Por David Tomas, publicado en 11 noviembre 2019

    Los banners son a la publicidad digital lo que las vallas publicitarias a la publicidad exterior: un formato básico y omnipresente, que tanto puede saturar como conseguir grandes resultados. Vamos a ver qué es exactamente un banner y qué tipos hay en la publicidad digital de hoy en día.

    * ¿Quieres conocer los formatos publicitarios digitales que mejor funcionan?  Entra aquí y descárgate gratis el ebook relacionado.

    Que es un banner 

    ¿Qué es un banner?

    Un banner es una pieza de publicidad digital que combina imágenes, texto y en ocasiones sonido y elementos interactivos, que se introduce en páginas web para dar visibilidad a una marca, empresa o campaña. Normalmente, el objetivo de un banner es que el usuario haga clic en él para dirigirlo a una página promocional.

    Un banner es una especie de "lienzo en blanco" de unas medidas específicas, sobre el cual la marca introduce su creatividad. Dada la gran presencia de los banners en internet, es muy importante hacer que esta creatividad se diferencie de la competencia para captar la atención del usuario.

    Los banners se utilizan prácticamente en todas las páginas interesadas en monetizarse a través de publicidad, pero son particularmente abundantes en los portales con mucho tráfico o que están especializados en algún contenido en concreto.

    Que es un banner

    Ejemplos de formatos estándar integrados de banners, que se pueden consultar en la página de IAB Spain. Luego, también puedes consultar los formatos expandibles, los Rising Stars, los mobile, de audio online, vídeo y para televisión conectada.

     

    ¿Qué tipos de banners hay?

    Existen tres tipos principales de banners: los fijos o integrados, los expandibles y los flotantes.

    Los banners fijos o integrados son, como su propio nombre indica, los que tienen una posición invariable dentro de la página web en la que se muestran. A su vez, dentro de ellos podemos distinguir estos formatos principales:

    • Rectangular: con orientación horizontal, es el formato más típico. En muchas ocasiones se coloca en el tercio superior de la página. En función de sus medidas, podemos distinguir entre el megabanner (que puede tener más de 900 píxeles de anchura por 90 de alturas), el banner estándar (468 x 60 píxeles) y el medio banner (234 x 60 o 234 x 90 píxeles).
    • Robapáginas: a pesar de su nombre, este formato se integra en el diseño de la página y resulta poco intrusivo. Generalmente se coloca junto al texto de un artículo. Su formato puede ser horizontal o vertical y el tamaño varía desde los 300 x 250 píxeles hasta los 300 x 600 píxeles.
    • Rascacielos: banner rectangular con formato vertical, normalmente ubicado en las columnas laterales de una página web. Su tamaño es 100 x 600 o 120 x 700 píxeles.

    Los banners expandibles tienen formatos similares, pero además pueden ampliarse en la pantalla hasta ocupar un tamaño que varía en función de las características del medio donde se integra. Normalmente, el banner se despliega al pasar el ratón por encima o bien al entrar en la página. Para que este formato no resulte excesivamente intrusivo, la IAB recomienda que tenga un botón de cierre bien visible.

    Los banners flotantes, a diferencia de los dos anteriores, no poseen una posición fija en la página web, sino que se mueven a lo largo del contenido. Los formatos flotantes más frecuentes son:

    • Intersticial: un banner que ocupa toda la pantalla del navegador. Resulta muy eficaz para llamar la atención del usuario, pero también es un formato muy intrusivo, así que conviene usarlo con moderación.
    • Layer o capa: banner con una imagen animada que se va moviendo sobre el contenido de la página web. Al igual que en el caso anterior, es eficaz para llamar la atención y generar un CTR alto pero puede resultar intrusivo.

    ¡Descárgate YA el nuevo ebook!

     

    David Tomas

    CEO y cofundador de Cyberclick. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el mundo online. Es ingeniero y cursó un programa de Entrepreneurship en MIT, Massachusetts Institute of Technology. En 2012 fue nombrado uno de los 20 emprendedores más influyentes en España, menores de 40 años, según la Global Entrepreneurship Week 2012 e IESE. Autor de "La empresa más feliz del mundo" y "Diario de un Millennial".