App Marketing & Publicidad Móvil

6 motivos por los que una app móvil no tiene éxito

    Por Héctor Borrás, publicado en 12 julio 2018

    Una app móvil puede jugar un papel clave en tu estrategia de marketing, pero la competencia es dura. Existen más de 2,8 millones de apps en Google Play y 2,2 millones en la App Store, por lo que los usuarios tienen muchísimo donde escoger. Y lo que es más, aunque hoy las apps se usan más que nunca, la cifra de descargas ha bajado.

    Conquistar a los usuarios con tu app móvil es difícil, pero no todo es cuestión de suerte. Vamos a echar un vistazo a cómo definir el éxito de tu app y descubrir 6 motivos por los que las apps fracasan.

    6 motivos por los que una app movil fracasa 

    ¿Cómo se mide el éxito de una app móvil?

    Por lo general, cuando hablamos de la popularidad de una app móvil, nos referimos al número de descargas o de usuarios activos. Pero podemos ir mucho más allá.

    Antes de lanzar una app móvil al mercado, debemos definir cuáles son los KPI que usaremos para medir el éxito. Las métricas concretas dependerán de la situación y los objetivos de cada marca, pero en general podemos clasificarlas en estas dos categorías:

    • Métricas cuantitativas: número de descargas, porcentaje de usuarios del target, estadísticas de uso y otras cifras.
    • Métricas de negocio: imprescindibles si la aplicación tiene objetivos de monetización. Aquí nos fijaremos en los beneficios generados, ya sea a través de descargas de pago o de compras in-app.

     

    6 motivos por lo que fracasan las apps móviles

    1. No se ha investigado bien el mercado. Puede que la idea de tu app móvil te parezca genial a ti, pero lo que tienes que saber es si tu público de destino realmente la necesita. Haz los deberes e investiga a fondo antes de lanzar.
    2. No hay una proposición única de valor. El mercado está saturado de apps con funcionalidades similares. Por eso, es importante estudiar a la competencia para ver cómo podemos suplir sus carencias y ofrecer algo diferente. O mejor todavía, crear aplicaciones con una propuesta de valor única (como fue en su día el caso de Uber y AirBnB).
    3. No se adaptado bien a las diferentes plataformas. Por ejemplo, las interfaces de iOS y de Android usan diferentes gestos y botones, por lo que lo que es intuitivo para los usuarios de un sistema puede ser una pesadilla para los de otro.
    4. No se ha cuidado la experiencia de usuario. Por ejemplo, problemas a la hora de cargar, procesos de registro demasiado largos, dificultad para acceder a ciertas funciones... Una buena parte de usuarios toman una decisión sobre una app móvil en el primer minuto de usarla, así que la primera impresión es clave.
    5. No se han hecho suficientes pruebas. Los bugs desaniman a los usuarios y dan lugar a opiniones negativas en las app stores, así que es imprescindible asegurarse de que nos hemos librado de ellos antes de lanzar.
    6. No se ha planificado bien el lanzamiento. Los primeros días de una app móvil son claves para generar una base de usuarios y retenerlos, así que no dejes ningún elemento al azar.

    New Call-to-action

     

    Héctor Borrás

    Key Account Manager Engineer at Cyberclick