Ventas Online

¿Qué es Shopping Graph? La apuesta de Google por el ecommerce

  • No hay sugerencias porque el campo de búsqueda está vacío.

    Por Marina Sala, publicado en 4 enero 2023

    La irrupción del ecommerce ha supuesto una auténtica revolución en todo el comercio internacional. En concreto, dentro de las fronteras españolas, nada más y nada menos que el 23% de las compras del año 2020 se realizaron a través de internet. Estos datos dejan claro que vender por internet es algo que todas las empresas, independientemente de su sector, deberían hacer, ya sea abriendo su propio ecommerce y/o a través de un marketplace como Amazon. Y es precisamente en su intento de superar a este gigante del comercio electrónico, cuando Google sacó a la luz Shopping Graph.

    Descubre en qué consiste esta herramienta de la empresa tecnológica y cómo utilizarla en favor de las ventas online de tu negocio.

    * ¿Quieres aprender más sobre cómo optimizar con éxito tu ecommerce? Clica  aquí y descárgate el manual más completo de cómo hacer crecer tus ventas y el  tráfico web a tu comercio digital.

    Que es Shopping Graph la apuesta de Google por el ecommerce


    ¿Qué es Shopping Graph de Google?

    Pese a que Google sigue siendo líder en búsquedas genéricas, pues acapara el 90% de ellas, no ocurre lo mismo con las búsquedas de compra de productos, donde la mitad las consigue la compañía Amazon. Debido a ello, son varias las maneras en las que la multinacional estadounidense ha intentado mejorar posiciones, siendo Shopping Graph una de ellas.

    Shopping Graph es una herramienta que funciona con inteligencia artificial y tiene el objetivo de conectar a los consumidores con muchos más productos. Gracias a esta tecnología, el público que busque en Google cualquier artículo puede también observar en un solo vistazo toda la información de este, como: sus reseñas, funcionalidades, características, vídeos sobre él, su precio, cantidad en el inventario y dónde encontrarlo.


    Google-Shopping-Graph


    Toda esta información la consigue Shopping Graph, en gran medida, gracias a que trabaja en tiempo real y recaba periódicamente los datos que los minoristas y las marcas proporcionan a través de Manufacturer Center o Merchant Center (teniendo así estos un papel activo), por lo que esta está actualizada y no se construye solo con lo que Google recaba de distintas fuentes. Esta es una de las carencias que tenían los modelos antiguos de Google Shopping y que se han mejorado con esta nueva herramienta.

    En definitiva, podríamos definir al Shopping Graph de Google como una gran base de datos de comerciantes y productos que compara y relaciona información de forma automática para poder ofrecer a los consumidores unos resultados de búsqueda de productos que se ajusten mejor a su intención de búsqueda.

    Con esta nueva tecnología, los usuarios pueden encontrar muchos más productos y comerciantes en los canales habituales de Google, como YouTube o las pestañas de imágenes, búsquedas y shopping, aunque están trabajando para poder ofrecer nuevas experiencias de compra. Una de las últimas novedades al respecto es Google Lens, una herramienta a partir de la cual puedes localizar elementos que aparecen en una captura de pantalla o fotografía que tú mismo has hecho. De esta forma, si a un cliente le llama la atención, por ejemplo, una prenda de ropa de algún famoso, puede saber cuál es y cómo encontrarla a golpe de clic.


    ¿Cómo incluir tus productos en Shopping Graph de Google?

    Tu principal objetivo como marca si quieres aprovechar al máximo el poder Shopping Graph es ayudar a que Google comprenda todos y cada uno de los productos que vendes. Esto lo puedes hacer dando información precisa de tus artículos de dos posibles formas:

    • Usando Google Merchant Center, una plataforma que te permite almacenar datos sobre los productos que vendes, tanto en tu ecommerce como en tu tienda física, para luego cargarlos en tus feeds de productos y poder usarlos en diferentes servicios de Google y en sus campañas. En definitiva, es el panel de control de los anunciantes; donde estos administran y deciden cómo van a aparecer sus productos en Google.

    • Dejando que el propio buscador analice por sí mismo la información de nuestra página web.


    Google Merchant Center y Shopping Graph


    Aparte, hay dos aspectos muy importantes que debes tener en cuenta para conseguir que esta herramienta detecte a la perfección todos los artículos que tienes a la venta sin que existan errores para:

    • Sincronizar tus datos: la armonización de datos es fundamental, pues su carencia puede crear confusión y provocar que tus productos corran el riesgo de no clasificarse bien en Google. Para evitar esto, asegúrate de que las decisiones que tomas con respecto a la actualización de tus datos en Google Merchant Center y en tu ecommerce sean estratégicas, sobre todo con respecto a datos que cambian con mucha frecuencia, como por ejemplo el stock (las existencias). Al igual que con otros valores que varían con asiduidad, es mejor tener esta información solo en un sitio para evitar que los datos no coincidan y que el cliente reciba información contradictoria.

    • Utilizar un UPI: el Identificador Único de Producto es un código o número que ayuda a identificar a los ojos del cliente que un producto es único, haciendo que se pueda diferenciar cualquier variación del mismo (color, forma…). Desde 2018, los UPI son obligatorios si se quiere incluir cualquier artículo en Google Merchant Center. De hecho, si diferentes productos utilizan el mismo UPI y se considera que tienen una información ambigua, serán rechazados por la plataforma. De la misma manera, si un grupo de artículos se clasifica como duplicado, solo se conservará uno de ellos. Por ello, asegúrate de utilizar una UPI única para cada producto que quieras vender.


