SEO & SEM

Guía para la desindexación de páginas en Google

    Por Laia Cardona, publicado en 17 octubre 2022

    ¿Sabías que la desindexación de páginas puede potenciar tu estrategia de posicionamiento SEO? Esta práctica, llevada a cabo habitualmente por los equipos de marketing de contenidos de las empresas, es, además, tremendamente útil para que el público y, posiblemente, futuros clientes, puedan tener una buena experiencia de usuario en la red.

    En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la desindexación de páginas web para que, si lo necesitas, la puedas poner en práctica en la web de tu negocio.* ¿Quieres mejorar tu posicionamiento SEO en buscadores con las técnicas más  actuales? Haz clic aquí y descárgate nuestro ebook gratisGuia para la desindexacion de paginas en Google

     

    ¿Qué es la desindexación de páginas?

    Cualquier marca busca que su contenido aparezca en las primeras posiciones de Google, ¿cierto? Para ello, lo primero que tiene que pasar es que tu página esté indexada en el buscador, es decir, que sea rastreable por Google. El motor de búsqueda debe ser capaz de localizarla, acceder a ella y analizarla para mostrarla como respuesta a las preguntas del público. 

    Hay circunstancias bajo las cuales Google no va a ser capaz de indexar la web y, por tanto, esta no va a aparecer en los resultados de búsqueda. Algunas de ellas son la existencia en la url de un disallow, un código 3XX, un código 4XX o una etiqueta no index, entre otras. En estas ocasiones diremos que la página no está indexada.

    En ocasiones, una web puede no estar indexada por la existencia de un error o accidente, pero en otras, la propia empresa es la que lo ha causado, llevando a cabo una desindexación. En ese sentido, la desindexación de páginas web consistiría en la aplicación de un conjunto de protocolos para que Google no sea capaz de detectar una url, haciendo que esta desaparezca a sus ojos y a los del resto de usuarios.

     

    ¿En qué afecta al SEO la desindexación de una página?

    La desindexación de páginas web es uno de los pasos más importantes que lleva a cabo un experto en posicionamiento SEO cuando va a realizar una consultoría a cualquier cliente.

    Muchas marcas creen que cuantas más url se tengan mejor será el posicionamiento SEO de una web. Incluso, hay empresas que piensan que desindexar páginas web es perjudicial para el tráfico y sus ventas se reducirán. Pero eso no es necesariamente cierto.

    En un primer momento, puede que tu web experimente una bajada del tráfico en comparación al que acostumbraba a tener. No obstante, esto será algo transitorio.

    Dicho esto, es muy importante que sepas que no se debe llevar a cabo un proceso de desindexación de páginas web de manera aleatoria. Tener una estrategia es fundamental para que los resultados sean los mejores posibles.

     

    ¿Cuándo es necesario la desindexación de páginas?

    Hay muchos motivos por los que puede ser interesante la desindexación de páginas. A continuación te mostramos los que más le pueden beneficiar a tu web para que obtenga mejor posicionamiento SEO y aumenten tus ventas.

     

    Rastreo o crawling

    Este es uno de los motivos más habituales de desindexación de páginas web. Si queremos favorecer el rastreo que Google hace en nuestro sitio web, reducir algunas url que no son relevantes para los resultados de la marca puede ser muy interesante. Al hacerlo, haremos más eficiente la atención que Google nos presta, pues se centrará en aquellas webs que hemos dejado publicadas, haciendo que sean más rentables y mejorando los indicadores. 

    En resumen, al eliminar ciertas url le estamos, de alguna manera, haciendo el camino más fácil a Google para que solo rastree lo que a tu estrategia le interesa. 

    Esta desindexación suele hacerse con url que no tienen contenido, que no tienen palabras clave que te interesen o que traen problemas de duplicación.

    Además, esto también le vendrá bien a tu presupuesto de rastreo, pues harás que el buscador solo se centre en páginas importantes.

     

    Baja calidad de contenido o thin content

    Así es. Google también penaliza las url con contenido pobre, de poca calidad, que no aporta valor o no resuelve la intención de búsqueda de los usuarios. Los motores de búsqueda entienden que este contenido no va a ser útil ni a ayudar al público, por lo que lo situará cada vez más abajo en sus resultados. Este tipo de páginas, además de hacer que tu tráfico disminuya, le restará calidad a toda tu web, por lo que practicar aquí una desindexación hará que estos contenidos estén fuera del alcance de Google.

     

    Misma intención de búsqueda o canibalización

    Se denomina canibalización a la situación en la que dos o más url de una misma web “compiten” entre sí para posicionarse por la misma intención de búsqueda o palabra clave.

