Online Marketing & Digital Marketing

Error 404: ¿qué es y cómo solucionarlo rápida y eficazmente?

    Por Héctor Borrás, publicado en 05 mayo 2021

    La campaña de marketing mejor pensada puede irse al traste si los visitantes de tu web se encuentran con un error 404 y no consiguen encontrar lo que buscan. Y por si esto fuera poco, este problema tan común puede hacer que Google nos penalice y perdamos posicionamiento SEO.

    Pero ¡que no pande el cúnico! Te contamos qué es exactamente el error 404, a qué se debe y cómo podemos solucionarlo.

    * ¿Quieres mejorar tu posicionamiento SEO y también tu estrategia de Inbound  Marketing? Haz clic aquí y descárgate nuestro ebook gratis

    Error 404 que es y como solucionarlo rapida y eficazmente

     

    ¿Qué es un error 404?

    Cuando un usuario intenta navegar a una página de nuestro sitio web que no existe, el navegador le devuelve una página de error con el código "404". El origen de este número está en que cada vez que Google hace una petición a un servidor pidiendo información sobre una página, este servidor responde con un código de estado de tres cifras que indica en qué situación está la página. Por ejemplo, un 200 indica que todo está bien y un 301 que la página ha sido redirigida permanente. Como ya habrás imaginado, el 404 indica que la página que hemos solicitado no se encuentra en el servidor.

    Que es el error 404 1-1

    El error 404 es muy común y puede deberse a diferentes motivos:

    • Una URL del sitio se ha eliminado, ya sea por error o de manera intencional (hemos actualizado la web y esa página ya no era relevante, por ejemplo).

    • La URL ha cambiado de nombre y la anterior ya no existe. En estos casos es bastante habitual que queden enlaces tanto internos como externos apuntando a la URL anterior y, si no le ponemos remedio, darán como resultado un error 404.

    • La URL no es correcta. A veces, los usuarios recuerdan mal una URL o tratan de "inventársela" combinando elementos de otras. El resultado es que estarán intentando acceder a una URL que nunca ha existido y lógicamente les dará error.

    • La URL está mal escrita. Una variante del motivo anterior: el visitante está intentando acceder a una URL que sí existe, pero ha cometido un error al escribirla y por tanto el servidor no la reconoce.

    • Se ha hecho un cambio de dominio y no se han gestionado correctamente las redirecciones. Si las páginas que se encontraban en el dominio anterior no han sido trasladadas al nuevo, el usuario se encontrará con un error 404 en lugar del contenido que buscaba.

     

    ¿Cómo nos afectan los errores 404?

    Los errores 404 son muy comunes y, si solo aparecen de manera muy ocasional, no deberían preocuparnos demasiado. Pero hay que vigilar que no aparezcan demasiados ni en páginas importantes de nuestro sitio, ya que pueden acarrear diferentes consecuencias negativas:

    • Los errores 404 afectan negativamente a la experiencia de usuario, ya que no puede encontrar el contenido que estaba buscando. Esto supone una pérdida de credibilidad y confianza y, si no conseguimos redirigir correctamente al visitante, puede hacer que terminemos perdiendo conversiones.

    • De cara a los buscadores, si las arañas de Google detectan muchos errores de este tipo, pueden interpretarlo como una señal de que no estamos haciendo un buen mantenimiento de la página y, en consecuencia, penalizarán su posicionamiento.

    • Dado que Google tiene un "presupuesto" de tiempo invertido en rastrear una página, si se encuentra muchos errores 404, es posible que no llegue a visitar páginas importantes del sitio. Por tanto, la indexación en los buscadores será peor.

    • Si la página con error 404 tiene enlaces externos que apuntan a ella, será más difícil poder corregir el error y estaremos perdiendo el tiempo y los recursos que hemos dedicado a conseguir esos enlaces.

     

    Cómo solucionar el error 404

     

    1) Encuentra los enlaces rotos de tu web

    El primer problema que tenemos a la hora de reparar las páginas con error 404 es encontrarlas. En los sitios webs grandes y complejos, es posible que estemos creando docenas de páginas con error 404 sin ser conscientes de ello. Así que es necesario hacer una auditoría periódica para detectar enlaces rotos con alguna de estas herramientas:

    • Google Search Console: esta herramienta gratuita de Google es un recurso básico para propietarios de sitios web. Aquí puedes encontrar todos los códigos de error 404 identificados por las arañas de Google. Cuando estén reparados, puedes marcarlos como corregidos para que vuelvan a rastrearse e indexarse.

    • W3C Link Center: una herramienta muy fácil de hacer, ya que solo tenemos que introducir la URL que queramos en el campo correspondiente y la herramienta analizará todos los enlaces individuales que componen el sitio web y nos avisará de los errores.

