SEO & SEM

¿Qué es el cloaking?

    Por Helena Alcoverro, publicado en 23 diciembre 2019

    El cloaking es una técnica de SEO que en su día llegó a ser muy popular entre los webmasters, ya que ofrecía muy buenos resultados. Pero hoy en día no solo es cada vez menos efectiva, sino que está duramente penalizada por Google. Te contamos en qué consiste el cloaking y por qué no es aconsejable usarlo en tus webs.

    * ¿Quieres mejorar tu posicionamiento SEO y también tu estrategia de Inbound  Marketing? Haz clic aquí y descárgate nuestro ebook gratis

    Que es el cloaking

     

    ¿Qué es el cloaking?

    El cloaking es una técnica de SEO que se basa en mostrar diferentes contenidos a los usuarios de una web y a los robots de rastreo como GoogleBot. De esta manera, el contenido que se muestra a los robots puede optimizarse para posicionar (por ejemplo, repite las palabras clave una y otra vez) sin preocuparse de ofrecer una buena experiencia de usuario.

    Para conseguir este resultado, se emplean diferentes técnicas de cloaking como:

    • Configurar el servidor para mostrar diferentes contenidos en función del navegador que hiciera la petición de la página. Si la petición venía del robot de Google, se le mostraba el contenido altamente optimizado.
    • Usar redireccionamientos con JavaScript. Hasta hace poco, los buscadores no podían ejecutar este código, así que podía usarse para mostrar un contenido diferente a personas y robots.
    • Mostrar contenidos diferentes en función de la dirección IP o el navegador del que procede el visitante.

     

    Por qué NO deberías usar cloaking en tu web

    El cloaking está considerado como una técnica de "black hat SEO", esto es, que incumple las normas para webmasters de Google. Las directrices de este buscador hacen mucho hincapié en que el SEO debe hacerse de forma natural, ética y con el objetivo de mejorar la experiencia de los usuarios. Por ello, mostrar un contenido diferente a los robots se considera una táctica engañosa.

    La consecuencia de esto es que si Google detecta que estás haciendo cloaking en tu web, la penalizará con un descenso en el posicionamiento o incluso podría llegar a eliminarla por completo. Es un riesgo que nunca merece la pena.

    Además, a medida que los algoritmos de Google y otros buscadores han ido evolucionando, el cloaking es cada vez menos efectivo. Esto se debe a varios motivos:

    • Los bots de los buscadores ya son capaces de ejecutar el código JavaScript, así que pueden comparar cómo se muestra la página a los humanos y a los rastreadores.
    • Los bots se han ido perfeccionando para detectar las diferentes técnicas de encubrimiento que explicamos en el apartado anterior, así que es muy fácil que te pillen.
    • La efectividad del cloaking se basa en el contenido sobreoptimizado, por ejemplo, con gran cantidad de palabras clave. Pero últimamente Google va en la dirección de premiar el contenido natural y que ofrece una buena experiencia de usuario, así que el exceso de palabras clave se puede detectar fácilmente y también se penaliza.

    A pesar de todos estos inconvenientes, todavía sigue habiendo profesionales del SEO que usan cloaking. Si quieres asegurarte de que tu web no utiliza esta técnica, puedes hacerlo con la función "Rastrear como Google" de Search Console.

    Ebook: las 10 claves de un buen posicionamiento SEO en Inbound Marketing

     

    Helena Alcoverro

    Communication and marketing trainee at Cyberclick.