Redes Sociales & Social Ads

¡Deja de hacer esto en redes sociales con tu marca!

    Por Laia Cardona, publicado en 31 agosto 2017

    Las redes sociales son uno de los pilares básicos de las estrategias de marketing digital. Por dar solo una cifra, se estima que en 2019 las marcas invertirán 17.000 millones de dólares en social media solo en Estados Unidos.

    Y sin embargo, a pesar de llevar años trabajando con ellas, los marketers seguimos cayendo en los mismos errores de bulto. Si quieres adelantarte a la competencia y triunfar en las redes sociales, echa un vistazo a estas 3 cosas que no debe hacer tu empresa en social media.

    No cometas estos errores en redes sociales con tu marca

     

    ¡No hagas nada de esto en Redes Sociales con tu Marca!

    Error nº 1# No tener objetivos claros

    Muchas marcas creen que "hay que estar" en las redes sociales, pero sin tener muy claro por qué ni para qué. Por eso, se lanzan a abrir perfiles en todas las redes que se cruzan en su camino creyendo que cuantas más, mejor. ¡Error!

    Para orientar tu presencia de marca en social media, tienes que empezar por saber que no te conviene estar en todas partes. Es mejor limitarse a dos o tres redes que sean realmente relevantes para tu empresa y que te ayuden a conectar con tu audiencia. A la hora de escoger, ten en cuenta que cada red tiene una personalidad y unas características diferentes:

    • Facebook es una especie de "comodín", ya que es la más popular a nivel mundial (recientemente ha alcanzado los 2.000 millones de usuarios) y la que alcanza a más grupos de edad, géneros y ubicaciones. Eso sí, debes tener en cuenta que los adolescentes están dejando de considerarla su favorita. Así que si te diriges a este grupo de edad, puede ser buena idea complementar tu presencia con Instagram o Snapchat.
    • Instagram ha crecido mucho en los últimos años y alcanza ya los 700 millones de usuarios activos al mes. Originalmente era una red bastante "hipster", pero hoy en día alcanza a muchos tipos de usuarios diferentes. Es especialmente recomendable si tu marca tiene un fuerte componente visual o si se dirige al segmento de 18 a 34 años.
    • Twitter llegó a ser la segunda red mundial en su día, pero hoy ocupa una posición más discreta. Un gran porcentaje de sus usuarios la usan para escuchar y recibir actualizaciones, pero no publican contenidos propios. Aun así, sigue teniendo un gran punto fuerte, y es su carácter actual. Gracias a los vídeos en directo, Twitter tiene puntos para convertirse en la tele del futuro. Úsala para llegar a usuarios interesados en estar al día de las últimas noticias.
    • Snapchat se está haciendo cada vez más atractiva para las marcas, gracias a las soluciones publicitarias y a funcionalidades como la de insertar enlaces en las publicaciones. Su carácter efímero funciona muy bien para ofrecer promociones, descuentos y contenido exclusivo, y te permite mostrar el lado más desenfadado de tu marca. Especialmente recomendable si te diriges a los más jóvenes.
    • LinkedIn es la red profesional por excelencia en buena parte del globo. Se han superado los 500 millones de perfiles, hay 9 millones de empresas con presencia y de media suele haber una oferta de 10 millones de puestos de trabajo. Sus costes son superiores a otras redes, pero su efectividad es alta, al dirigirte a los perfiles que cumplen con tu target y de forma personalizada. Una buena plataforma para las estrategias B2B.
    • Pinterest no es quizá la red más conocida en nuestro país, pero tiene una demografía muy interesante para las empresas: el 84% de sus usuarios son mujeres y un tercio está en la franja de ingresos más alta. Si tienes una tienda online que se dirija a este público, es una oportunidad de lo más atractiva.

     

    Error nº 2# No medir los resultados

    No me cansaré nunca de repetirlo: para saber si algo funciona o no, la medición es imprescindible. Si no sabes los resultados de tus acciones, irás dando palos de ciego y seguro que acabas desperdiciando buena parte de tu presupuesto.

    Este error está muy ligado al anterior, y es que para saber qué medir, primero debes tener claros tus objetivos. No vale limitarse a contar seguidores y "me gusta", porque esas cifras no te dicen si tu empresa está yendo mejor o peor.

    Una estrategia de medición en las redes sociales pasa por establecer los KPI o indicadores clave del rendimiento, esto es, las métricas que realmente te dicen lo que está pasando con tus objetivos. Solo tú puedes decidir cuáles tienen sentido para tu marca, pero estos son algunos de los más populares:

    • ROI o retorno de la inversión
    • Venta media por cliente
    • Número de compras por cliente
    • Ratio de conversión de visitantes en leads
    • Ratio de conversión de leads en ventas
    • Coste por lead
    • Life time value

    Pero eso no es todo: si quieres aprovechar la última gota de tu presupuesto, también necesitarás estar dispuesto a hacer experimentos controlados mediante test A/B.

    En un test A/B, ponemos en marcha dos acciones idénticas pero que se diferencian en una sola variable, como el título de una página o el color del botón de llamada a la acción. Después de un tiempo determinado, comparamos los resultados de ambas acciones para llegar a conclusiones tipo "los botones rojos funcionan mejor". Así, podremos ir creando campañas cada vez más efectivas.

     

    Error nº 3# Publicar al buen tuntún

    Además de intentar estar en 47 redes sociales a la vez, otro error que suelen cometer las marcas novatas (y no tan novatas) es agobiar a sus seguidores con publicaciones. Pero la clave del social media no está en la cantidad, sino en la calidad.

    Las publicaciones en redes tienen que estar respaldadas por una estrategia de marketing de contenidos que se centre en aportar valor al usuario. Es mejor publicar menos, pero hacer que cada publicación sea valiosa y anime a los usuarios a compartir. Más que en la cantidad de publicaciones, el foco debe estar en el engagement por publicación: generar conversaciones y no soltar monólogos.

    Además, te recomiendo que seas estratégico con respecto a las horas de publicación. Un mismo post puede generar niveles de engagement muy diferentes en función de la hora y el día de la semana. Cada marca es única en este sentido, así que lo mejor es experimentar hasta que des con tus momentos clave. Eso sí, ten en cuenta que cada red tiene unas "horas muertas" diferentes en las que el tráfico de usuarios disminuye. Por ejemplo, en Twitter el CTR es menor durante las primeras horas de la mañana.

    Así, que con estas recomendaciones de lo que no debes hacer en redes sociales con tu marca nos quedamos aquí por ahora. Aunque siempre queda... ¡seguir leyendo más artículos de nuestro blog! ;)

     

    ¡Descárgate YA el nuevo ebook!

     

    Laia Cardona

    Periodista, creadora de contenidos y community manager. Estudié Periodismo y Realización Audiovisual. Las palabras y la comunicación son mi pasión.