SEO & SEM

6 formas de usar Google AdWords que no tenías en cuenta

    Por Marta Canadell, publicado en 20 marzo 2018

    No es muy frecuente escuchar "Google AdWords" y "creatividad" en la misma frase. Casi todas las marcas usan estos anuncios por palabras de maneras muy similares, y el resultado es una competencia altísima por los términos más prometedores: en el mercado estadounidense, algunos términos como "lawyer" tienen un coste por clic de más de 50 dólares.

    6 formas de usar Google AdWords que no tenias en cuenta (1)

    Pero el SEM tiene muchas más opciones de las que imaginas si te atreves a ir contracorriente. Usar el PPC de maneras poco usuales puede hacerte destacar fácilmente sobre la competencia y sacar el máximo partido a tu inversión. Así que, sin más dilación, te presento 6 formas de usar Google AdWords que no tenías en cuenta.

     

    6 maneras de usar AdWords que nunca te habías planteado

    1# Pujar por las palabras de la competencia

    Hay una leyenda del PPC que cuenta la historia de un graduado universitario que quería trabajar para una gran agencia de publicidad.

    Mandó su currículum a varias de ellas, pero no le hicieron ni caso. Así que decidió llamar la atención de los directivos de estas agencias de una manera diferente: pujando por sus nombres en Google AdWords. Así, cuando el directivo en cuestión se buscaba en Google a sí mismo, encontraba un anuncio enlazando al currículum. Y la estrategia funcionó.

    Pues bien, hay una estrategia muy similar que puede multiplicar los resultados de tus anuncios: pujar por las marcas de la competencia.

    New Call-to-action

    Cuando un usuario está casi listo para comprar, generalmente busca en Google los nombres de sus principales opciones para hacer una comparativa final. Pero si tu marca no ha logrado colarse en esa lista, aún tienes opciones: solo tienes que hacer que tu anuncio por palabras se muestre cuando un usuario está buscando a tus competidores.

    El problema de esta estrategia SEM es que los nombres de marca pueden tener mucha competencia y un CPC muy elevado, sobre todo si hay varias empresas intentando hacer lo mismo. Si tu presupuesto no llega, una opción muy interesante es pujar por los nombres de la competencia con los errores ortográficos más típicos, ya que se calcula que hasta el 10 % de las búsquedas en Google están mal escritas.

     

    2# Dirigirte a usuarios que aún no están listos para comprar

    En general, se considera que AdWords es una herramienta adecuada para las últimas fases del embudo de conversión, cuando los usuarios ya están dispuestos a comprar. De esta manera, los anuncios se pueden traducir fácilmente en compras y podemos saber su ROI con más precisión.

    Pero esta opción no es la única manera de usar Google AdWords, y de hecho puede tener inconvenientes. Y es que las palabras con más probabilidades de convertir directamente son las más competitivas y, por tanto, las más caras.

    En su lugar, puedes pensar en AdWords como una fuente de tráfico en las fases más tempranas del embudo. Puedes pujar por palabras con menos intención de compra para que atraigan tráfico a tu sitio, captar a esos usuarios como leads y seguir con la estrategia de lead nurturing a través de otros canales. Así, podrás introducir a clientes potenciales en tu embudo de conversión por un coste mucho menor.

     

    3# Averiguar a quién no quieres vender

    Si te has tomado el tiempo de crear un buen buyer persona, tienes clarísimo quién es el cliente ideal de tu marca, sus intereses, sus problemas, incluso su situación sentimental y su salario medio. Pero ¿tienes igual de claro a quién no quieres vender?

    Es sabido que hay algunos clientes que generan más problemas que ingresos. O, sencillamente, que hay grupos de personas que buscan algo diferente a lo que tu marca ofrece, por lo que dirigir tu marketing a ellos es una pérdida de tiempo e impresiones. Por eso, para que tu estrategia SEM sea efectiva, debes saber a quién no dirigirte.

