SEM en Google

SEM en Google: cómo crear una campaña en Google Ads

 

El SEM o publicidad de pago en buscadores puede implementarse a través de diferentes plataformas, pero la más utilizada con diferencia es el SEM en Google. Para las marcas, hacer una campaña en Google Ads es una oportunidad excelente para atraer tráfico cualificado a sus sitios web y multiplicar las conversiones.

 

Cómo crear una campaña SEM en Google paso a paso

 

Para crear una campaña de SEM en Google, iremos de lo más general a lo más concreto. Además, así podremos entender en profundidad los diferentes elementos de la publicidad en Google Ads.

 

SEM en Google-1

1) Crear una campaña

Para crear tu propia campaña de SEM en Google, lo primero es registrarte en https://ads.google.com (o bien iniciar sesión si ya tienes cuenta). A partir de aquí, puedes empezar a crear tu campaña.

 

Las campañas de Google Ads son la base de los anuncios que vamos a lanzar, por lo que deben tener un objetivo que se adecue a lo que queremos conseguir. Por ejemplo, para captar clientes que están buscando productos o servicios similares al nuestro, necesitaremos una campaña de búsqueda. En cambio, para conseguir que se pongan directamente en contacto con la empresa, lo más apropiado es una campaña de llamadas.

 

En el nivel de la campaña también tomaremos las siguientes decisiones:

  • La ubicación: ¿en qué lugar se encuentran los usuarios a los que queremos llegar?
  • Idioma: ¿qué idioma o idiomas hablan?
  • Estrategia de pujas: podemos escoger entre pujas automáticas y pujas manuales.
  • Presupuesto diario de la campaña.

 

2) Crear grupos de anuncios

Por debajo del nivel de la campaña, se encuentran los grupos de anuncios, que sirven para organizar las campañas de manera interna. Podemos pensar en los grupos como los diferentes "temas" de los anuncios.

 

En general, se aconseja crear los grupos de anuncio que tengan más sentido para nuestra línea de productos, pero teniendo cuidado de no sobrepasar ciertos límites para no acabar con una campaña inmanejable. En general, entre 7 y 10 grupos de anuncios por campaña son más que suficientes.

 

 

3) Seleccionar las palabras clave

Las palabras clave son los términos que los usuarios introducen en el buscador y que determinan si un anuncio se muestra o no. En general, se aconseja incluir unos 20 términos por grupo de anuncios, siempre buscando los que ofrezcan más rentabilidad y oportunidades para la conversión. Es fundamental fijarse en la intención del usuario a la hora de buscar: ¿quiere comprar un producto determinado o tan solo está buscando información?

 

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de escoger palabras clave para SEM en Google es el nivel de concordancia, esto es, hasta qué punto somos estrictos a la hora de hacer coincidir la búsqueda del usuario con los términos exactos de la palabra clave. Tenemos estas opciones:

  • Concordancia amplia: incluye palabras relacionadas y sinónimos.
  • Concordancia amplia modificada: tiene que incluir las mismas palabras que aparecen en la keyword, pero el orden puede variar.
  • Concordancia de frase: tiene que incluir las mismas palabras y en el mismo orden, pero admite que haya otras antes y después.
  • Concordancia exacta: como su nombre indica, la palabra clave debe coincidir exactamente con el término que el usuario introduce en el buscador.

 

4) Crear los textos de los anuncios

Por último, introduciremos las diferentes variantes de anuncios que van a mostrarse en el buscador cuando los usuarios busquen las palabras clave de nuestra lista. Dos o tres anuncios para cada grupo deberían ser suficientes.

 

Además de la descripción y el título de los anuncios, también podemos configurar unos "extras" para que el usuario tenga más información. Se trata de las extensiones de anuncio. Existen muchos tipos diferentes, que pueden adaptarse a múltiples objetivos y necesidades. Para empezar, estos cuatro son los que normalmente resultan más útiles para las empresas:

  • Extensiones de enlace: enlace a otras páginas del sitio web (además de la que se ha incluido como landing page del anuncio).
  • Extensiones de texto: textos adicionales para explicar la oferta en mayor profundidad.
  • Extensiones de llamada: para que los posibles clientes se pongan directamente en contacto con la empresa.
  • Extensiones de ubicación: ideales si lo que se busca es generar más tráfico en una tienda física.

 

 

Consejos para optimizar tu campaña de SEM en Google

 

  1. Investiga a fondo tus palabras clave. Las palabras clave son como los "ladrillos" de tu campaña de SEM en Google. Si apareces por los términos adecuados, las posibilidades de éxito se multiplican, pero si escoges términos demasiado competitivos o genéricos, será mucho más difícil generar conversiones. La clave para acertar es dedicar todo el tiempo que sea necesario a la investigación de palabras clave antes de lanzar la primera campaña. Además, la información que generes también será muy valiosa a la hora de orientar mejor tu SEO.
  2. Haz tests A/B. Google Ads ofrece múltiples elementos que se prestan a optimizar, como el título o la URL visible de los anuncios. La única manera de saber qué variante dará mejores resultados es probándola de manera controlada mediante experimentos como los tests A/B. Lo ideal es que este tipo de pruebas siempre se estén llevando a cabo dentro de la cuenta, a fin de publicar anuncios cada vez mejores.
  3. Evalúa los resultados. Los controles periódicos son la única manera posible de ver qué está funcionando y qué no dentro de una cuenta para seguir optimizando los resultados. Por eso, no hay que caer nunca en el error de pensar que "todo está hecho" después de lanzar una campaña.
  4. Apuesta por la sencillez. Especialmente para pequeñas y medianas empresas que se inician con el SEM en Google, es mejor optar por pocas campañas, pocos grupos de anuncio y pocas palabras clave. Siempre hay tiempo para ir creciendo más adelante a medida que el presupuesto y las expectativas aumenten.
  5. Gestiona estratégicamente el presupuesto. El SEM en Google calcula muchos factores de manera automática para ofrecer los mejores resultados posibles dentro del presupuesto marcado por el anunciante. Por eso, si estamos cambiándolo de manera continua, el sistema nunca acabará de optimizarse del todo y obtendremos peores resultados a la larga. La opción más inteligente es dividir el presupuesto mensual entre 30,4 y asignar ese presupuesto a cada día de manera invariable.
  6. Presta atención al nivel de calidad. Dentro de la multitud de métricas que ofrece el SEM en Google, es necesario distinguir entre las que realmente pueden suponer una diferencia en el rendimiento de la cuenta. Y sin lugar a dudas, la más importante de todas es el nivel de calidad. El nivel de calidad es una puntuación que otorga Google Ads en función de la calidad percibida de los anuncios. A su vez, se calcula mediante parámetros como el ratio de clics esperado, la relevancia y la experiencia de la página de destino. Cuanto más alto sea el nivel de calidad, mejor posicionarán los anuncios y menor será el coste por clic.
  7. Pon el ojo en la rentabilidad. Al final, la métrica más importante es siempre la misma: el ROI. Lo que estamos buscando con Google Ads es generar conversiones de manera rentable, así que siempre hay que tener controlado cuánto estamos gastando en las campañas y cuál es el valor generado en forma de conversiones.

El SEM en Google tiene un gran potencial para ayudar a las empresas a conseguir sus objetivos de manera rápida y escalable. Para sacarle todo el partido, lo ideal es contar con expertos que tengan amplia experiencia posicionando marcas con Google Ads.

Si quieres aprovechar todos los beneficios del SEM en Google para tu marca, ¡ponte en contacto con nosotros!