Content Marketing Online Marketing & Digital Marketing

9 formas de reutilizar contenido de marketing antiguo

    Por Laia Cardona, publicado en 17 agosto 2017

    A veces, estamos tan centrados en crear contenido nuevo que no valoramos el que ya tenemos. Pero no tienes por qué sentirte obligado a inventar la rueda en cada entrada de blog, vídeo o infografía.

    Reutilizar contenido de marketing antiguo tiene sentido por muchos motivos:

    • te permite ahorrar tiempo y dinero, maximizando la rentabilidad de tu estrategia de content marketing;
    • atrae atención sobre contenidos antiguos que han caído en el olvido o que, por diversos motivos, en su día no recibieron todo el tráfico que se merecen;
    • saca el máximo partido a cada idea;
    • es una "excusa" excelente para experimentar con diferentes formatos,
    • e incluso puede sacarte de un apuro cuando la inspiración falla y no se te ocurren ideas para post nuevos.

     

    9 formas de reutilizar tu contenido de marketing antiguo

    Es posible que ante la idea de difundir contenido antiguo, te dé miedo sonar a "disco rayado" y aburrir a tu audiencia. ¡No te preocupes! Con estas 9 ideas de Social Media Today, conseguirás modernizar tu contenido antiguo para sacarle todo el partido.

    9 formas de reutilizar contenido antiguo 

    1# Reaprovecha las fotos antiguas

    ¿Tienes una foto increíble que usaste hace tiempo y que refleja tu marca a la perfección? No tengas miedo a darle una vuelta y volver a usarla.

    Una manera muy socorrida de modernizar este contenido antiguo sin que sea "más de lo mismo" es añadirle un filtro y una frase que exprese los valores de tu empresa. Por supuesto, no te olvides de tu logo.

    Si no cuentas con un diseñador, hay muchos programas online que te permiten conseguir un buen resultado sin necesidad de conocimientos especializados, como Canva, BeFunky o Picktochart. Unos minutos haciendo pruebas y ¡listo, ya tienes una publicación completamente nueva para tus redes sociales!

    Otra manera de volver a aprovechar las fotos antiguas es usarlas para tu foto de portada o de perfil. Si en su día se llevó un montón de "me gusta", seguro que a tus seguidores les seguirá encantando.

     

    2# Reescribe el contenido perenne

    El contenido "de hoja perenne" o evergreen es aquel contenido antiguo que sigue siendo cierto incluso aunque el tiempo haya pasado: datos sobre tu sector, explicaciones de cómo funcionan las cosas, consejos y en general cualquier información que siga siendo relevante.

    Como este contenido no pasa de moda, es fácil darle una vuelta para volver a publicarlo. Puedes añadirle un caso de estudio reciente, reescribirlo, compartirlo en redes sociales ligándolo a alguna novedad actual o actualizarlo añadiendo imágenes y gráficos.

    Este tipo de contenido también resulta muy útil para extraer "perlas de información", esto es, datos aislados que puedes publicar a modo de "¿Sabías que...?", gráficos, etc. ¡Sé creativo!

     

    3# Reedita tus posts clásicos

    Si tienes una entrada en tu blog que ha batido todos los récords de tráfico, es señal de que a tu audiencia le interesa el tema, y mucho. Estas son algunas ideas para seguir sacándole partido sin tener que partir desde cero:

    • Usa la información del post como base para escribir un artículo nuevo.
    • Escribe una breve entrada con novedades que estén relacionadas con el post antiguo y enlázalo desde ahí para que siga llevándose visitas.
    • Busca excusas para volver a compartir el post en redes sociales, como una noticia de actualidad que pueda estar relacionada, un aniversario o un día mundial.

     

    4# Pregunta a tu audiencia

    Las encuestas y sondeos te permiten obtener un montón de información sin esfuerzo, información que luego puedes convertir en contenido con una inversión mínima. Por ejemplo:

    • El lanzamiento de la propia encuesta ya constituye un motivo para publicar en las redes sociales. También puedes (y debes) hacer un par de publicaciones de recordatorio mientras esté activa.
    • Una vez recopilados los resultados, publica un post completo en tu blog (o incluso un ebook) explicando todos los datos que has obtenido y las conclusiones.
    • Haz una presentación en Slideshare explicando los resultados (esto es especialmente útil para empresas B2B, consultorías, etc.).
    • Comparte los datos más relevantes (en forma de gráfico o de publicación de texto) en tus redes sociales.
    • Haz nuevas preguntas relacionadas a tu audiencia para fomentar el engagement.

