Instagram Redes Sociales & Social Ads

7 trucos para subir los mejores vídeos a Instagram

    Por Dany Ortiz, publicado en 01 octubre 2018

    ¿Ya estás publicando vídeos en Instagram? Y si no, ¿a qué esperas?

    Se dice que una imagen vale más que 1000 palabras, y si la imagen es en movimiento, mejor que mejor. Los vídeos en Instagram nos ayudan a sacarle todo el potencial a la red más visual y a conectar con nuestra audiencia.

    Pero con tantas marcas compitiendo por atraer la atención de los usuarios en Instagram, ¿sabes cómo puedes conseguir que tu video marketing funcione? ¡No te pierdas estos trucos!

    7 trucos para subir los mejores videos a Instagram

     

    7 consejos para subir los mejores vídeos a Instagram

    1) Define tu estrategia de vídeo en Instagram

    Nunca me cansaré de decirlo: para conseguir resultados con tu marketing, el primer paso imprescindible es saber a dónde quieres llegar. Y por eso, cuando nos ponemos a diseñar nuestra estrategia, tenemos que sentarnos primero  a definir los objetivos.

    El vídeo en Instagram es un elemento más dentro de tu plan de contenidos, que a su vez debe encontrar su sentido dentro del plan de marketing de toda la empresa. Yendo de lo general a lo concreto, tenemos que ver qué puede aportar esta herramienta a los objetivos generales de la empresa, desde atraer tráfico de calidad a nuestro sitio web hasta aumentar la notoriedad de la marca y de sus productos.

    Una vez tengamos esto claro, asignaremos una serie de métricas clave o KPI para medir los resultados de nuestros vídeos en Instagram.

    También tenemos que plantearnos qué tipos de vídeos encajan mejor para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto, y es que no es lo mismo un "cómo se hizo" en tono humorístico que una guía práctica en vídeo. En los siguientes trucos encontrarás algunas ideas para inspirarte.

    Por último, tenemos que definir un calendario de producción y publicación de los vídeos y una estrategia de medición para ir monitorizando los resultados.

    Curso: Vídeo sobre las mejores estrategias en Instagram Ads

     

    2) Aprovecha el poder de Instagram Stories

    El formato Stories ha supuesto la mayor revolución en Instagram desde su nacimiento, y a los usuarios españoles les encanta.

    Con Instagram Stories, puedes subir varias fotos o vídeos y editarlos con texto, garabatos o dibujos. Después, se mostrarán en forma de secuencia o historia en la parte superior de la app durante 24 horas. Pasado ese tiempo, desaparecen.

    Para los marketers, las Stories tienen dos características que las hacen muy interesantes:

    • Permiten combinar el vídeo con otros elementos (como imágenes estáticas), lo que te ofrece mayores posibilidades creativas para transmitir tu mensaje de manera original.
    • Son efímeras. Las Stories desaparecen sin dejar rastro al día siguiente de tu publicación. Esto significa que puedes aprovecharlas para compartir contenidos de forma más espontánea, preocupándote menos por la estética o la planificación y más por conectar con los usuarios aquí y ahora.

    Te puede interesar leer este artículos sobre 8 buenas prácticas para para triunfar en Instagram Stories, para profundizar en los contenidos de esta ubicación y cómo mejorarlos.

     

    3) Instagram enseña, Instagram entretiene

    En función de los objetivos de tu marca, es muy probable que te interese usar los vídeos de Instagram para formar de alguna manera a tu público y mostrarle cómo son y cómo se usan tus productos.

    Aunque en general es mejor evitar los contenidos excesivamente promocionales en las redes sociales, este es sin duda un buen lugar para enseñar tus productos sin miedo. Por ejemplo:

    • Publica tutoriales prácticos que muestren cómo se usa algún producto en concreto. Un recurso muy interesante es buscar diferentes aplicaciones para inspirar a la audiencia, por ejemplo, usando un ingrediente en diferentes recetas y mostrando cómo se hacen paso a paso (a mí me encantan las recetas en vídeo de Nutella... ¡ñam!).
    • Muestra tus últimos lanzamientos, por ejemplo, con un unboxing de 60 segundos (el tiempo límite de los vídeos en Instagram). Puedes ir revelando la información poco a poco en una serie de vídeos para que tu público siempre tenga ganas de más.
    • Responde a preguntas frecuentes en vídeo. Dada su brevedad, este formato es ideal para resolver una duda diferente en cada vídeo. Aprovecha la oportunidad para mostrar a los expertos de tu empresa y pedirles que lo expliquen ante la cámara.

