Content Marketing

Consejos y herramientas para optimizar la legibilidad en content marketing

    Por Alicia Rodriguez (guest blogger), publicado en 26 noviembre 2019

    Es evidente que Google se ha implicado de lleno en la batalla por facilitar la lectura a los usuarios, casi obligando a los profesionales de content marketing a ingeniar nuevas formas de llegar a los lectores.

    Con esto no quiero decir que Google sea una Hermanita de la Caridad ni mucho menos, sino que sabe perfectamente que cuanto más fáciles de leer son los resultados que proporciona, mayores y mejores son los frutos que obtiene a cambio.

    ¿Todavía no ves a dónde quiero llegar? No te preocupes, te doy más detalles.

    * ¿Quieres mejorar tu posicionamiento SEO y también tu estrategia de Inbound  Marketing? Haz clic aquí y descárgate nuestro ebook gratis

    Consejos y herramientas para optimizar la legibilidad en content marketing

    Cuando Google ofrece un resultado a una búsqueda realizada por un usuario pretende que dicho usuario obtenga no solo una respuesta a lo que busca, sino que lo haga de la manera mejor posible y esto implica que entienda lo que está leyendo

    Y no solo esto, también entra en juego que la lectura no sea pesada para que no decida marcharse antes de tiempo.

    El ejemplo que avala la apuesta por ofrecer las mejores respuestas lo encontramos en los nuevos formatos de la SERP y que están totalmente focalizados en ofrecer al usuario contenido de rápido consumo vía soluciones o información.

    A su vez, el más claro ejemplo que muestra la importancia de los contenidos fáciles de consumir, lo tenemos en las nuevas medidas de legibilidad que se están imponiendo a la hora de hacer marketing de contenidos.

    Si quieres ampliar más la información y tomar nota de algunos tips sobre legibilidad y comprensión de textos, te recomiendo echar un vistazo a este post que escribí.

    Si buscas saber más sobre nuevos formatos de la SERP como los featured snippets te remito al estudio publicado recientemente por SEMrush sobre el tema y al análisis de Fernando Maciá de los datos recogidos.

    Como ya te he anticipado en el título, en este post me voy a centrar en analizar cómo podemos optimizar la legibilidad de un texto cuando hacemos marketing de contenidos.

    ¡Empezamos por el principio! 

     

    ¿Qué es la legibilidad de un contenido?

    La legibilidad se define como la cualidad de lo que es legible, lo que dicho de modo más entendible, hace referencia a la facilidad o dificultad de lectura de algo. 

    Es un hecho que los avances en el procesamiento del lenguaje natural y en la inteligencia artificial son cada vez mayores y más refinados, y consecuencia directa de ello es que, en la actualidad, la legibilidad de un texto se ha convertido en algo totalmente medible y cuantificable. 

    Es más, de manera concreta los profesionales a cargo de realizar acciones de marketing de contenidos están inmersos en una transformación laboral que les lleva a asegurar ser capaces de crear textos que estén totalmente alineados con las métricas de legibilidad que se consideran más efectivas.

     

    ¿Por qué es importante cumplir las premisas de legibilidad en content marketing?

    No te descubro nada si te digo que los períodos de atención del lector son más y más cortos, lo que lleva asociado que la redacción debe ser cada vez más afinada, además de estar totalmente enfocada a que el lector se quede.

    El más mínimo error puede provocar que el usuario haga clic y se vaya a otra parte. Muy probablemente, a seguir leyendo en otra parte sobre el tema que estaba leyendo con nosotros. 

    ¿Qué significa esto? Pues de primeras que Google va a interpretar este pogo sticking como algo en contra de nuestro contenido y no va a premiar a nuestra web o blog con su confianza, véase posicionamiento privilegiado. 

    Acabamos de atentar directamente contra nuestro posicionamiento SEO, pero no solo esto, porque que un usuario escape repercute directamente en el objetivo que nos hemos marcado con nuestro contenido, ya sea éste ventas a través de conversión de nuestros productos o servicios, visibilidad, engagement, etc…

    La buena noticia es que como ya he mencionado, hay muchas plataformas y herramientas que nos permiten medir la legibilidad y conseguir un puntaje alto que certifique que nuestro contenido es fácil de leer y de entender.

     

    ¿Como podemos medir la legibilidad de un texto?

    Para dar respuesta a la pregunta anterior me voy a servir de una fórmula, de una herramienta y de un plugin.

