Publicidad Online & Publicidad Digital

5 aspectos de una buena agencia de publicidad

    Por Cyberclick, publicado en 23 enero 2019

    Escoger a la agencia de publicidad adecuada es una de las decisiones más cruciales que puede tomar una empresa. Después de todo, lo que está en juego es nada menos que la reputación de la marca, la inversión en publicidad y los resultados de la compañía. Se trata, por tanto, de una apuesta arriesgada, razón de más para no tomar la decisión a ciegas.

    Para conseguir un buen encaje entre cliente y agencia, es necesario que el anunciante pueda tomarse todo el tiempo que necesite para investigar las diferentes opciones y que ambas partes se comuniquen de manera fluida durante todo el proceso. Si quieres saber qué 5 aspectos debe tener una buena agencia de publicidad según Forbes... ¡no te pierdas este artículo!

    * ¿Quieres mejorar las conversiones a ventas o contactos de tu embudo? Haz  clic aquí y descárgate nuestro ebook donde te explicamos la metodología Funnel  Advertising. Con ella mejorarás resultados y optimizarás la inversión.

      5-aspectos-de-una-buena-agencia-de-publicidad-1

     

    5 características clave de una buena agencia de publicidad

     

    1) Entiende las necesidades y el presupuesto del cliente

    Una buena agencia de publicidad debería entender las necesidades del cliente a la perfección, pero eso no quiere decir que pueda adivinarlas. Se trata de una relación recíproca y la comunicación es muy importante.

    Por eso, el primer paso es que el cliente se forme en cuanto a las diferentes herramientas del marketing digital (páginas web, publicidad de display, SEO y SEM, redes sociales, diseño gráfico...) y sea capaz de explicárselas a la agencia. A su vez, muchas agencias pueden colaborar en esta labor de formación del cliente a través de webinars y cursos especializados.

    Es necesario dejar claro desde el principio que no existen soluciones universales, sino que la situación de cada sector o incluso de cada cliente es única. Por ejemplo, hay negocios a los que les interesará tener una gran presencia en las redes sociales y otros que preferirán enfocarse en el SEM. Y siempre, siempre, siempre, las herramientas que se escojan tendrán que estar ligadas al plan de marketing y a los objetivos globales de la marca.

    Otro tema en el que no puede haber lugar para malentendidos es, por supuesto, el presupuesto. El cliente ha de tener claros sus límites, pero estos deben ser lo bastante amplios como para que la agencia pueda trabajar con garantías. Hay que tener en cuenta que las soluciones tipo "pago por clic" permiten adaptarse a muchos tamaños de empresas y presupuestos diferentes, pero siempre tendremos unos costes de personal y operaciones.

     

    2) Es totalmente transparente

    Muchas veces, cuando un cliente ha tenido una mala experiencia con una agencia, podemos ver que falta información básica en la página web de la misma. Y es que por desgracia, en nuestro sector no faltan las trampas y los engaños, como las agencias que subcontratan personal en el extranjero a precios bajos o compran seguidores en las redes sociales.

    La página web de una agencia de publicidad debería mostrar claramente la dirección en la que se encuentra, los perfiles de las personas que trabajan ahí y una lista de clientes, como mínimo. También deberían estar dispuestos a compartir referencias y casos de éxito abiertamente, siempre respetando las necesidades de confidencialidad de sus clientes.

    Esta transparencia no solo debe mostrarse en la web, sino también a lo largo de todo el proceso de contratación y de trabajo. El cliente debería poder pedir la información que necesita y resolver todas sus dudas sobre sus campañas. La agencia tiene que estar dispuesta a dar todos los datos que el cliente necesite y ser didácticos a la hora de explicar su trabajo. Y de la misma manera, el cliente debería ser siempre impecablemente sincero con la agencia. En definitiva, tiene que haber un diálogo abierto donde ninguna de las partes oculte información y ambas colaboren para alcanzar el éxito.

     

    3) Puede demostrar su experiencia y credibilidad

    En el mundo del marketing online, la reputación lo es todo. Por eso, una buena agencia de publicidad tiene que ser capaz de demostrar que pone en práctica lo que predica y que cuenta con la credibilidad necesaria para generar confianza en sus clientes.

    El primer paso para generar esta confianza es la página web, ya que nos dará una idea del grado de sofisticación que pueden conseguir para sus clientes. Tiene que estar bien organizada, con toda la información claramente disponible y buscable y un diseño atractivo. Si está bien posicionada, podremos ver que su equipo maneja correctamente el SEO. Y lo mismo se aplica a su presencia en las redes sociales.

