Content Marketing

15 tips para personalizar al máximo tu marketing de contenidos

    Por Carmen Martín, publicado en 07 octubre 2021

    Si te dedicas al marketing de contenidos, ya sabes lo difícil que es destacar entre la multitud. Hay muchas marcas que apuestan por esta estrategia, y a veces puede parecer que todo está inventado.

    Pero sabemos que la personalización del marketing es esencial para conseguir resultados. Tus contenidos deberían reflejar la esencia única de tu marca y ser capaces de conectar de manera personal con los visitantes a tu sitio. ¿Te parece complicado? Apúntate estos 15 tips para que tu marketing de contenidos esté más personalizado que nunca.

    * ¿Quieres crear tu mapa de contenidos y no sabes por dónde empezar? Haz clic  aquí y descárgate nuestro pack para definir de forma correcta los contenidos  más adecuados a tu buyer persona, en función de la fase en la que están.tips para personalizar al maximo tu marketing de contenidos

     

    15 consejos para personalizar tu marketing de contenidos

     

    1) Ten algo diferente que decir

    Es difícil darle personalidad a tu contenido si estás diciendo lo mismo que todos los demás. Por eso, piensa en cómo puedes utilizar la experiencia y los conocimientos de tu marca para contar algo nuevo o diferente. Tener una perspectiva única consigue atraer la atención mucho más rápido. No tienes que inventar la rueda cada vez que te pongas a escribir, pero sí que es muy recomendable plantearte qué puedes hacer para que tu contenido aporte algo nuevo.

     

    2) Ofrece diferentes contenidos a cada visitante

    Una de las últimas tendencias en personalización y marketing de contenidos es adaptar la experiencia de tu sitio web a las interacciones de los usuarios. Por ejemplo, puedes hacer que tus visitantes vean un contenido de introducción la primera vez que entran en tu sitio y, a partir de la segunda visita, ofrecerles algo distinto. También puedes adaptar el contenido mostrado a sus intereses, por ejemplo, mostrando productos de las categorías con las que han interactuado antes. ¡Hay un montón de posibilidades para crear una experiencia única!

     

    3) Interésate por el tema que vas a contar

    Para que tu contenido no sea "más de lo mismo", al primero al que tiene que interesarle es a ti. Si no pones pasión en lo que haces, no conseguirás transmitirla.

    Es cierto que no todos los temas son fascinantes a primera vista, pero siempre podemos darles una vuelta para encontrar qué tienen de especial. Para inspirarte, puedes buscar comunidades online de aficionados al tema sobre el que vas a crear contenidos, ¡seguro que consiguen transmitirte su entusiasmo!

     

    4) Lee contenidos originales

    Y hablando de inspiración: si quieres sacar ideas para crear contenidos únicos, no te limites a leer los mismos blogs de siempre. Busca contenidos sobre los temas de interés de tu marca que tengan un estilo único y piensa en cómo puedes sacar ideas para tus propios contenidos. O mejor todavía: cuando leas algo que te inspire (un artículo, una novela, ficción, no ficción, lo que sea) plantéate por qué te gusta y cómo podrías replicar ese efecto en tus propios contenidos.

     

    5) Provoca respuestas emocionales

    Los antiguos griegos ya lo sabían: la emoción convence más que la razón. Los contenidos con un fuerte impacto emocional tienen más probabilidades de ser recordados y generar una respuesta en los usuarios que los consumen.

    De hecho, un estudio que analizó 7000 artículos de The New York Times descubrió que las historias que provocan una respuesta emocional se comparten más que las neutras, incluso aunque se trate de una emoción típicamente negativa como la rabia, la frustración o la ansiedad. Así que ya sabes: haz que tus contenidos no dejen a nadie indiferente.

     

    6) Escribe igual que hablas

    La naturalidad es un componente muy importante de la personalización. A veces, cuando nos sentamos a escribir, alteramos nuestra personalidad para sonar más serios o profesionales. Pero si lo que quieres es conectar con las personas, prueba a escribir con el mismo tono que si estuvieras contándole una historia a un amigo.

    Es cierto que algunas temáticas y marcas no son apropiadas para un tono coloquial, pero siempre puedes pensar en cómo adaptar tus textos para que suenen más relajados y naturales. Así, lograrás llenar tus textos de personalidad y hacer que lleguen mejor a la audiencia.

     

    7) Cuenta historias

    Una de las características atemporales del ser humano es que nos encantan las historias, desde los mitos de origen de la tribu hasta el último capítulo de tu serie favorita en Netflix.

    Pues bien, uno de los tips más útiles para personalizar tu marketing de contenidos es contar historias. Si no sabes por dónde empezar, puedes recurrir a ejemplos, anécdotas y casos prácticos para dar un toque más humano a tus contenidos y hacer que los lectores se identifiquen con ellos.