     

    Test de legibilidad de Flesch-Kincaid 

    El índice que resulta de aplicar la fórmula del test de Flesch-Kincaid ofrece una puntuación de la legibilidad de un texto según el número de años que es necesario tener para comprenderlo de forma fácil. 

    Esto implica que la puntuación más alta (100) es la que supone una mayor legibilidad. Para la mayoría de textos considerados como estándar, la puntuación de 60-70 será adecuada.

    La fórmula para estimar la facilidad de lectura según este test de Flesch es la siguiente:

    206.835 – (1.015 x ASL) – (84.6 x ASW)

    Donde:

    ASL es la longitud promedio de la oración (esto es, el número de palabras dividido por el número de oraciones).

    ASW es el número promedio de sílabas por palabra (es decir, el número de sílabas dividido por el número de palabras).

    ¿Cómo interpretamos el resultado en una escala de 0 a 100?

    Puntuación

    Descripción

    90-100

    Lectura muy fácil. Un estudiante medio de 11 años entiende el texto sin esfuerzo.

    80-90

    Lectura fácil. Lenguaje conversacional.

    70-80

    Lectura relativamente fácil.

    60-70

    Lenguaje llano. Un estudiante medio de 13 a 15 años entiende el texto sin esfuerzo.

    50-60

    Lectura relativamente difícil.

    30-50

    Lectura difícil.

    0-30

    Lectura muy difícil. Un graduado universitario entiende mejor el texto.

    Fuente: Wikipedia.

     

    SEO Writing Assistant de SEMrush

    En este caso, vamos con la herramienta concreta que ofrece la plataforma SEMrush y que recibe el nombre de SEO Writing Assistant.

    Llamándose “Asistente de escritura SEO” es difícil no imaginar por dónde vienen los tiros, ¿verdad?

    Para ver lo que esta herramienta ofrece de una forma totalmente práctica he tomado como modelo de análisis el siguiente post: Trabajar como redactor de contenidos: habilidades necesarias y consejos a seguir.

    Lo primero que vemos es la puntuación total:

    image3-1

    Esta es una métrica agregada que muestra la calidad del contenido analizado y tiene en cuenta todas las métricas que se analizan posteriormente y que son:

     

    1) Legibilidad

    Mide la dificultad de lectura del texto tal y como ya lo hemos visto en el test de Flesch, y le asigna una puntuación que pone en valor comparándola con la audiencia objetivo.

    image1-1

     

    2) Longitud del texto

    image4-1

    En este caso, además de informar del número de palabras total del artículo, lo compara con la media de lo publicado por nuestros competidores y también estima un tiempo medio de lectura.

     

    3) Keywords elegidas 

    image7

    Aquí la información se centra en si se ha usado al menos una vez las keywords objetivo de las que hemos informado al acceder al asistente.

     

    4) Keywords recomendadas

    image5-1

    ¿Qué otras keywords podríamos haber usado para conseguir un mejor posicionamiento SEO? 

    La respuesta la enconctramos en el apartado de Recommended kewyords de SEO Writing Assistant.

     

    5) Título

    image10

    En esta ocasión, vemos qué cambios nos sugiere la herramienta y cómo podemos obtener ideas de ayuda con la herramienta “Topic Research”.

     

    6) Enlaces

    image2-1

    ¿Hemos usado un número correcto de enlaces? ¿Dónde deberíamos hacer cambios? Esta es la información que extraemos en este apartado.

     

    7) Longitud de los párrafos

    image9

    ¿Son los párrafos fáciles de leer o es necesario acortarlos para no afectar a la legibilidad del artículo?

    ¿Quieres comprobar en primera persona todas las ventajas de SEO Writing Assistant? Accede desde aquí.

     

    Yoast

    Cerrando este apartado, y tal y como te había prometido, vemos el que es el plugin más usado para determinar la legibilidad de un post. 

    image6-1

    Este plugin de Wordpress nos ofrece una serie de recomendaciones para nuestros artículos tras analizar:

    1. El número de palabras de transición.
    2. El comienzo de cada oración.
    3. La facilidad de lectura de Flesch.
    4. La longitud del párrafo. 
    5. La distribución de los subtítulos.
    6. La longitud de las oraciones. 
    7. El uso de voz pasiva. 

    Para más información sobre este plugin te recomiendo leer este post.

