Publicidad Online & Publicidad Digital

Publicidad en internet: qué es, ventajas y formatos

    Por Laia Cardona, publicado en 04 julio 2018

    La publicidad en internet ha roto barreras y ha puesto grandes audiencias al alcance de todo tipo de empresas. Donde antes había que contar con grandes presupuestos para llegar a los medios, ahora basta con un ordenador y unos euros al día. Pero eso no quiere decir que no haya que invertir tiempo, esfuerzo y recursos para conseguir que nuestras campañas sean realmente efectivas.

    El término "publicidad en internet" es un cajón de sastre en el que caben muchísimas técnicas y formatos. Vamos a clarificar un poco en qué consiste, cuáles son sus ventajas y cómo podemos clasificar los tipos de publicidad digital.

    Publicidad en internet - que es, ventajas y formatos

     

    ¿Qué es la publicidad en internet?

    La publicidad en internet se caracteriza por ser un tipo de publicidad que utiliza la red como medio de comunicación: webs, blogs, redes sociales, aplicaciones móviles, correos electrónicos y un largo etcétera.

    Algunos formatos, como los banners en medios digitales, se parecen bastante a lo que entendemos por publicidad de toda la vida. Pero cada vez vemos más opciones que apuestan por la bidireccionalidad y la interactividad, creando un auténtico diálogo con los consumidores.

    Otra de las características más interesantes de la publicidad en internet desde el punto de vista del marketer es su inmensa variedad. Frente a las rígidas limitaciones de tiempo, espacio y formato de la publicidad convencional, aquí tenemos un sinfín de opciones a nuestra disposición.

    También debemos destacar que se trata de un medio en auge, hasta el punto de que se prevé que la inversión en publicidad en internet supere próximamente a la inversión en televisión (y eso teniendo en cuenta unos costes por anuncio mucho menores).

     

    Ventajas de la publicidad en internet

    1. Visibilidad y accesibilidad 24/7. Normalmente, los anuncios tradicionales solo están disponibles durante un tiempo o en un medio determinados. En cambio, la publicidad por internet está disponible de manera ininterrumpida y potencialmente puede ser vista por cualquier usuario que disponga de una conexión a internet.
    2. Presupuesto totalmente escalable. Desde unos pocos euros al día hasta macrocampañas de millones de dólares, la publicidad en internet puede adecuarse a las necesidades de empresas de todo tipo y tamaño.
    3. Posibilidades creativas. Anuncios de display de todos los tipos y tamaños, texto desde unas docenas de caracteres hasta miles de palabras, vídeos de cualquier longitud, formatos que interactúan con los usuarios, sitios web enteros... Internet es el sueño de cualquier creativo publicitario dispuesto a dejar volar su imaginación.
    4. Ubicaciones y segmentación. Con las nuevas herramientas de publicidad en internet (sobre todo las que aprovechan las bases de datos de las redes sociales) podemos microsegmentar nuestras campañas todo lo que sea necesario para dar con el público ideal y asegurarnos de no desperdiciar impresiones. En particular, la segmentación por intereses y comportamientos nos permite dar en la diana del target.
    5. Herramientas de medición. Por último, la publicidad online nos permite estar al tanto de todo lo que ocurre con un nivel de detalle que nunca habíamos imaginado hasta ahora. Hoy en día, todas las soluciones de publicidad digital disponen de herramientas de medición avanzadas al alcance del marketer, por lo que podemos saber en todo momento qué es lo que está ocurriendo y cómo podemos mejorar el rendimiento de nuestras campañas.

    Formatos de publicidad en internet

    Como hemos visto, las posibilidades de la publicidad en internet son muy variadas y además están en constante evolución. Esto hace que no sea fácil ofrecer una única clasificación, ya que podemos categorizarla de diferentes maneras y además las barreras entre categorías pueden ser bastante difusas. Pero a grandes rasgos, estos son los principales formatos de anuncios de los que disponemos a día de hoy según su ubicación:

    1. Buscadores (pago por clic o SEM). Este formato de publicidad se basa en colocar anuncios de texto en motores de búsqueda, de manera que solo aparezcan cuando el usuario busca un término relacionado. Correctamente enfocados, pueden dar apoyo a diferentes necesidades de los clientes y fomentar las conversiones. Google AdWords es la solución más popular.
    2. Publicidad en redes sociales o Social Ads. Facebook, Instagram, Twitter... Este tipo de anuncios se muestran en un canal donde los usuarios invierten su tiempo de manera habitual y aprovecha la información sobre ellos para dirigirles anuncios altamente personalizados. Dentro de este formato podemos encontrar una gran cantidad de objetivos y opciones.
    3. Publicidad de display. Quizá el formato más "clásico" dentro de la publicidad en internet, se basa en ocupar espacios colocados en lugares estratégicos de los sitios web con banners o pop-ups de texto, imagen o vídeo. Aunque en ocasiones puede seguir siendo efectiva, en la actualidad se ve amenazada por la gran cantidad de usuarios que usan bloqueadores de anuncios para no ver su navegación interrumpida.
    4. Blogs. Además de ser una posible ubicación para banners, los blogs son una ubicación privilegiada para las campañas de marketing de contenidos y de marketing con influencers.
    5. Publicidad en móviles. A día de hoy, los móviles ya son el dispositivo favorito de los usuarios para usar internet. Por eso, más que una ubicación más, el móvil se está convirtiendo en el centro de las campañas. Las propias aplicaciones móviles pueden ser una ubicación para campañas de texto y display, pero no podemos destacar tampoco el SMS marketing (a menudo combinado con enlaces).
    6. Email marketing. Otro clásico que nunca falla. El email marketing sigue siendo una de las herramientas más efectivas de las que disponemos para fidelizar a los clientes y acompañarles en su camino a través del embudo de conversión.
    7. Vídeo. Aquí podemos ver tanto anuncios insertados en otros vídeos (a modo de spots de televisión) como vídeos creados íntegramente por la marca como parte de su marketing de contenidos. No podemos olvidar tampoco el auge del vídeo en directo, una estrategia muy valiosa para acercar a la marca a su audiencia.
    8. Remarketing. Aunque en realidad puede darse en muchos de los formatos anteriores, merece la pena hacer mención aparte al remarketing en internet por las muchísimas posibilidades que ofrece al marketer. En esencia, se basa en usar la información que deja el usuario en internet para enviarle anuncios basados en sus comportamientos previos, por ejemplo, visitar nuestro sitio web. De esta manera, podemos impactar a la misma persona de manera consecutiva.

    ¡Descárgate YA el nuevo ebook!

     

    Laia Cardona

    Periodista, creadora de contenidos y community manager. Estudié Periodismo y Realización Audiovisual. Las palabras y la comunicación son mi pasión.