     

    4) Muestra tu lado más humano

    Los vídeos en Instagram no son el sitio para ponernos corporativos, sino al contrario, para conectar con la audiencia desde el tú a tú. Estos recursos te ayudarán a conseguirlo:

    • Los vídeos tipo "cómo se hizo". A los seguidores de una marca les encanta imaginarse cómo es la vida detrás de las cámaras, y ahora puedes mostrárselo. Puede ser algo tan sencillo como entrevistar a tus protagonistas con el móvil.
    • Los vídeos en directo. Los vídeos en directo son un complemento a las Instagram Stories que te permiten usar tanto la cámara frontal del móvil como la trasera. Esto te ofrece la posibilidad de mostrar tu día a día de manera espontánea, sin tener que preocuparte tanto por la producción. Además, este tipo de contenidos transmite autenticidad y fomenta la conexión con la audiencia.
    • Los memes en vídeo. Todos conocemos este tipo de contenidos que se extienden como la espuma a base de usuarios que publican su propia versión, desde el Ice Bucket Challenge hasta el Mannequin Challenge (vídeos con varias personas paradas que dan la ilusión de que el tiempo se ha congelado). Pues bien, los vídeos de Instagram son la excusa perfecta para que tu marca también se una al fenómeno y aproveche la ola de visitas, al tiempo que demuestra su sentido del humor.

     

    5) Sé fiel a ti mismo

    Aunque no todos los vídeos que subas a Instagram tienen que estar producidos a la perfección, sí que es fundamental que sigan la línea de la imagen corporativa, así como el tono de la marca.

    Como parte de tu estrategia de video marketing en Instagram, puedes plantearte elaborar una guía de estilo donde definas el tipo de vídeos que se publicarán, la estética y colores predominantes de la marca, las temáticas y todos los detalles que te ayuden a mantener una imagen coherente. Así, cuando el usuario llegue a uno de tus vídeos, le saltará a la vista que se trata de tu marca.

     

    6) Cuida la técnica

    La espontaneidad de las redes sociales no está reñida con tener un aspecto cuidado y profesional, así que apúntate estos consejos:

    • Como ya hemos comentado, los vídeos en Instagram están limitados a 60 segundos de duración. Esto implica que en muchas ocasiones te verás obligado a crearlos desde cero, en lugar de aprovechar los que ya hayas hecho para otras redes como Facebook o YouTube. Así pues, tendrás que plantearte cómo transmitir tu mensaje en un tiempo limitado. Recuerda que a la hora de grabar puedes usar el botón de pausa para quedarte solo con lo que te interese en lugar de hacer un vídeo de 60 segundos ininterrumpidos.
    • La exposición es un aspecto fundamental para crear vídeos de calidad. Básicamente, este parámetro determina cómo de clara o de oscura será la escena. Puedes ajustarlo pulsando diferentes zonas de la pantalla: si tocas una zona oscura, esta se enfocará y el resto de la escena se volverá más clara. Y viceversa, si tocas una zona clara, esta quedará enfocada a la perfección y el resto de la escena se oscurecerá. Si usas la exposición y el enfoque de manera estratégica, podrás conseguir resultados muy interesantes con pocos recursos.
    • Ten en cuenta el sonido. Si el sonido va a ser un elemento importante en tu vídeo, posiblemente necesites contar con un micrófono adicional para conseguir mejores resultados. Eso sí, te aconsejamos que tengas en cuenta que la mayoría de los usuarios no reproduce los vídeos con sonido, ya que muchas veces los ven mientras están viajando en transporte público o en otros entornos similares. Por eso, si lo que se dice en el vídeo es realmente importante, te recomiendo que le pongas subtítulos.
    • No olvides la posedición. Con los vídeos de Instagram, puedes volver atrás una vez finalizados y eliminar escenas o añadir nuevas. También puedes apoyarte en otras aplicaciones que te permiten editar los vídeos y añadir todo tipo de efectos, como Splice Video Editor, InstaShot Editor o VSCO (especializada en filtros únicos).

     

    7) No te olvides de los hashtags

    Los hashtags son una característica fundamental de Instagram, ya que ayudan a los usuarios a encontrar los contenidos que les interesan. La red permite publicar hasta un máximo de 30 hashtags por publicación. Si los incluyes en tus vídeos, aumentarás las posibilidades de que los usuarios los descubran y acaben por convertirse en seguidores de tu marca.

    Investiga cuáles son los principales hashtags de tu sector, tanto generales como más de nicho, e incluye una buena variedad de ellos en tus publicaciones. Con el tiempo, podrás detectar los que mejor funcionan o incluso crear tu propio hashtag de marca. Pero ten cuidado: si abusas, también corres el riesgo de acabar aburriendo a los usuarios o atrayendo a un público que no te interesa.

    Curso: Vídeo sobre las mejores estrategias en Instagram Ads

     

    Dany Ortiz

    Marketing & Content Strategist en Cyberclick. Experta en marketing online, gestión de contenidos, estrategia en redes sociales, y creación y optimización ​de ​campañas ​en ​social ​ads.