    Gracias a la opción de concordancia negativa de Google AdWords, puedes introducir palabras clave que hacen que tus anuncios no aparezcan entre los resultados de búsqueda, incluso aunque el usuario en cuestión haya introducido otros términos de tu lista.

    Por ejemplo, te recomiendo que siempre incluyas como concordancia negativa términos como "gratis", ya que eso filtra a usuarios que no están interesados en comprar. O, si te diriges a pequeñas empresas, puedes incluir términos tipo "para multinacionales".

    Dado que el sistema PPC se basa en pagar por cada clic que consigas, filtrar estos términos no deseados te ayudará a no desperdiciar ni una sola oportunidad y reducir el gasto todo lo posible.

     

    4# Coordinar tu SEO y tu SEM

    En muchas ocasiones, las empresas cuentan con departamentos separados para SEO y SEM y no ponen en común sus estrategias todo lo que deberían. Y esto es claramente un error.

    Se calcula que el 15% de los usuarios visita un anuncio por palabras tras una búsqueda en Google, mientras que el 85% restante visita uno de los resultados orgánicos. Mediante una estrategia coordinada, puedes aprovechar todos estos clics en beneficio de tu marca.

    Las estrategias SEO se basan en crear contenidos de valor (generalmente en formato de artículos largos) y optimizarlos cuidadosamente para que posicionen para una serie de palabras clave. La gran ventaja es que con ello se obtienen visitas gratuitas, pero a cambio los resultados pueden tardar meses o años en ser efectivos.

    Como el SEO es una inversión costosa en tiempo y esfuerzo, quieres asegurarte de que las palabras para las que escoges posicionar son las adecuadas. Y ahí es donde AdWords puede ayudarte.

    Puedes ver los resultados de tus anuncios PPC el mismo día en que lanzas una campaña, y configurarlos suele ser mucho más rápido que escribir un artículo de más de 1000 palabras. Por eso, es una gran idea hacer pruebas con tus palabras clave usando anuncios por palabras.

    Otra de las ventajas de esta estrategia es que, aunque el SEM no ayuda al posicionamiento de por sí, sí que puede atraer tráfico y demostrar la relevancia de tu página para ciertas búsquedas, lo que a largo plazo tiene un impacto positivo en el SEO.

     

    5# Ser creativo para generar viralidad

    Normalmente no pensamos en creatividad cuando diseñamos campañas de AdWords. Pero como toda solución publicitaria, siempre podemos dar una vuelta al texto y las palabras clave de nuestros anuncios para innovar, sorprender o atraer a los usuarios.

    El límite a la creatividad en AdWords es que las palabras clave, tu anuncio y tu página de destino deben estar conectados y ser relevantes. Para encontrar nuevas ideas, te recomiendo que consultes tus palabras "long tail", dirigidas a nichos muy específicos. También puedes aprovechar los eventos y las ocasiones especiales, intentando no quedarte en los más manidos. ¡Haz un brainstorming con tu equipo y seguro que se os ocurrirán buenas ideas!

     

    6# Usar AdWords como herramienta de investigación

    Tradicionalmente, para saber si una oferta era atractiva para el público potencial, había que invertir grandes cantidades de dinero en estudios de mercado... o bien lanzarse a la piscina sin ninguna garantía de que fuese a funcionar.

    Con AdWords, tienes un inmenso campo de pruebas a tu disposición por un coste muy reducido. Solo necesitas tener una landing page básica que describa tu oferta y unos cuantos euros para la campaña. Si dudas entre varias opciones, mi recomendación es que pruebes los tests A/B: diseña dos campañas diferentes con el mismo presupuesto y comprueba cuál de ellas funciona mejor. Al final, habrás conseguido reducir el riesgo y poder tomar decisiones con confianza.

    New Call-to-action

    Marta Canadell

    Data Analyst and Data Scientist. PhD en Matemáticas Aplicadas.