad de marca, tendrás que encargarte de comprar el dominio y el hosting.

     

    7) Crea tu tienda online

    Por último, para crear tu ecommerce, tendrás que decidir en qué solución tecnológica de ecommerce te vas a basar. Estas son algunas de las más populares en nuestro país:

    • PrestaShop: la más utilizada en España. Es muy adecuada para quienes se inician en el mundo del ecommerce, ya que es fácil instalar el plugin y empezar a montar tu tienda, pero si tu ecommerce crece mucho no es tan sencilla de escalar.
    • Magento: muy popular para grandes empresas, con prácticamente todas las funciones que puedes necesitar.
    • Shopify: otra solución sencilla para crear tu propio ecommerce en pocos minutos con funciones tipo "arrastrar y soltar".
    • WooCommerce: la opción más popular para usuarios de WordPress, ya que te permite crear una tienda instalando un plugin gratuito.

    Existen muchas opciones en función de tu tipo de negocio, pero en definitiva, la recomendación es empezar con una solución sencilla, ir haciendo pruebas y aprendiendo. Cuando hayas acabado de configurar tu primera tienda online, estarás listo para empezar en la aventura del ecommerce.

    New Call-to-action

    David Tomas

    CEO y cofundador de Cyberclick. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el mundo online. Es ingeniero y cursó un programa de Entrepreneurship en MIT, Massachusetts Institute of Technology. En 2012 fue nombrado uno de los 20 emprendedores más influyentes en España, menores de 40 años, según la Global Entrepreneurship Week 2012 e IESE. Autor de "La empresa más feliz del mundo" y "Diario de un Millennial". ______________________________________________________________________ CEO and co-founder of Cyberclick. David Tomas has more than 20 years of experience in the online world. He is an engineer and completed an Entrepreneurship program at MIT, Massachusetts Institute of Technology. In 2012 he was named one of the 20 most influential entrepreneurs in Spain, under the age of 40, according to Global Entrepreneurship Week 2012 and IESE. Author of "The Happiest Company in the World" and "Diary of a Millennial".