    Ante esta situación, una de las soluciones es recurrir a la desindexación de páginas y hacer que desaparezcan las que no te interesa conservar, pero no es la única. También puedes optar por modificar el contenido de esas páginas (buscando una palabra clave diferente) o utilizar la famosa etiqueta “rel canonical”. 

    ¡Pero ten cuidado! Antes de tomar esta decisión es importante que analices si te conviene desindexar esas páginas. Puede que estén muy bien posicionadas y generen un tráfico orgánico de buena calidad. Antes de tomar la decisión de cuál desindexar, analizar la situación.

     

    Contenido duplicado

    Existen casos de duplicación de contenido en el mismo sitio web y eso Google también lo penaliza. Por ello, en estos casos la desindexación de páginas web también es muy recomendada. Sin embargo, como en el caso anterior, también puedes optar por una edición de alguna de las páginas para hacerlas más diferentes o por incluir la etiqueta “rel canonical”. De la misma manera, antes de lanzarte a hacer algo así, analiza si merece la pena.

     

    ¿Cómo puedes desindexar una página?

    Si después de analizar la situación has decidido que la desindexación de páginas es tu mejor opción, ahora llega el momento de llevarlo a la práctica. Existen, esencialmente, dos formas habituales de desindexación de páginas. A continuación te las contamos.

     

    Desindexación con robots.txt

    El archivo de texto robots.txt está alojado en la raíz de la página web. Los motores de búsqueda como Google lo utilizan para qué tienen que rastrear y qué no.

    Utilizando el comando “disallow” podrás enviar el mensaje a los buscadores de que no accedan a esa página que quieres hacer desaparecer.

     

    Desindexación con Meta Robots Tags

    La etiqueta Meta Robots es, precisamente, la que le dice a Google lo que tiene que hacer con esa página. En concreto, es una etiqueta HTML que se encuentra en el código de cada página y puede dar cuatro órdenes diferentes:

    • Indexar la página, pero los enlaces no tienen que seguirse.
    • Indexar la página y que los enlaces se sigan.
    • No indexar la página y tampoco seguir los enlaces.
    • No indexar la página, pero sí seguir los enlaces.

    Si lo que buscas es desindexar, cualquiera de las dos últimas opciones será válida. La diferencia entre ellas radica en que, en una, los enlaces, tanto externos como internos, sí serán seguidos por Google y en otros no.

     

    Otros modos de desindexación de páginas

    Puedes optar por el Code 404, según el cual el servidor le devolverá este código a Google cuando intente buscar la dirección, indicándole que esto ya no existe.

    El “Code 410” también es muy utilizado y está considerado una mejor práctica en cuanto a posicionamiento SEO se refiere. En ese caso, el servidor manda el mensaje a Google de que la dirección se ha marchado.

    Por último, puedes realizar un bloqueo de contraseña. Google, al no poder acceder, entenderá que esa url no se puede indexar.

     

    Utiliza Google Search Console en el proceso

    Google Search Console va a ser un gran aliado en tu proceso de desindexación de páginas web. Se trata de un servicio gratuito con el que puedes comprobar el estado de la indexación de tus páginas y saber si existe algún problema.

     

    Guia para la desindexacion de paginas en Google - Google Search Console

     

    Pero no solo eso, con Google Search Console también podrás llevar a cabo de forma fácil (mucho más que las opciones anteriores) la desindexación de páginas web. 

    Para hacerlo, solo tendrás que seguir los siguientes pasos:

    • Ir al apartado de “índice” de Google Search Console.
    • Clicar la opción “retirada de url”, situada en la zona izquierda de la pantalla.
    • Seguidamente, hacer clic en el menú.
    • Aparecerán tres opciones. Para desindexar, seleccionar la opción “retiradas temporales”.
    • Aparecerá un cuadro de solicitud para realizar la retirada de la url.

    Ten en cuenta que, una vez que has completado este proceso, tu página web estará desindexada un total de 6 meses. Sin embargo, Google la volverá a indexar si los indexadores web la rastrean a la hora de satisfacer una intención de búsqueda.

    Debido a la cantidad de análisis que requiere un proceso de desindexación de páginas, para que resulte exitoso es recomendable que cuentes con un equipo de expertos especializados en la materia o con un profesional freelance que tenga experiencia en el proceso.Ebook las 20 + 1 claves para un buen posicionamiento SEO en buscadores

    Laia Cardona

    Responsable de la estrategia de inbound marketing en Cyberclick. Gestión del CRM con Hubspot, de la base de datos y creación de la estrategia global de contenidos, workflows y lead nurturing. Experiencia en marketing digital, comunicación digital y periodismo en medios de comunicación. ______________________________________________________________________ Responsible for the inbound marketing strategy at Cyberclick. Experience in digital marketing, digital communication, media journalism, CRM management with Hubspot, creation of global content strategy, workflows and lead nurturing.