    Ahora que ya conocemos cómo cuidar la legibilidad de nuestros textos mediante herramientas, vamos a ver una serie de consejos finales que son “amigos del alma” de la legibilidad.

     

    Consejos de legibilidad en marketing de contenidos

    Una vez que ya te he contado qué es la legibilidad y cómo medirla voy a cerrar este post con una serie de consejos de cara a conseguir que la legibilidad de tus contenidos sea lo más óptima posible.

     

    La extensión de las oraciones y la voz pasiva

    Las oraciones largas y la voz pasiva en los textos nunca deben superar una densidad del 5% del total del texto.

    Usar la voz activa en lugar de la pasiva permite dejar más claro quién debe hacer qué en cada caso. 

    Ejemplo: 

    “La voz pasiva debe ser usada lo menos posible si se quiere garantizar la legibilidad de un texto” vs “Como redactor de contenidos debes evitar usar la voz pasiva tanto como puedas para garantizar la legibilidad de tus textos”.

    ¿Cuál de las dos opciones crees que ayuda más a comprender y es más atractiva y fácil para el lector?

    Usar la voz activa nos permite que incluso un texto técnico sea más legible y digerible para el lector. 

    • Las personas y las arañas aman la legibilidad

    ¿Es posible escribir para ambos? La respuesta es un rotundo “Sí”.

    Para ello, usar un tono universal e inclusivo para todos nuestros lectores es la clave que deberemos poner en práctica.

    Incluso a las arañas que rastrean nuestra web debemos humanizarlas y verlas como esos “instrumentos” que analizarán nuestros contenidos y los clasificarán en los motores de búsqueda siguiendo las premisas que buscan que los lectores tengan una lectura fácil. 

    Finalmente, estas arañas buscan asegurar que ofrecen la mejor información posible a aquellos que han realizado una consulta, por lo que estarán centradas en que el contenido sea útil para el lector. 

    Usar en nuestros contenidos un lenguaje sencillo que refleje exactamente lo que pretendemos transmitir ayuda a las arañas a comprender de qué tratan nuestras piezas de contenido y cómo se ajustan al mensaje final que ha de recibir el receptor / lector.

    • Usar palabras de transición

    Usar lo que se conoce como palabras de transición enriquece el texto y da pistas al lector de lo que va a leer a continuación. 

    Ejemplo: 

    “Podemos utilizar tanto la voz activa como la pasiva en nuestros textos” vs “Podemos usar la voz pasiva en nuestros, sin embargo, es recomendable usarla de forma medida para no afectar a nuestros textos y mejorar su legibilidad”. 

    • No repetir el mismo comienzo

    Empezar varias frases consecutivas usando el mismo comienzo puede provocar que el lector se aburra y piense que no somos creativos, que somos repetitivos o incluso que no tenemos recursos narrativos suficientes. 

    • Controlar la longitud del párrafo y de las oraciones

    Los párrafos extremadamente largos no permiten que el lector tome aire y dificulta enormemente la comprensión de la lectura. 

    Los párrafos más cortos aligeran la carga narrativa y favorecen la comprensión de lo que se quiere decir. 

    Lo mismo ocurre con las oraciones que, como ya he mencionado, son uno de los elementos clave a la hora de hacer que un texto sea fácil o difícil de leer. 

    Si la mayoría de las frases tiene más de 20 palabras, corremos el riesgo de que el lector se pierda y no sea capaz de seguir el hilo conductor. 

    Si los párrafos y las frases son excesivamente largas, puede que el lector tenga que retroceder para retomar el hilo, se aburra y se marche. 

    No estamos escribiendo una obra literaria maestra sino un texto que queremos que se comprenda con facilidad. Si para ello podemos valernos de mantener bajo control el número de palabras en una frase y el número de frases en un párrafo, mejor que mejor.

     

    Conclusión

    Tan sólo con implementar fáciles acciones podemos mejorar nuestros textos y hacer que la legibilidad de nuestro content marketing nos ayude tanto en posicionamiento como en resultados.

    ¿Qué acciones te funcionan para mejorar la legibilidad de tu marketing de contenidos?

    Ebook: las 10 claves de un buen posicionamiento SEO en Inbound Marketing

     

    Alicia Rodriguez (guest blogger)

    Alicia es Content Strategist para España y LATAM de SEMrush, asesora de marketing de contenidos y responsable de la gestión de SoMeChatES. También es docente y speaker.