    Cómo Google usa los datos estructurados y la información de Google Merchant Center

    Ya hemos mencionado antes que para poder aparecer como resultado en una búsqueda de producto en Google es fundamental que utilices Google Merchant Center y/o que ofrezcas datos estructurados a través de tu ecommerce. Pero lo que no te hemos contado es que, dependiendo de por qué experiencia de búsqueda se decante el usuario, Google utilizará estas dos fuentes de información de diferentes maneras. A continuación te contamos cómo:

    • Google Search: en este caso se utilizan tanto los datos de Google Merchant Center como los propios de tu ecommerce para mostrar resultados.
    • Google Imágenes: ocurre lo mismo que en el anterior caso.
    • Google Shopping: en este caso, para aparecer como resultado de búsqueda se requiere que tengas cuenta en Google Merchant Center y añadir datos estructurados en tu ecommerce puede ser un gran soporte en algunos casos, como por ejemplo durante la verificación de datos.
    • Google Lens: utiliza imágenes de ambas fuentes.


    Beneficios del Shopping Graph de Google

    El mayor beneficio que esta herramienta tiene sobre tu empresa es que muestra de una forma más completa y perfeccionada todos tus productos a miles de millones de personas de forma gratuita.

    Además, otro de los aspectos positivos de esta tecnología es que le da más poder a las marcas, tanto a las grandes empresas como a los comercios minoristas, a la hora de seleccionar cuál es la información que quieren transmitir a los consumidores en la plataforma Google nada más encuentren su producto.


    Posicionamiento SEO: mejores prácticas para ecommerce

    Cuando hablamos de SEO en ecommerce nos referimos a una práctica con la que se busca optimizar la web para que ocupe el mejor lugar en los resultados de los motores de búsqueda de una forma orgánica.

    Sin embargo, en Google una página puede aparecer en seis zonas o apartados diferentes:

    • Buscador principal

    • Imágenes

    • Google Lens

    • Shopping

    • Maps

    • Business Profile (Perfil empresarial)

    Tu estrategia de SEO para ecommerce debe tener en cuenta todas y cada una de estas áreas para aumentar las posibilidades de visibilidad de tu negocio en la red.

    Pero empecemos por el principio. Lo más importante a la hora de posicionar en Google como comercio electrónico es abrirte una cuenta en el Merchant Center, lo que se puede hacer de forma totalmente gratuita. Esta herramienta te da la posibilidad de subir a la plataforma tus productos con un tipo de formato que encaja bien con lo que quiere el buscador. Además, también te da la opción de proporcionar una gran cantidad de información sobre cada uno de tus artículos, ayudándote así enormemente a ganar posiciones.

    En el Merchant Center es importante que orientes tus textos haciendo que sean SEO friendly, es decir, haciendo que contengan información útil y palabras clave. De hecho, la investigación de keywords (palabras clave) es una de las primeras cosas que deberías hacer antes de escribir tu contenido. Herramientas como Ahrefs o Semrush pueden serte muy útiles a la hora de hacer este análisis.

    Además de la búsqueda de este tipo de palabras y de la utilización de Google Merchant Center, hay otras prácticas que te serán de gran ayuda para ganar posiciones en la red:

    • Velocidad de carga: tener un ecommerce que cargue a una velocidad óptima toda la información te ayudará a retener a tus clientes en la web y a que no la abandonen antes de tiempo. Algunas prácticas que te pueden ayudar a evitar tener un ecommerce demasiado lento son:
      • Implementar el lazy loading, un patrón de diseño que hará que solo carguen los recursos a medida que el usuario de la web va llegando a ellos.
      • Instalar el botón “cargar más” en tus páginas, sobre todo en las de producto.
      • Limitar tus artículos por página, es decir, no sobrepasar un número concreto.

    Para saber si tus cambios están funcionando, es recomendable que lleves a cabo un análisis de la experiencia de usuario y de la velocidad de tu sitio web con regularidad.

    • Estructura de la web: la arquitectura de tu página es importantísima para triunfar en buscadores. Uno de los mejores consejos que te podemos dar al respecto es que estructures tu web mediante la creación de un menú con categorías que representen palabras clave. Por ejemplo, si tu marca vende camisetas, puedes crear diferentes páginas de colección que sean “camisetas de tirantes”, “camisetas de manga larga”, etc. Y es que, al organizar tu página de esta manera, es decir, por categorías con palabras clave de alto valor, los motores de búsqueda las detectarán y las mostrarán a los usuarios que hagan esas búsquedas.

    • Meta descripciones: se conoce como meta descripción a la descripción corta que aparece debajo del título de una web en buscadores. Además de ayudar al usuario a saber la temática de la propia página, la meta descripción también es útil a la hora de posicionar, más aún si contienen palabras clave.. Ten en cuenta que estas deben ser informativas y llamativas para captar la atención del público.

    • Vinculación: incluye tanto enlaces externos como internos y pon tus esfuerzos en conseguir backlinks que enlacen a tu web.

    Ebook: las 40 mejores estrategias para optimizar tu ecommerce

    Marina Sala

    Inbound Marketing Specialist en Cyberclick. Responsable de la estrategia y desarrollo de campañas de clientes.

    Inbound Marketing Specialist at Cyberclick. Responsible for the strategy and development of customer campaigns.