Inbound Marketing Content Marketing

¿Qué es el contenido evergreen y cómo aplicarlo?

    Por Laia Cardona, publicado en 10 junio 2019

    Vamos a asumirlo: crear contenido de calidad para una marca, mes tras mes, no es nada fácil. Y ya que nos tomamos el esfuerzo, queremos que los resultados duren y duren... y el contenido evergreen es la solución.

    Llamamos contenido "evergreen" a aquel que no se pasa de moda, esto es, que sigue siendo relevante y trayendo visitas durante años. Por eso, el esfuerzo que supone crearlo se va rentabilizando una y otra vez a lo largo del tiempo. Podríamos decir que el contenido evergreen es como un activo en el que invertimos para generar resultados a largo plazo. ¿Te suena bien? Pues vamos a conocer más a fondo las características del contenido evergreen y a ver cómo podemos incorporarlo a nuestra marca.

    * ¿Quieres mejorar tu posicionamiento SEO y también tu estrategia de Inbound  Marketing? Haz clic aquí y descárgate nuestro ebook gratis

    Que-es-el-contenido-evergreen-y-como-aplicarlo

    ¿Qué es contenido evergreen? Pros y contras

    El contenido evergreen es contenido de calidad, optimizado para SEO y que pretende ser extremadamente relevante y cualitativo. Busca responder a una pregunta frecuente de los usuarios y crear una fuente de tráfico orgánico estable a lo largo del tiempo. Pero como cualquier otra técnica de marketing, este tipo de contenidos no es la panacea, sino que tienen sus propios pros y contras. Vamos a echarles un vistazo.

    Estas son algunas de las ventajas del contenido evergreen para las marcas:

    • Tiene un efecto "bola de nieve" que hace que sea cada vez más efectivo. Una vez que tienes un puñado de artículos evergreen en tu blog, habrás creado una fuente de tráfico orgánico que te traerá visitas cada mes. Según pase el tiempo e incremente el tráfico, este número de visitas crecerá. Y si a esto le añades un par de contenidos evergreen nuevos cada mes, ¡verás cómo el tráfico no deja de subir!
    • Es fácil de reutilizar. Dado que el contenido evergreen mantiene su relevancia a lo largo del tiempo, es fácil volver a enlazarlo para responder a la pregunta en cuestión. También puedes incluirlo en recopilaciones de artículos relacionados o convertir la información en una infografía, un vídeo, un podcast...
    • Es fácil de compartir. La idea del contenido evergreen es que responda a una duda común de los usuarios. Por tanto, si les resulta útil, será fácil que lo compartan con otras personas que estén en una situación similar. Para maximizar este efecto, crea contenidos que sean atractivos y fáciles de leer, con recursos como listas, imágenes, tweets insertados o vídeos. Y por supuesto, incluye botones para compartir dentro de cada contenido y predica con el ejemplo colgándolo en tus redes sociales.

    Y ahora, vamos a ver sus principales inconvenientes:

    • El contenido evergreen requiere más investigación. Para que el contenido evergreen funcione y destaque sobre otros artículos similares de la competencia, tiene que ser de calidad y responder a la pregunta del usuario en profundidad. Y para ello, lo primero es invertir tiempo en hacer los deberes y realizar una investigación a fondo sobre el tema.
    • Crear contenidos evergreen requiere una gran inversión de tiempo. Además de investigar el tema en profundidad, redactar el artículo en sí también puede ser laborioso. Si el contenido añade elementos gráficos o infografías, o lo presentamos en forma de vídeo, esta exigencia es todavía mayor. Por tanto, la planificación es clave.
    • El contenido evergreen no puede ser demasiado concreto. Dado que lo que buscamos es dar una solución a un problema de muchos usuarios, y que esta solución tiene que seguir siendo válida dentro de años, vemos que este tipo de contenidos debe enfocarse en temas más generales.

    En conclusión, el contenido evergreen es una apuesta que merece la pena para la mayoría de las marcas, pero normalmente es buena idea combinarlo con otro tipo de contenidos más fugaces, específicos y fáciles de crear. El porcentaje adecuado es cosa tuya: algunos expertos dicen que hasta el 80% del contenido de un blog debería ser evergreen, mientras que para algunas marcas un post en profundidad al mes puede ser más que suficiente.

     

    5 tipos de contenido evergreen que nunca pasan de moda

     

    1) Resolución de problemas

    El mejor contenido evergreen es el que destaca por su utilidad. Una de las claves del marketing es identificar qué problemas y necesidades tienen los usuarios y dar respuestas a ellos, así que lo primero es ponerse a investigar qué preguntan los usuarios online.

    Hoy en día existen muchos sitios de preguntas y respuestas, como Quora, Answers.com y Yahoo Answers. Pueden ser un buen lugar para empezar a buscar preguntas relacionadas con tu sector y ver cuáles se repiten más. Y por supuesto, una buena investigación de palabras clave también debería darte una idea de las dudas que buscan los usuarios en Google.

