Las etiquetas de tu blog dicen mucho más de lo que piensas de tu SEO

Publicado por:

Alicia Rodríguez (Autora invitada)
Puedes encontrarme en:

¿Es clave elegir bien las etiquetas de nuestro blog?

¿Realmente es importante que elijamos minuciosamente nuestras etiquetas aplicando técnicas SEO?

Quizás éstas sean preguntas que te haces y para las que necesites respuesta.

Pues bien, en mi opinión, la respuesta a ambas preguntas es un rotundo “sí”.

Para argumentarlo de mejor manera, a lo largo de este post voy a darte más detalles para intentar exponer y avalar mi respuesta.

Las_etiquetas_de_tu_blog_dicen_mucho_mas_de_lo_que_piensas_de_tu_SEO

Ya te había comentado en artículos anteriores que las keywords ayudan a nuestra estrategia SEO en Redes Sociales y que también son un factor importante a tener en cuenta en el contenido de nuestros posts pero hoy quiero ir un poco más allá.

Hoy el foco de atención lo vamos a poner en las etiquetas y no me estoy refiriendo a los hashtags, sino a esas que has de elegir al montar tu blog.

Y aquí llega el primer punto importante a tener en cuenta, y es que, en el caso de las etiquetas, el estudio de las keywords que mejor nos representen deberá hacerse antes de que empecemos a generar contenido.

El contenido de un blog requiere de una organización y ésta la conseguimos estableciendo categorías y etiquetas.

Etiquetas y categorías son representantes de un perfecto sistema de taxonomía que de seguro nos traerá más beneficios de lo que a priori podemos pensar.

 

¿Qué son las etiquetas y que las diferencia de las categorías?

En lugar de recurrir a definiciones puras y duras, lo que voy a hacer es explicarte lo que son ambas mediante un par de pinceladas.

Por ayudarme de un símil, podríamos decir que las categorías de un blog son el apellido y las etiquetas de un blog son el nombre de una persona.

Así, nuestro contenido tendrá unos apellidos “generales” que representen a la familia y que serán las categorías e irá identificado de nombres específicos que acompañen al apellido para diferenciar a cada miembro de la familia y que en el blog será cada etiqueta.

De esta forma, queda claro que las categorías nos ayudan a agrupar nuestras entradas de contenido mientras que las etiquetas nos dan detalles específicos de las entradas.

Por otro lado, las categorías son jerárquicas y así, podemos encontrar también subcategorías mientras que las etiquetas nunca responden a una jerarquía.

El número de categorías debe ser el mínimo imprescindible, no siendo recomendable pasar de 10 y estableciendo una horquilla óptima de entre 6 y 8.

En cuanto a las etiquetas, también es recomendable moderar tanto su número como su uso para evitar que se nos desmanden y acabar desinformando a Google.

Cada etiqueta da un nombre propio a nuestro contenido y cada vez que publicamos dentro de esa etiqueta lo que hacemos es algo así como informar a Google de lo que estamos haciendo bajo ese nombre.

Una buena excelente práctica es coordinar nuestras etiquetas con las palabras clave que nos identifican.

 

El SEO y las etiquetas de tus posts: un matrimonio bien avenido

Para que lo veas claro, cuando añades una etiqueta a un post, estás asignándole una especie de marca de archivo.

Si esta marca de archivo coincide con una palabra clave que los usuarios usan en sus búsquedas pues ¡Voilà! les estás poniendo en bandeja que te encuentren.

Cuando añades por primera vez una etiqueta, automáticamente WordPress crea un archivo para ella.

¿Qué pasa si creas o eliges un montón de etiquetas en cada post?

Efectivamente, que WordPress tendrá un sinfín de páginas de archivos de etiquetas y esto a Google Panda no le gusta nada de nada.

Vale, llegados a este punto…

 

¿Cómo elijo correctamente mis etiquetas?

Partimos de la base de que lo ideal es no inventarse palabras o frases, sino aprovechar las que ya existan y que, encima, sean buscadas por los usuarios.

De esta forma, deberás elegir las keywords reales que mejor se ajusten al contenido que estás escribiendo o al producto que vendes.

Recuerda lo que ya te he comentado al principio en cuanto a que un estudio inicial de las etiquetas que más nos convienen es un must en nuestra estrategia.

Vamos con un ejemplo real en el blog de Berto López, Ciudadano 2.0 y, en concreto, con un artículo de invitado de Fernando Angulo y que habla de cómo elegir temas para el blog que se puedan monetizar.

 

Las etiquetas de tu blog dicen mucho mas de lo que piensas de tu SEO

Bien, tal y como veis en los recuadros, Berto ha categorizado este post en SEO & analítica web y ha usado como etiquetas: semrush y seo.

¿Crees que esta categoría y estas etiquetas son al azar?

Efectivamente, dudo mucho que Berto deje nada al azar y te lo demuestro en la siguiente captura de pantalla para la etiqueta seo.

Las etiquetas de tu blog dicen mucho mas de lo que piensas de tu SEO

 

La etiqueta y keyword SEO es una joya que mueve un volumen de búsquedas de 18.100 y 315.000.000 de resultados.

Te recuerdo que el volumen de búsquedas nos habla del promedio de veces que la palabra branding se ha buscado en los últimos 12 meses.

Y que los resultados son el número de direcciones URL que muestran los resultados de búsqueda orgánica para una palabra clave determinada.

¿Quieres otro ejemplo?

Bien, seguimos con el blog de Ciudadano 2.0, en este caso con un post titulado: “Cómo crear una marca personal – Guía para Dummies”-

Las etiquetas de tu blog dicen mucho mas de lo que piensas de tu SEO Analizamos las dos palabras clave usadas como etiquetas en este post y obtenemos lo siguiente:

  • Branding

En este caso, la keyword/ etiqueta Branding arroja un volumen de búsquedas de 6.600 con una competencia de 0.12, esto es, baja.

La competencia se mide en un baremo de 0 a 1, donde 0 representa una competencia baja y 1 una competencia alta.

Las etiquetas de tu blog dicen mucho mas de lo que piensas de tu SEO


  • Marca personal

“Marca personal” acumula 1.900 búsquedas mensuales, 1.350.000 resultados y 0.02 de competencia.

Las etiquetas de tu blog dicen mucho mas de lo que piensas de tu SEO

 

Conclusión

Después de estos ejemplos, espero que veas de forma más clara que una estrategia SEO para mejorar nuestro posicionamiento puede adoptar muchas identidades, llegando incluso a alcanzar con sus tentáculos a las etiquetas y categorías de nuestros blogs.

Si me permites como humilde consejo, te animo a cuidar la salud SEO de tus etiquetas para evitar sufrir de esa enfermedad conocida como “fiebre del mal posicionamiento por falta de estrategia SEO”.

Me gustaría saber algo, ¿están las etiquetas de tu blog optimizadas o las has elegido al azar sin consideraciones previas?

Puedes dejar tus comentarios al final de este artículo.

Gracias.

 

Alicia Rodríguez es Editora de contenidos en español de SEMrush. Además, es Community Manager, copywriter y responsable de la gestión de Twitter Chats en #SoMeChatES.

 

Guía 2017 SEO para tu Marketing de Contenidos

 

Tags: SEO & SEM



¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!