    • Dead Link Checker: otra herramienta similar a la anterior, que nos ayuda a comprobar las páginas con errores 404 en cualquier sitio web.

     

    2) Repara los enlaces problemáticos

    Si has seguido el paso anterior, ya tienes una lista de todas las páginas de tu sitio web que dan errores 404. Ahora lo que toca es ver cómo solucionarlos caso por caso.

     

    Páginas eliminadas por error

    A veces nos "cargamos" una página sin querer al hacer actualizaciones en el sitio web. En ese caso, solo tenemos que volver a dejar la URL como antes y así tanto las arañas de los buscadores como los usuarios podrán volver a visitarla con toda normalidad.

     

    Enlaces incorrectos

    En ocasiones podemos encontrarnos enlaces internos o externos que apuntan a una URL de nuestro sitio web que sencillamente no existe y que no nos interesa crear. En ese caso, para eliminar el error, lo que haremos será corregir el enlace problemático o incluso eliminarlo si no nos interesa.

     

    Enlaces incorrectos pero interesantes

    Imaginemos que una página web con mucha autoridad ha publicado un enlace a tu sitio que da lugar a un error 404. Dado que ese enlace aporta mucha autoridad y tráfico potencial, quizá te interese crear una página con esa URL y con el contenido que los usuarios esperarían encontrarse. Así, habrás conseguido convertir un error 404 en una fuente de tráfico y conversiones potenciales.

     

    Redirecciones

    Por último, es posible que nos encontremos con que el enlace que da error 404 ha sido "sustituido" por otro, ya sea de manera permanente o temporal. Vamos a ver cómo gestionar ambos casos.

    Las redirecciones permanentes (código: 301) se utilizan para redirigir una URL a otra de manera permanente, por ejemplo, si hemos cambiado de dominio. Es importante que los contenidos de ambas páginas sean similares para no provocar extrañeza en el usuario, por ejemplo, que no vaya a dar a la página de inicio si lo que está esperando es encontrarse con la descripción de un producto.

    Al hacer una redirección permanente, estaremos pasando toda la autoridad y los enlaces de la página antigua a la página nueva, así que desde el punto de vista SEO, es una solución óptima para no perder el trabajo realizado.

    Las redirecciones temporales (código: 302) se utilizan como solución temporal cuando tenemos URL que no funcionan en la actualidad pero que queremos reactivar a corto-medio plazo. Mientras reparamos la URL original, dirigimos al usuario a otra página que responda a sus expectativas. Si utilizas esta solución, no te olvides de volver a dirigir a los visitantes a la página original cuando esté reparada.

    Recuerda que si utilizas Google Search Console (una herramienta muy recomendable), puedes marcar como corregidos los enlaces que hayas reparado para que puedan volver a indexarse.

     

    3) Crea una página 404 personalizada

    Las soluciones anteriores nos servirán para reparar un gran porcentaje de los errores 404 de un sitio web. Pero a veces es inevitable que aparezcan, aunque solo sea porque el usuario ha escrito mal una URL. Por eso, el siguiente paso para mejorar la experiencia del usuario es dar un repaso a la propia página de error 404.

    Una buena página de error 404 debería cumplir con estas características:

    • Respetar la estética y el tono del resto de tu web, de manera que la experiencia de usuario sea coherente. Si tu marca tiene un tono desenfadado y una estética colorida, encontrarse una página en blanco y negro con un mensaje robótico será un "shock" para el usuario y afectará negativamente a su experiencia.

    • Tranquilizar al usuario. Encontrarse con un error 404 en lugar del contenido que estaba buscando puede resultar muy frustrante. Para evitar que el usuario nos abandone o que esto afecte negativamente a la percepción de la marca, debemos ser amables, explicarle el error e indicarle los pasos a seguir, por ejemplo, incluyendo otros enlaces de nuestro sitio web donde podría encontrar lo que busca.

    • Utilizar el humor. Siempre y cuando entre dentro del tono de tu marca, el humor es un gran recurso para convertir una experiencia negativa en un momento de conexión con el usuario.

    • Incluye algún mecanismo que permita a los usuarios avisarte del error. De esta manera, podrás usar la propia página de error 404 para "cazar" los fallos que se te hayan escapado en las auditorías.

    • Asegúrate de que tu página de error 404 no está siendo indexada por Google, ya que no te interesa que aparezca en los resultados de búsqueda ni que los rastreadores pierdan tiempo visitándola.

    Aquí puedes ver varios ejemplos creativos de páginas 404 de otras marcas.

    New Call-to-action

    Héctor Borrás

    Key Account Manager Engineer at Cyberclick