    Una vez que hayas identificado las preguntas más frecuentes de los usuarios, ¡escribe un gran artículo para darles respuesta de una vez por todas!

     

    2) Listas

    Los estudios sobre tipos de contenidos de mayor éxito han revelado hace tiempo que ¡las listas nos encantan! Uno de los trucos más efectivos para atraer visitas es incluir un número en el título de tu post, por ejemplo "7 consejos infalibles para crear contenido evergreen". Así que ¡aprovéchalo! Eso sí, recuerda que según el tipo de lista que crees, quizá tengas que repasar los contenidos cada cierto tiempo para que no se queden obsoletos.

     

    3) Tutoriales y guías

    Antes, cuando no sabíamos hacer algo, intentábamos llamar a alguien que sí sabía. Ahora, buscamos un tutorial en Google o un vídeo en YouTube.

    Desde montar una estantería hasta cuidar de nuestro gato, las posibilidades de los tutoriales son inmensas. Escoge un puñado de temas relacionados con tu marca y explícale a los usuarios todo lo que necesitan saber para resolver sus problemas. ¡Seguro que te estarán agradecidos!

     

    4) Glosarios

    Muchos sectores tienen una terminología específica, que puede hacer que las personas que se acercan por primera vez a ellos tengan dificultades para encontrar lo que buscan. Ayúdales creando un glosario completo para resolver estas inquietudes y tendrás una fuente fantástica de visitas a largo plazo.

     

    5) Datos históricos

    Por definición, el pasado no va a cambiar en el futuro, y muchas personas pueden tener curiosidad por conocer la historia de un sector o de un producto específicos. Escribir un artículo completo o crear un vídeo divertido sobre la historia de tu marca es una manera genial de entretener a los usuarios y enriquecer tu presencia online con un contenido que jamás pasará de moda.

     

    7 consejos infalibles para crear contenido evergreen

    1. Escoge bien tus temas. El contenido evergreen requiere una inversión considerable de tiempo y recursos. Para rentabilizar esta inversión, es importante dar con un tema que sea capaz de generar una buena cantidad de visitas a lo largo del tiempo. Uno de mis recursos favoritos para encontrarlo son los datos de tendencias y volumen de búsquedas de Google. Si consigues localizar una palabra clave que lleve años generando búsquedas y que tenga un tráfico importante, ¡habrás dado en la diana!
    2. Optimiza para SEO. El valor de un contenido evergreen está directamente relacionado con su capacidad para atraer tráfico a lo largo del tiempo. Por tanto, tus artículos evergreen deben estar optimizados desde una perspectiva de SEO on page (palabras clave, etiquetas, títulos y subtítulos) y además deben formar parte de una estrategia activa de SEO off page para generar enlaces entrantes.
    3. Escribe para principiantes. Puedes que tu intención sea posicionarte como experto en tu sector, pero hazlo de tal manera que tus contenidos sean aptos para principiantes. Las dudas básicas sobre un tema son las que generan más tráfico a lo largo del tiempo, precisamente porque son las más comunes. Así que asegúrate de que el tono y el vocabulario de tu contenido son fáciles de entender. Si no sabes si lo has conseguido, siempre puedes probar a enseñárselo a alguien que no tenga nada que ver con tu sector y ver qué opina.
    4. Invierte en calidad. Todo el contenido de tu blog o web debería ser de calidad, pero con los artículos evergreen este tema cobra especial importancia. Tu objetivo es ser el mejor recurso que existe en internet sobre un tema concreto.
    5. Cuida los elementos gráficos. Dado que los artículos de contenido evergreen suelen ser muy largos, es particularmente importante tener cuidado para que no se conviertan en un "ladrillo". Busca imágenes adecuadas para la temática del post, como capturas de pantalla de ejemplos o fotografías paso a paso que muestren los detalles de un proceso.
    6. Comparte, recomparte y reutiliza. Ya sabes que crear contenidos es solo una parte: la difusión también es fundamental. Puedes volver a publicar tus post de contenido evergreen en las redes sociales pasado un tiempo, o aprovechar la información que contienen para presentarla en un formato distinto y volver a atraer visitas.
    7. Revisa tu contenido evergreen de vez en cuando. Aunque este tipo de contenidos deberían ser intemporales, siempre hay algún dato que podemos actualizar o algún enlace roto que reparar. Además, siempre puedes ir mejorando el contenido a lo largo del tiempo, por ejemplo, ampliando alguna de las secciones para que posicione aún mejor en Google.

    Ebook: las 10 claves de un buen posicionamiento SEO en Inbound Marketing

    Laia Cardona

    Responsable de la estrategia de inbound marketing en Cyberclick. Gestión del CRM con Hubspot, de la base de datos y creación de la estrategia global de contenidos, workflows y lead nurturing. Experiencia en marketing digital, comunicación digital y periodismo en medios de comunicación.