Las verdades y esfuerzos que deberás asumir con el content marketing

Publicado por:

Laia Cardona
Puedes encontrarme en:

¿Sabías que el marketing de contenidos viene de mucho antes de la aparición de internet? En 1732, Benjamin Franklin publicó la primera copia del "Almanaque del pobre Richard", una publicación destinada a promocionar su negocio editorial y que lograba atraer a su audiencia con contenidos de valor: predicciones del tiempo, datos interesantes, curiosidades... ¿Te suena?

Pero aunque tenga al menos tres siglos de historia, lo cierto es que el content marketing nunca había sido tan complejo y fascinante como en el presente. Cada vez contamos con más formatos, herramientas, tácticas y datos sobre nuestra audiencia, tanto que a veces corremos el peligro de perder de vista nuestros objetivos principales. Para que a ti no te pase, hoy quiero compartir contigo siete verdades sobre el content marketing moderno.

Las verdades y esfuerzos que deberas asumir con el content marketing

 

1) El marketing de contenidos requiere un esfuerzo

Muchas marcas se están lanzando a crear contenidos, pero eso no quiere decir que todas lo estén haciendo bien. El content marketing se ha vuelto una estrategia muy popular, pero solo es sencillo en apariencia. Una estrategia de contenido a gran escala es una maquinaria compleja y en constante movimiento, con diferentes personas implicadas y muchas piezas que es necesario encajar.

Con tiempo suficiente y el equipo adecuado, tu estrategia de marketing de contenidos irá quedando cada vez más clara. Al final, crear contenido de valor de manera continuada y hacer que llegue a la audiencia que buscas es una carrera de fondo. Si lo que buscas es atajos para conseguir objetivos de manera rápida, quizá no sea la estrategia adecuada para ti.

 

2) Una vez no basta

La consistencia es esencial a la hora de crear y publicar contenidos. Y es que vivimos rodeados de tanta información, que los éxitos son efímeros. Crear un contenido fantástico que se comparte miles de veces es genial, pero si te quedas ahí, no será suficiente. Tu audiencia, al igual que la mayoría de usuarios de internet de hoy en día, dispone de una atención limitada. Lo más probable es que el martes que viene no se acuerden de ti (y si tu competencia publica contenidos de gran calidad varias veces a la semana, menos todavía).

Dicho lo cual, esto no significa necesariamente que tengas que producir constantemente contenidos excelentes, ni que no puedas reaprovechar lo que ya has creado. Pero sí necesitarás ofrecer contenidos de valor de manera consistente a lo largo del tiempo.

 

3) Las redes sociales no son la única solución para distribuir contenido

Para muchos marketers, content marketing sigue siendo sinónimo de "publicar artículos e infografías en mi blog y compartirlas en las redes sociales". Pero si esa es tu única estrategia de distribución, te estás quedando muy corto.

Cada vez más marcas se dan cuenta de que saber mover los contenidos es tan importante como crearlos. El esfuerzo dedicado al content marketing queda desaprovechado si este no llega a toda la audiencia posible.

Por eso, te animo a pensar en cómo hacer llegar tu contenido lo más lejos posible, de todas las maneras posibles. Las redes sociales son solo una opción entre docenas.

 

4) El marketing de contenidos no es publicidad

Este concepto es uno de los más difíciles para las marcas. Estás invirtiendo en marketing, el CEO quiere ver los resultados lo antes posible, y el equipo de marketing se centra en generar leads y ventas por encima de crear contenidos de valor. Pero confundir marketing de contenidos con publicidad y ser excesivamente promocional es un error.

Tus contenidos no son el lugar para hacer promoción descarada de tu empresa, tus productos o tu servicios. El content marketing es una estrategia a largo plazo para construir tu marca, aportar valor a tu audiencia y ganarte su confianza. Así que céntrate en conectar y no en presumir.

 

5) Un blog solo no basta

Véase el punto 3: al igual que las redes sociales no pueden ser tu única forma de distribución, tampoco puedes conformarte con tener tu blog de empresa actualizado. Por bueno que sea un blog, el porcentaje de lectores que se suscribe es mínimo. Solo tienes la atención de tu audiencia por un tiempo limitado y no puedes esperar que estén pendientes de lo que publicas.

Por tanto, necesitas contar con un plan integral y ser activo en los sitios donde está tu audiencia. El guest posting, las relaciones públicas y la publicidad nativa te darán más oportunidades para llegarles y complementar tu estrategia de contenidos.

 

6) El marketing de contenidos y las relaciones públicas se alimentan entre sí

A veces, los departamentos de marketing caen en el error de ver el content marketing y las relaciones públicas como categorías completamente independientes, o creer que si hacen una de las dos cosas, ya no necesitan la otra. Pero lo cierto es que estas dos estrategias se complementan entre sí.

Tanto las relaciones públicas como el marketing de contenidos te ayudan a alcanzar e involucrar a la audiencia, construir tu marca, aumentar la notoriedad e incluso generar leads y ventas. La diferencia entre ambos es que el content marketing es una estrategia a largo plazo, mientras que las relaciones públicas son más adecuadas para crear impulsos rápidos. Si las combinas, verás que los contenidos generan nuevas oportunidades para lanzar acciones de relaciones públicas y que las relaciones públicas atraen a gente a tu sitio que puedes retener y alimentar con contenidos.

 

7) No puedes empezar la casa por el tejado

Sabemos que los contenidos en vídeo e interactivos son tendencia, pero querer hacerlo todo desde el principio es un error. Es preferible adoptar el marketing de contenidos poco a poco, empezando por crear artículos y publicaciones en redes sociales con un calendario estable.

Si te fijas en lo que es nuevo y de moda en lugar de lo que puede beneficiar más a tu marca en cada momento, puedes acabar derrochando tiempo y dinero en esfuerzos poco productivos. Así que para empezar, mi consejo es que dediques tiempo a investigar qué tipo de contenidos funcionan mejor para tu audiencia, y cómo puedes hacer encajar tus procesos en una estrategia de contenidos a largo plazo. Recuerda: un viaje de mil kilómetros siempre empieza con el primer paso.

 

Guía de SEO para tu Marketing de Contenidos

 

Tags: Online Marketing & Digital Marketing, Content Marketing

Posts recientes



¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!