    En segundo lugar, debemos considerar su reputación online, esto es, las opiniones de los usuarios ajenos a la propia agencia. Un par de búsquedas sencillas en Google y las redes sociales nos ayudarán a encontrar testimonios de otras personas que hayan trabajado con ellos (¡ojo!: por desgracia, los testimonios falsos también se dan).

    Y por último, pero no menos importante, el cliente puede pedir referencias de otros clientes con los que la agencia haya trabajado. Siempre es muy interesante pedir alguna referencia de clientes con los que las cosas no hayan ido tan bien, para ver cómo se han enfocado los problemas. Si la agencia está dispuesta a hablar de ello abiertamente, es una señal excelente. Y de la misma manera, el cliente debería estar dispuesto a explicar su relación anterior con otras agencias de publicidad y el motivo por el que decidió prescindir de sus servicios.

    Un truco más: según los expertos, es mejor pedir las referencias por teléfono o en persona que por email. La razón es que, mientras que los emails pueden ser un simple "copia y pega", una conversación hace que las personas sean más naturales y se acaba obteniendo mucha más información.

     

    4) Es capaz de entender el sector del cliente

    La experiencia en un sector específico siempre es un punto a favor, pero a veces las agencias usan un enfoque tipo "cortar y pegar", aplicando las mismas soluciones a todos los clientes. Y esto no suele funcionar demasiado bien. Por ello, antes de empezar a trabajar, el cliente debería pedir casos de éxito concretos de su sector y ver si se ha aplicado un método de trabajo acorde a las circunstancias de cada marca.

    Si una agencia de publicidad es nueva en un sector, eso no quiere decir que haya que descartarla. A veces, puede ser muy positivo contar con una nueva mirada sobre lo que estamos haciendo. En ese caso, hay que preguntar por la metodología de la agencia a la hora de abordar un nuevo sector. Y de la misma manera que la agencia debe colaborar a la hora de formar al cliente sobre marketing digital, el cliente también debe estar abierto a resolver las dudas de la agencia sobre su sector.

     

    5) Tiene en cuenta el lado técnico de la relación

    Hasta ahora, hemos hablado de agencias de publicidad y clientes, ya que es la división tradicional del sector. Pero hay un tercer actor que no podemos olvidar, y es el de los responsables tecnológicos.

    Para llevar a buen puerto una estrategia de marketing digital, es necesario contar con conocimientos avanzados de una amplia variedad de tecnologías, desde diseño y arquitectura web hasta ciencia de los datos. En muchos casos, las agencias trabajan con proveedores tecnológicos externos, y es necesario que puedan responder por ellos ante el cliente.

    Tanto el cliente como la agencia tienen que ser conscientes de que estamos trabajando en un sector sometido a cambios continuos en la tecnología. Aunque los aspectos más técnicos, como la programación, vayan a dejarse en manos de expertos, los marketers tienen que ser capaces de entender el panorama tecnológico actual y estar siempre dispuestos a aprender cosas nuevas. Por parte del cliente, es buena idea indagar en este tema y ver si la agencia está al día o si sigue usando herramientas anticuadas por falta de recursos para innovar.

      

    Bonus extra: el test de la felicidad

    Si una agencia de publicidad supera con éxito los cinco aspectos que hemos comentado, con toda seguridad estará formada por expertos competentes. Para los clientes, esta lista puede servir para hacer un cribado y quedarse con unas pocas candidatas.

    Pero al final, en la decisión final, hay una cuestión que no es tan fácil de objetivar: la química y el feeling entre anunciante y agencia. Por eso, si estás buscando a la agencia de publicidad de tus sueños, te recomendamos que tu último paso sea el test de la felicidad. ¿Qué te dice tu instinto? ¿Te sientes a gusto relacionándote con el equipo? ¿Crees que realmente son felices en su trabajo?

    La felicidad en la empresa es un tema que está cobrando cada vez más fuerza en el mundo empresarial, y con toda la razón. Las personas tenemos emociones, y por mucho que queramos, no podemos dejarlas en la puerta cuando entramos a trabajar. Las empresas que son conscientes de ello cuidan más del bienestar de sus trabajadores, y el resultado es un equipo unido, que colabora de manera fluida y que, al final, consigue mejores resultados para los clientes. Por tanto, todos se benefician. Y cuando los clientes y las agencias pueden compartir esta cultura de la felicidad, el resultado es el comienzo de una hermosa amistad.

    Metodología de Funnel Advertising 

    Cyberclick

    Cyberclick - Marketing Online y Publicidad Digital. Estamos especializados en Email Marketing, SEM, Social Ads, Branded Content, Publicidad Nativa, Video Marketing, Data Science, Auditoría de Publicidad y Formación In-Company.