     

    8) Evoluciona del storytelling al storydoing

    El storytelling es una de las técnicas más viejas del marketing, pero en los últimos tiempos hemos visto un par de replanteamientos interesantes. Uno de ellos es el storydoing.

    El storydoing es la evolución del storytelling adaptado a los medios online: ya no solo queremos contar una historia, sino hacer que las personas se involucren y vivan experiencias junto a la marca. El consumidor ya no es un oyente pasivo, sino que se convierte en el protagonista de la acción, consiguiendo la máxima identificación entre la audiencia y la marca.

     

    9) Apuesta por el storyexperience

    El storyexperience es otra vuelta de tuerca más en el storytelling del marketing de contenidos. En el storyexperience, buscamos contar la historia detrás de nuestra filosofía, nuestros productos y nuestros servicios, de una manera que provoque emociones y estimule la conexión con los clientes. Una de las características más importantes de esta historia es que debe ofrecer una promesa al cliente, ya que prometer algo y cumplirlo es una manera muy eficaz de ganarnos su confianza.

     

    10) Amplía tu vocabulario

    No hace falta que suenes como la última edición del diccionario de la RAE, pero lo cierto es que hacer un esfuerzo por salir un poco de los términos más convencionales puede aportar mucho a la personalización de tu marca.

    Como siempre, se trata de acertar con el tono adecuado para tu marca: algunas pueden permitirse sonar más pedantes, otras recurrirán a términos nuevos y tecnológicos, otras querrán sonar a alguna región en concreto... Sea cual sea la personalidad de tu marca, el vocabulario es una gran manera de hacer que se note.

     

    11) Replantéate el formato

    Hoy en día, el marketing de contenidos puede ir más allá de los artículos, los vídeos y las infografías. Los nuevos formatos interactivos o la realidad aumentada nos abren un mundo de posibilidades para contar el mensaje de nuestra marca.

    Pero a veces no hace falta usar demasiados recursos para lograr un efecto diferente: un simple post en un blog puede cambiar radicalmente gracias al formato. Aquí tienes algunas ideas:

    • Divide el texto en diferentes apartados y subencabezados para facilitar la lectura.
    • Usa listas siempre que sea necesario.
    • Usa la negrita o incluso la cursiva para destacar palabras y conceptos.
    • Utiliza emoticonos y emojis para dar un toque original a tu contenido y para comunicar. A veces, un icono bien escogido vale más que mil palabras.

     

    12) Haz preguntas retóricas

    Una pregunta retórica es un buen recurso para hacer que el lector se detenga por un momento y se plantee lo que está leyendo, en lugar de limitarse a pasar por encima del contenido.

    Cuando escribimos, se produce una especie de monólogo, pero en realidad lo que queremos es generar una conversación con la audiencia. Plantearles preguntas, ya sean retóricas o con una intención real de que respondan (por ejemplo, a través de los comentarios) rompe este monólogo y hace que tus contenidos resulten más interactivos.

     

    13) Crea suspense

    Los guionistas de series lo saben: el "cliffhanger" es un recurso súper efectivo para mantener enganchada a la audiencia.

    Pero no hace falta que tus contenidos sean ficción para poder generar suspense. En esencia, este recurso se basa en plantear una pregunta y hacer que el receptor del contenido tenga que esperar por la respuesta. Ve revelando los detalles poco a poco para mantener a tu audiencia enganchada hasta el final. Esta técnica se combina muy bien con la de hacer preguntas, ya que desde el momento en que las planteamos, el usuario querrá saber la respuesta.

     

    14) Incluye datos curiosos

    Hay dos motivaciones principales que llevan a los usuarios a consumir contenidos: para aprender algo y para entretenerse. Y en los mejores casos, puedes conseguir ambas a la vez.

    Un recurso que funciona muy bien para atraer la atención sobre un tema es compartir curiosidades tipo "¿Sabías que...?". Este tipo de contenidos consiguen llamar nuestro interés, sorprendernos y animarnos a seguir leyendo, además de ser fáciles de recordar.

      

    15) Háblale a tu audiencia

    La base de la personalización del marketing reside en identificar a tu audiencia y dirigirte directamente a ella. Para conseguir este efecto, tenemos que averiguar cómo se expresan nuestros clientes ideales y dirigirnos a ellos en el mismo tono.

    Cuando creas contenidos que hablan en el lenguaje de tu audiencia, estás haciendo que se identifiquen con tu marca y puedes provocar reacciones mucho más potentes. Si no sabes por dónde empezar, averigua quiénes son realmente tu público objetivo y haz una pequeña investigación. Incluso puedes entrevistar a algunos de ellos y hacerles preguntas relacionadas con tus futuros contenidos para ver cómo responden.

    Plantilla Como crear tu mapa de contenidos

    Carmen Martín

    Digital Marketing Strategist en Cyberclick