Posicionamiento SEM

¿Qué es el posicionamiento SEM? Definición, ventajas y características

 

El posicionamiento SEM (Search Engine Marketing) es el método de posicionamiento pagado que se utiliza para llegar de manera más rápida a las primeras posiciones de resultados. Pero aunque los marketers utilicen este concepto para referirse solamente al método de pago, en realidad engloba mucho más: todas aquellas estrategias que tengan que ver con posicionarse en motores de búsqueda, incluyendo el SEO. No obstante, en este artículo vamos a hablar de SEM como el posicionamiento en motores de búsqueda a través del pago.

 



 

¿Qué es el posicionamiento SEM?


El posicionamiento SEM es el posicionamiento pagado en los motores de búsqueda. Su principal misión es captar nuevos clientes y generar tráfico de calidad hacia el sitio web. En España, el buscador más utilizado es Google, por lo que en este artículos vamos a referirnos en todo momento al posicionamiento SEM en este buscador.


Antes de empezar a desarrollar las ventajas y las características del posicionamiento SEM, es necesario entender por qué necesitamos posicionarnos a nivel web.


En el mundo digital, quien tiene más posibilidades de tener más visitas es quien aparece en la primera página de Google. Y no solamente eso, sino que cuanto más arriba estemos, mucho mejor. Las keywords también tienen un papel fundamental dentro del posicionamiento en buscadores. Y es que las empresas, para posicionarse, tienen que competir por ciertas palabras clave. ¿Y cómo luchamos para hacernos con una de esas posiciones? Tenemos dos opciones:

  • Llegar de forma orgánica (SEO). En este caso, tendremos que desarrollar una estrategia de SEO y entrar en el juego de Google. Tendremos que entender cuál es su algoritmo y trabajar para que nuestros contenidos sean adecuados: crear una estrategia de link building, limpiar la URL, poner imágenes que no pesen demasiado, etc.
  • Pagar para llegar a la cima (SEM). Si queremos aparecer en los primeros resultados pagando, tendremos que desarrollar una estrategia de SEM, siempre teniendo en cuenta por qué keywords nos vamos a posicionar en función de nuestro público.

En pocas palabras, podríamos decir que el posicionamiento SEM es un modelo publicitario en el que los buscadores anuncian nuestra web, pero en el que solamente pagamos por si alguien hace clic en nuestro enlace patrocinado. Es por ello que hablamos de pago por click (PPC).



Funcionamiento del posicionamiento SEM


Vamos a entrar en materia. ¿Cómo podemos llevar a cabo nuestro posicionamiento SEM?


La plataforma más relevante para manejar nuestras estrategias dentro del buscador de Google es Google Ads. A través de esta herramienta, podremos crear campañas que nos permitirán posicionarnos en los primeros resultados.


Cuando hacemos una búsqueda en Google, podemos diferenciar a simple vista los resultados pagados de los que no lo son mediante la palabra “anuncio” que aparece justo debajo del título. Para que los buscadores, en este caso Google, pongan nuestro enlace patrocinado de los primeros, tendremos que comprar palabras clave. Eso sí: previamente tendremos que haber analizado cuáles son las keywords por las que queremos que nos encuentren mediante herramientas como Google Keyword Planner, SEMRush o Ubersuggest.


Al comprar estas palabras clave, entraremos en un sistema de pujas en el que cada empresa decidirá lo que pagará para cada usuario que haga clic en su enlace (PPC). Google decidirá qué enlaces patrocinar en función de dos conceptos:

  • El pago que la empresa anunciante haya realizado para la keyword: el CPC. El cost per click es el valor que nosotros mismos definimos dentro de Google Ads para marcar cuanto vamos a pagar por cada clic.
  • La relevancia para el usuario. Aunque paguemos para aparecer en las primeras posiciones, Google siempre tiene en cuenta a los usuarios. Los contenidos tienen que ajustarse a lo que necesitan, así que, en función de sus búsquedas, pondrá aquellos que considere más relevantes para ellos. Si somos relevantes, Google nos ayudará para que tengamos más tráfico, y, en consecuencia, más clientes.


 

 




Características del posicionamiento SEM


Las cuatro características principales del posicionamiento SEM son las siguientes:

  • De pago. Se trata de anuncios de pago por click (PPC),es decir, que solamente pagaremos por los clicks que hayamos obtenido.
  • Rapidez y corto plazo. Gracias al posicionamiento SEM, podemos conseguir, en un periodo de tiempo razonablemente corto, aparecer en las primeras posiciones de la primera página de Google.
  • Su principal herramienta es Google Ads. Mediante Google Ads podremos crear campañas de SEM a nuestro antojo, y pagar solamente por aquello que hemos conseguido.
  • Complementa al SEO. Combinando SEM y SEO tendremos una estrategia de marketing digital a corto (SEM), medio (SEO)  y largo plazo (SEO). De hecho, no hay una respuesta a la pregunta de cuál de los dos es mejor, pues es la combinación de estas lo que hace una fuerte estrategia digital.


Ventajas del posicionamiento SEM


  • Mayor segmentación. La principal herramienta para crear estrategias de SEM en Google es Google Ads. Esta nos ayudará a concretar nuestro proceso de segmentación: podremos adaptar nuestros anuncios en función de los usuarios a los que queramos dirigirnos, con características como la edad, el sexo e incluso las aficiones.
  • Aumenta tu tráfico web, sobretodo a corto plazo. Al contrario que el SEO, el SEM es prácticamente instantáneo. Una vez has comprado tus keywords, solamente hace falta esperar a que Google te sitúe en las primeras posiciones, lo que hará que tu sitio web tenga más alcance y gane visibilidad.
  • Monitorización y medición exhaustiva. Gracias a Google Ads, recibiremos en todo momento información sobre los resultados de nuestros anuncios y palabras clave. Además, tendremos información detallada de lo que hacen los usuarios, es decir, el número de clicks que reciben nuestros anuncios, el número de impresiones, su posición, el coste de la campaña, etc. Incluso podemos vincular la cuenta de Google Ads a la de Google Analytics para completar los datos.
  • Rentabilidad a corto plazo y control de costes. Con el posicionamiento SEM tenemos control absoluto a la hora de parar e iniciar campañas. Nosotros mismos decidimos el dinero que queremos invertir y únicamente pagamos cuando se produce alguna interacción con los usuarios, normalmente, cuando estos hacen click nuestros anuncios de texto o mientras ven un anuncio de vídeo que hayamos creado. El presupuesto lo fijamos nosotros sin ningún tipo de compromiso y podemos parar las campañas cuando consideremos oportuno.
  • Captación de leads. Invirtiendo en publicidad online generamos tráfico a nuestra página web, así que de nosotros dependerá si convertimos ese tráfico en clientes o simplemente serán visitantes de paso.
  • Todo el mundo tiene acceso. No solamente pueden acceder a este tipo de publicidad las grandes compañías, sino que está al alcance de micro, pequeñas y medianas empresas.