¿Vas a trabajar soñando con que llegue el viernes? Haz que tus lunes sean inspiradores

Publicado por:

Cyberclick
Puedes encontrarme en:

¿A qué actividad dedicas más horas cada día? Para un porcentaje muy alto de la población, la respuesta es "trabajar". Es lógico pensar, por tanto, que ser felices en el trabajo es fundamental para estar satisfechos con nuestras vidas. Y sin embargo, muchas personas van a trabajar pensando en el viernes en lugar de disfrutar de lunes inspiradores. Si eres uno de ellos (o si simplemente quieres estar un poco más a gusto en tu trabajo), ¡no te pierdas estos consejos!

 

¿Sueñas con que llegue el viernes? Convierte los lunes en inspiradores

 

1# No confundas vocación con felicidad

A veces caemos en la tentación de pensar que solo las personas que tienen una vocación y la realizan pueden ser felices en el trabajo, pero esto no tiene por qué ser así. Al igual que ocurre con las relaciones románticas, a la larga la pasión y la chispa no son suficientes por sí mismas.

Para mantener la satisfacción a largo plazo, los factores más importantes son las condiciones de trabajo y la capacidad de automotivarse. Por "condiciones" no me refiero solamente al sueldo, sino a temas como la flexibilidad laboral, la conciliación, el ambiente de trabajo o la posibilidad de seguir formándose y aprendiendo cosas nuevas.

En cuando a la automotivación, se trata de buscar el "para qué" en nuestro trabajo y de darle un sentido que encaje con nuestros valores. Y en este aspecto, importa más la actitud que la profesión en sí.

 

2# Analiza por qué estás insatisfecho

Si te levantas el lunes con el ánimo por los suelos, puede haber muchos motivos detrás. Algunos de ellos dependen de ti, mientras que otros están en el entorno. Estas son algunas de las razones más comunes para soñar despierto con el viernes:

  • Rutina. Sencillamente, estás aburrido.
  • Estrés y agotamiento, provocado por otras tensiones en nuestra vida o por exigencias excesivas.
  • Mal ambiente de trabajo.
  • Perfeccionismo excesivo. Si necesitas que todo esté bajo control y que las cosas salgan siempre a la primera, terminarás por quemarte.
  • Exceso de reglas. Las empresas demasiado controladoras terminan por ahogar y frustrar a sus empleados.
  • Caos y desorganización. No sabes qué se espera de ti y tienes la sensación de que la relación entre esfuerzo y recompensa es aleatoria.
  • Remuneración y otras condiciones. En otras palabras, no te pagan lo suficiente, el horario es demasiado estricto o fallan aspectos como las vacaciones.

 

3# Cambia tu entorno paso a paso

Entender lo que te pasa es el primer paso para cambiar. Ya sea que decidas cambiar de trabajo o quedarte donde estás, estos consejos te ayudarán a mejorar tu bienestar los siete días de la semana:

  • Inspírate. Por ejemplo, en el podcast "Lunes inspiradores" encontrarás un montón de ideas para ayudarte a trabajar con una sonrisa.
  • Establece un plan de acción. Siéntate a pensar en cómo puedes conseguir tus metas y establece objetivos realistas. Por ejemplo, quizá quieras empezar investigando opciones de formación para mejorar tus expectativas laborales.
  • Cuida tus hábitos. Cosas sencillas como tomarnos unos minutos para respirar hondo o dar un breve paseo pueden cambiar por completo nuestro estado de ánimo.
  • No confundas éxito y felicidad. El éxito es conseguir todo lo que anhelas, mientras que la felicidad es disfrutar de lo que tienes.

 

Cyberclick

@Cyberclicknet

 

Descargrar primer capítulo La empresa más feliz del mundo

 

Tags: La Empresa Feliz



¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!