     

    5# Haz resúmenes y recopilaciones

    Los post de resumen o de recopilación exigen relativamente poco tiempo y esfuerzo y son una manera fantástica de atraer visitas a tu contenido antiguo.

    Para hacer un post recopilatorio, tienes dos enfoques posibles: por temática o por tiempo.

    El primero de ellos consiste en reunir todos los artículos, vídeos, infografías, etc. sobre un tema (por ejemplo, "lo mejor sobre yoga y desarrollo personal") y presentarlos juntos en una entrada de blog o una página de tu web, con una breve entrada de texto y los enlaces a cada uno de los contenidos.

    La otra opción se basa en hacer resúmenes tipo "lo mejor de la semana" (o del mes, o del año...). Este tipo de recopilatorios también puede serte muy útil para alimentar tu newsletter.

     

    6# Escribe un ebook

    ¿Tienes muchos contenidos similares o en torno a un mismo tema? Pues entonces, lo tienes muy fácil para crear un ebook sin tener que escribir contenidos desde cero. Solo necesitas un hilo conductor para reutilizar tu contenido antiguo y una buena maquetación.

    También puedes crear ebooks con poco esfuerzo aprovechando la transcripción de un podcast o de un webinar que hayas celebrado.

    Una vez terminado, tu ebook es una excusa excelente para ampliar tu base de datos. Solo tienes que crear una landing page para animar a los usuarios a descargarlo a cambio de dejarte su email y sus datos.

    9 formas de reutilizar tu contenido de marketing antiguo

     

    7# Saca todo el juego a tus eventos

    Si celebras eventos de manera regular o incluso esporádica, puedes aprovecharlos para crear contenido antes, durante y después del evento.

    • Antes del evento: difunde tu contenido antiguo a través de fotografías, álbumes o vídeos de eventos pasados para crear expectación. Por supuesto, no olvides hacer uno o varios posts anunciando tu evento y explicando por qué le interesa a tu audiencia.
    • Durante el evento: haz que tus usuarios se sientan parte retransmitiéndolo a través de las redes sociales, con tuits, fotos o vídeos en directo.
    • Después del evento: aprovecha todo el contenido que has creado durante el evento organizándolo en un Storify. También puedes publicar una crónica en tu blog o un vídeo de los momentos más destacados.

     

    8) Ponte retro

    Uno de los grandes aciertos de Facebook durante los últimos años ha sido el de animar a los usuarios a compartir sus recuerdos de hace años. Y es que nos encanta mirar al pasado, ponernos nostálgicos y pensar "parece mentira, tal día como hoy...".

    Pues bien, esta tendencia a la nostalgia es una manera perfecta de reutilizar el contenido antiguo... y cuando más antiguo sea, mejor. ¿Tienes fotos o vídeos de cómo era tu marca hace 5, 10 o incluso 50 años? ¡No dudes en compartirlas con tus seguidores! También puedes aprovechar los aniversarios para re-compartir los post e infografías de más éxito de tu historia.

     

    9# Vuelve a compartir un contenido con diferentes mensajes e imágenes

    A veces, no tienes por qué darle vueltas: si un post funcionó estupendamente en su día y el contenido no se ha quedado desfasado, puedes volver a compartirlo cambiando el mensaje o la imagen.

    Gracias a la nueva presentación, conseguirás atraer a usuarios a los que se les pasó en un primer momento o incluso hacer que se animen a compartir.

    A la hora de emplear esta estrategia, Twitter es una de las redes más populares. Usa una aplicación tipo Hootsuite o Tweetdeck para programar varios tuits de un tirón y complicarte la vida lo menos posible. Si tienes un CRM propio para poder programar tus redes sociales, úsalo también. Eso sí, si no quieres resultar cansino, altérnalos siempre con contenido fresco.

    Empieza ahora a recuperar contenidos antiguos y vuélvelos a convertir en actuales. Enriquecerás tu estrategia de marketing de contenidos sin la necesidad de crear de cero nueva información.

     

    Ebook: Guía SEO de Marketing de Contenidos

     

    Laia Cardona

    Periodista, creadora de contenidos y community manager. Estudié Periodismo y Realización Audiovisual. Las palabras y la comunicación son mi pasión.