Marketing Directo

¿Qué es el marketing directo? Ventajas y ejemplos.

¿Qué es el marketing directo?

El direct marketing o el marketing directo es una tipología de campaña publicitaria que busca desencadenar un resultado en un target concreto. Por poner un par de ejemplos, pueden ser visitas a una ecommerce o completar el formulario de una landing page solicitando información de la marca.

Puede tener distintos formatos, tales como el correo postal, el telemarketing, en el punto de venta o, uno de los más destacados, el email marketing directo.

Este método de marketing es altamente efectivo y uno de los más fáciles de medir. Si creas un descuento para tu tienda online y has difundido el código para activar la promoción vía mailing, mediante una cookie o píxel podrás saber cuántos usuarios han hecho uso del descuento.

Marketing Directo

 

¿Cómo funciona el marketing directo?

Tal y como dice su nombre, el marketing directo es una comunicación bidireccional directa. Usando estas campañas los anunciantes pueden crear un diálogo entre ellos y los consumidores (los ya habidos y los potenciales) y mantener esta relación todo el tiempo que sea posible o deseada.

Las empresas pueden adaptarse al cliente y ofrecer los descuentos que reclaman, según sus necesidades, y adaptarlos de forma individualizada.

¿Pero cómo es su funcionamiento? Se fundamenta en el uso de bases de datos que incluyen la información detallada de cada cliente o lead. Usando esta información se pueden ajustar las promociones, las comunicaciones de marketing directo según las necesidades de la segmentación o incluso de clientes individuales.

 

Principales medios de marketing directo

Los principales medios de marketing directo en el entorno digital son estos:

1. Email marketing

El marketing directo por correo electrónico permite enviar ofertas, anuncios, recordatorios u otros tipos de mensajes a una persona de la que disponemos su dirección específica, gracias a bases de datos propias o de terceros.

2. Marketing por catálogo

Este método ha sido muy utilizado durante largo tiempo, pero con el auge de la red, los catálogos han migrado a internet y se están volviendo digitales. Una fórmula de difundirlos es vía mailing.

3. Marketing online

El marketing a través de internet está creciendo de forma incesante en los últimos años. Según eMarketer, la inversión en publicidad digital superará por primera vez a la TV en 2017. Un medio muy usado en marketing directo digital son los Social Ads o publicidad en redes sociales, a través de las Custome Audiences, que te permiten subir tu base de datos a la red social para crear una campaña personalizada.

4. Redes sociales

Las social media han cambiado profundamente el marketing directo. En estas plataformas sociales el diálogo entre marca y consumidor toma conciencia pública. Esto provoca que la comunicación con el cliente esté muy cuidada y que los contenidos que se le proporcionan u ofertas sean realmente interesantes.

5. Banners

Este tipo de publicidad online directa tiene un largo recorrido en la red, siendo una de las más veteranas. Busca despertar la atención del usuario y promueve la interacción, ya que la mayoría son clicables.

 

Beneficios del marketing directo

El direct marketing ofrece a las marcas múltiples beneficios para la consecución de sus objetivos. Los marketers sabemos que desarrollar una estrategia de marketing directo online permitirá aportar estas ventajas a nuestros clientes:

  • Optimización del presupuesto de marketing. Con el marketing directo orientado al entorno digital puedes establecer objetivos reales y mejorar las ventas con un presupuesto ajustado. Si tienes detectada tu audiencia, optimizas y diriges correctamente todo el proceso de la campaña, conseguirás buenos resultados a un coste mucho menor que con la publicidad tradicional. Recordemos que el marketing directo online es un método rápido y más económico de llegar al consumidor.
  • Clientes potenciales. Cómo nos dirigimos a contactos extraídos de la base de datos de la marca o de terceros, sabemos que nos dirigimos directamente a nuestro target potencial para difundir el producto o servicio del anunciante. Su efectividad es mayor que otros canales. Así pondremos todos nuestros esfuerzos en aquellas acciones que sí funcionan. Cada segmentación específica de nuestra audiencia recibirá un mensaje personalizado y adaptado.
  • Aumenta las ventas vía clientes nuevos, actuales y antiguos. Los esfuerzos deben ir en tres direcciones a la hora de realizar campañas de marketing directo. Por un lado, en activar la comunicación con tus clientes antiguos y recuperarlos a través de un nuevo proceso de compra. El objetivo es recuperarlos y que se conviertan en consumidores habituales. Por otro lado, tenemos a los nuevos clientes, aquellos de los que disponemos datos, pero que nunca han consumido nuestro producto o servicio. A ellos debemos remitirles campañas específicas, del estilo “si te registras por primera vez obtendrás un descuento”. Y por último los clientes actuales, que son los que nos están proporcionando las ganancias del momento y debemos generar un tipo de comunicación que los premie por su fidelidad y convierta en asiduos a lo largo del tiempo.
  • Mejorar la fidelización. Puedes incrementar los resultados combinando el marketing directo digital y tu programa de fidelización. Si estás en contacto directo con tus consumidores podrás personalizar los mensajes de tus emails, las promociones y ofertas, consiguiendo así crear un vínculo inmediato.
  • Nuevas oportunidades de negocio. El marketing directo online te permite una continua adaptación a las necesidades del mercado y así responder de forma mucho más efectiva.
  • Análisis de las métricas y los resultados. Puedes medir de forma directa los resultados con las campañas de respuesta directa. Esto permite a marcas y anunciantes aprovechar al máximo las pruebas de A/B testing y tomar decisiones a tiempo real.

 

Cómo trabajamos el marketing directo

En Cyberclick entendemos que el marketing directo a través de internet tiene dos objetivos:

  • Ganar clientes. Podemos tener listados de contactos propias o acceder a las bases de terceros, sabiendo que estas contienen potenciales clientes que se ajustan a nuestro buyer persona, pero hemos de convertir esos leads cualificados en clientes reales. A través de una campaña de marketing directo online bien dirigida, con los mensajes y el canal adecuado, podemos conseguir altas tasas de conversión con un presupuesto no muy elevado. A partir de aquí, pasamos a la siguiente fase, que es la de fidelizar a través del tiempo ese nuevo cliente.
  • Promover la fidelización de los consumidores que ya tenemos. La fidelidad de los clientes puede estar centrada en que sigan comprando nuestro producto o servicio, aunque sea uno diferente, o mantener la adquisición de una permanente.