Carta a los Reyes Magos para ser la empresa más feliz del mundo

Publicado por:

Cyberclick
Puedes encontrarme en:

Hoy vienen los Reyes Magos y su misión es traer ilusión y regalos a muchas personas. Pero en el equipo de Cyberclick también deseamos que traigan esta magia a las empresas y a todos los profesionales que las forman.

Muchas organizaciones solo tienen deseos relacionados con el cumplimiento de los objetivos económicos: mayor número de clientes, expansión en el mercado nacional e internacional, incremento del margen de beneficio, etc.

La empresa más feliz del mundo

Claro que todos deseamos conseguir estas metas, pero no son las únicas que existen (ni las más importantes). El mayor deseo de cualquier empresa debería ser la felicidad de sus trabajadores, porque una compañía no es nadie sin los miembros que la conforman.

Cada empresa debería buscar ser la empresa más feliz del mundo. Con:

  • Unos valores vivos y definidos.
  • Su propia cultura empresarial.
  • Políticas que promuevan el bienestar del equipo.

Es cierto, que para convertirse en una empresa innovadora y potenciadora de la felicidad, debe tener una cúpula directiva o unos jefes proclives a estos cambios. Pero, los empleados también pueden poner su granito de arena y sugerir de forma asertiva y paulatina este tipo de cambios a quienes gestionan sus equipos.

 

Carta a Sus Majestades los RRMM para ser una empresa feliz

Desde Cyberclick, creemos que la carta ideal para que los Reyes Magos conviertan una compañía en la empresa más feliz del mundo, es esta:

“Estimados Reyes Magos, 

Este año queremos que traigas estos deseos a nuestra empresa, para así ser un equipo muy motivado y positivo:

  • Valores pro-personas. Todas las compañías tienen unos valores, pero es importante que estos tengan como eje central a las personas y sus necesidades. Si es así, el bienestar crece, pero también las ganas de llevar adelante los objetivos de la organización. Ser una empresa feliz jamás estará reñido con ser una empresa exitosa.
  • El lugar de trabajo ideal para cada profesional. Cada uno de nosotros tiene unos talentos naturales que le hacen especial. Las empresas son responsables de buscar el talento adecuado para cada posición profesional o facilitar la reubicación dentro de una misma compañía. Trabajar motivado y en aquello que más le gusta a uno no tiene precio.
  • Confianza. Un entorno de confianza crea un clima de felicidad en la empresa. Confiar unos en los otros, en el proyecto de la organización, en la filosofía y valores de la empresa, es un ingrediente esencial de la empresa feliz.
  • Amigos y amigas. Sí, sí. Le pedimos a los Reyes Magos que las nuevas incorporaciones al equipo no se conviertan solo en nuestros colegas de trabajo, sino también en nuestras amistades. Porque pasamos muchas horas en la oficina y llegar cada día y saber que todos te aprecian y apoyan con su amistad es muy gratificante. Para poder conseguir este aspecto, el equipo debe poder participar en los procesos de selección. Saber con quién vas a trabajar. Conocerse previamente ayuda crear un mejor equipo y a incrementar las tasas de acierto en los procesos de selección.
  • Conciliación. Las políticas empresariales que facilitan la vida personal con la laboral incrementan la felicidad en la empresa. ¿Cuáles son? Pues la flexibilidad horaria, poder trabajar desde casa o la libre gestión de las vacaciones (teniendo siempre en cuenta a los compañeros a la hora de solicitarlas).
  • Formación. Poder estudiar siempre. El conocimiento siempre es bienvenido por dos razones: el crecimiento personal y profesional de las personas y porque beneficia a la propia empresa. ¡Un profesional que se recicla constantemente y está al día de las tendencias de su sector aporta mucho valor a cualquier equipo!
  • Felicidad. La felicidad es un intangible que puede venir dado por factores externos e internos. Pero, los internos son los realmente importantes. Por este motivo, los líderes de las empresas deben conocer los anhelos, sueños y necesidades de todos los componentes de su equipo y facilitar en lo que se pueda que los cumplan. Así se fomenta la felicidad individual y, también, la felicidad de la empresa.

Si sus majestades de Oriente nos traen todos estos regalos, difícil será no ser la empresa más feliz del mundo.”

En Cyberclick, día tras día, fomentamos estos deseos.

Esperamos que otras empresas se apunten paulatinamente al tren de la felicidad, porque este no pasa una vez, sino siempre.

 

¡Feliz noche de Reyes!

 

Cyberclick 

@cyberclicknet

 

Descargrar primer capítulo La empresa más feliz del mundo

 

Tags: La Empresa Feliz



¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!