Online Marketing & Digital Marketing

Marketing budista: estrategias centradas en ofrecer ayuda y transparencia

    Por Laia Cardona, publicado en 15 octubre 2021

    En el mundo del marketing, cada vez somos más conscientes de que debemos tener en cuenta aspectos que van más allá del beneficio económico. Cada vez son más las marcas que incluyen en su discurso y en sus prácticas valores como la sostenibilidad y la igualdad de género.

    El marketing budista va un paso más allá en la búsqueda de valores, ya que trata de aplicar los principios de esta filosofía milenaria a nuestro sector. Te contamos en qué consiste.

    * ¿Quieres conocer las 222 tendencias y predicciones de marketing digital que  cambiarán el panorama en2022 de nuestro sector? Clica aquí y descárgate el  ebook gratis que hemos preparado para ti con toda la información.Marketing budista estrategias centradas en ofrecer ayuda y transparencia

     

    Los principios del budismo

    El budismo es a la vez una religión no teísta (esto es, que no postula la existencia de un dios o un creador) y una doctrina filosófica y espiritual. Dentro del budismo podemos encontrar diferentes tradiciones, creencias, rituales y prácticas espirituales.

    El budismo se basa en las enseñanzas de Buda, que vivió entre los siglos VI y V antes de Cristo. Una de sus bases fundamentales son las cuatro nobles verdades:

    • La vida incluye sufrimiento. La insatisfacción y el sufrimiento son universales, y la vida consiste en convivir con ellos. Esto es lo primero que tenemos que aceptar en la filosofía budista.
    • El origen del sufrimiento reside en el deseo. El budismo entiende el deseo como anhelo, el ansia que causan nuestras expectativas y nuestros sentidos. Existe la creencia errónea de que podemos satisfacer este deseo mediante nuestras acciones, pero esto es solo una ilusión.
    • Es posible terminar con el sufrimiento. La clave no está en satisfacer nuestros deseos mediante acciones, sino todo lo contrario, en abandonar el deseo. Para ello, tenemos que afrontar la vida como realmente es y no como la dibujan nuestras proyecciones mentales, y comprender que el sufrimiento está causado por nosotros mismos.
    • La búsqueda del punto medio es la vía para terminar con el sufrimiento. La práctica del budismo se traduce en el "noble camino óctuple", esto es, la búsqueda de un punto medio que evite tanto la satisfacción como el castigo excesivos. Dentro del noble camino óctuple encontramos la práctica de la meditación y la atención plena, que se han hecho muy populares en Occidente a través del mindfulness.

     

    ¿Es posible hacer marketing budista?

    A primera vista, puede parecer difícil conciliar las enseñanzas de Buda con el marketing moderno. Pero si estamos de acuerdo con Seth Godin en que el marketing trata de difundir ideas, entonces el propio Buda fue uno de los mayores expertos en marketing de todos los tiempos.

    A lo largo de 2500 años, sus enseñanzas han influido en la vida de millones de personas en todo el mundo. Durante varios cientos de años, estas enseñanzas sobrevivieron por puro boca a boca, y lograron cruzar continentes antes de la llegada de los medios de comunicación modernos.

    Al final, el budismo se basa en principios que nos ayudan a vivir una vida más ética, y estos principios se pueden aplicar al marketing para conseguir un equilibrio entre valores y objetivos comerciales. Vamos a ver cómo aplicar el marketing budista a diferentes elementos de tu marca.

     

    Branding

    En el marketing budista, el branding trata de entender la realidad en lugar de disfrazarla. Partimos, por tanto, de responder a preguntas básicas sobre la marca: ¿quiénes somos?, ¿qué hacemos?, ¿qué cosas nos importan?, ¿cuál es nuestra visión?, ¿por qué existimos?

    El objetivo de toda empresa debería ser aportar valor a la sociedad, no solamente hacer dinero. Y un branding ético debería basarse en entender cómo aportamos ese valor al mundo y transmitirlo de manera honesta.

    Una vez que tenemos claro este valor, debemos transmitirlo de manera no invasiva. Cuando hacemos las cosas bien, los clientes llegan de maneras más orgánicas.

    El propio Buda definió su marca como "el camino de en medio", lo que le hacía posicionarse de manera diferente a otros maestros de su tiempo y le ayudó a crear una marca única.

     

    Target

    Otra cosa que tienen en común budismo y marketing es entender que no podemos dirigirnos a todo el mundo a la vez.

    Después de su revelación, Buda estaba desanimado pensando que lo que había visto sería imposible de transmitir a otras personas. Pero recibió la visita del dios Brahma, que le animó a enseñárselas a quienes solo tenían "un poco de polvo en los ojos" y por tanto serían capaces de ver la verdad. Así que Buda se dirigió a aquellas personas que estaban buscando activamente la iluminación y que por tanto eran receptivas a sus mensajes.

    De la misma manera, tienes que encontrar a las personas que no solo encajan con las características demográficas de tu público objetivo, sino que han identificado una necesidad relacionada con tu marca y están buscando activamente solucionarla. Así, te aseguras de que estarán receptivas a tu mensaje.

     

    Aportar valor

    De la misma manera que el budismo enseña activamente sus enseñanzas a quienes están dispuestos a recibirlas, las marcas deben transmitir lo que tienen de valioso. Como marketers, debemos averiguar qué valoran las personas y ayudarles a conectar con nuestra marca explicándoles cómo podemos ayudarles a conseguirlo. Si no hay ninguna correspondencia entre las cosas que las personas valoran y lo que ofrecemos, nos estamos dirigiendo al público equivocado o tenemos el producto equivocado.

    La clave de la comunicación en el marketing budista, por tanto, está en tener una propuesta que pueda aportar un valor real al consumidor.

     

    Copywriting

    Cuando intentó transmitir sus enseñanzas por primera vez, Buda se dio cuenta de que la verdad no era suficiente. Se encontró en su camino a un asceta y le dijo sin más rodeos que él era Buda, el receptor de la iluminación perfecta, y el asceta siguió su camino sin hacerle caso.

    En su siguiente intento, Buda refinó su mensaje y condensó lo que había aprendido en las cuatro nobles verdades. Este enfoque tuvo mucho más éxito y dio lugar a todo tipo de fórmulas para explicar el budismo, como el noble camino óctuple o las tres joyas. 

    Había descubierto que uno de los grandes secretos del marketing es ser capaz de sintetizar la información en un titular potente y buscar cómo explicar los beneficios a su audiencia. Y así fue como se convirtió en uno de los primeros copywriters de la historia, sin necesidad de dejar de lado sus principios.New Call-to-action

    Laia Cardona

    Responsable de la estrategia de inbound marketing en Cyberclick. Gestión del CRM con Hubspot, de la base de datos y creación de la estrategia global de contenidos, workflows y lead nurturing. Experiencia en marketing digital, comunicación digital y periodismo en medios de comunicación. ______________________________________________________________________ Responsible for the inbound marketing strategy at Cyberclick. Experience in digital marketing, digital communication, media journalism, CRM management with Hubspot, creation of global content strategy, workflows and lead nurturing.