La Empresa Feliz

5 motivos para una gerencia de la felicidad en tu empresa

    Por David Tomas, publicado en 21 junio 2018

    Implementar una gerencia de la felicidad en la empresa va más allá del simple "crear buen rollo". Las empresas felices aportan múltiples beneficios a las personas que forman parte de ellas, pero esta relación también se produce a la inversa: un trabajador feliz aporta más a la empresa, de manera que al final todos salen ganando.

    Hay muchos motivos para empezar ¡ya! a hacer una gerencia de la felicidad en la empresa. Para animarte, vamos a ver cinco de ellos. ¡No te los pierdas!

    5 motivos para una gerencia de la felicidad en tu empresa

     

    5 motivos para la gerencia de la felicidad

    1) Fomentar el compromiso y la productividad

    Los trabajadores felices son los que han encontrado un sentido y una utilidad en su trabajo que van mucho más allá de cobrar a fin de mes. Por eso, están comprometidos para hacerlo cada día lo mejor posible.

    De la misma manera, una gerencia de la felicidad en la empresa da lugar a empleados más productivos, ya que tienen altos niveles de motivación para cumplir sus metas. Esto se refuerza especialmente si el trabajo se organiza por objetivos y no por horas empleadas.

     

    2) Reducir el absentismo y la rotación laboral

    Cuando una persona está feliz en su trabajo, no siente deseos de cambiar, a no ser que se trate de una causa de fuerza mayor. Por tanto, una gerencia de empresa basada en la felicidad fomenta la lealtad y reduce los costes de contratación y formación de nuevos empleados.

    Aún más: una empresa feliz también es más eficaz a la hora de reclutar nuevos talentos, ya que sus propios empleados hablarán bien de ella y atraerán a otras personas.

     

    3) Mejorar la salud del equipo

    El trabajo tiene un gran impacto en nuestra salud emocional, ya que es el lugar donde pasamos más horas al día y al que dedicamos más energía. Tener un trabajo que nos realice y buenas relaciones con los compañeros tiene un gran efecto positivo sobre los niveles de estrés, ansiedad y depresión y en consecuencia, sobre todas las enfermedades asociadas a ellos.

     

    4) Evitar los malos rollos

    Otro "efecto secundario" de una gerencia basada en la felicidad es reducir la cantidad de chismes y malos rollos en la empresa. Los trabajadores felices descartan los hábitos tóxicos como compararse con los demás o hablar mal de ellos. En su lugar, se centran en sus objetivos y en colaborar con los compañeros para alcanzar las metas comunes, dando lugar a un entorno de trabajo verdaderamente enriquecedor.

     

    5) Hacer de la empresa un hogar

    Suena a cliché, pero es cierto: en muchos sentidos, el trabajo no deja de ser como nuestra segunda casa. Y al igual que en casa, es fundamental que nos sintamos a gusto y podamos ser nosotros mismos cuando estamos en él.

    Si la gerencia de la empresa favorece un entorno acogedor, de compañerismo y de realización personal pero sin estreses innecesarios, los jefes y empleados se sentirán como en su hogar y estarán en disposición de dar lo mejor de sí.

    La empresa más feliz del mundo - David Tomás

     

    David Tomas

    Director General de Cyberclick. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo online. Es ingeniero y cursó un programa de Entrepreneurship en MIT, Massachusetts Institute of Technology. En 2012 fue nombrado uno de los 20 emprendedores más influyentes en España, menores de 40 años, según la Global Entrepreneurship Week 2012 e IESE.